Etiquetado: Zelensky Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • mesmontse 11:30 pm el 22 July, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , Zelensky   

    ASÍ ENVÍA ZELENSKY AL FRENTE A LOS CIVILES MOVILIZADOS: Sin equipo, sin preparación, sin comida, sin jefes, sin órdenes 

    Desde la República Popular de Lugansk, las tropas de Kiev que se van rindiendo ante las fuerzas rusas o las de las Repúblicas Populares, relatan cómo han sido enviados al frente, una vez arrancados de la vida civil por los decretos de movilización del presidente Zelensky. A veces arranca de sus familias hasta a dos generaciones : padre e hijo. Hay taxistas, trabajadores de la construcción, autónomos. Con los recientes decretos de movilización que incluyen a personas hasta de 60 años, pronto podría haber hasta tres generaciones de civiles enviados al frente. Así fue en la Alemania nazi: en los cementerios de muchos pueblos alemanes se puede comprobar que murieron hasta tres generaciones, y hasta cinco varones, de una misma familia durante la guerra. A Zelensky sólo le falta decir aquello que dijo el Führer cuando los militares le rogaron que ordenara rendirse para salvar al pueblo alemán: «Que se jodan, si no supieron ganar la guerra no merecen ser salvados». Es de esperar que Zelensky no escape -de ninguna manera- a la rendición de cuentas que le debe al pueblo ucraniano.

    A los civiles movilizados por Kiev, los entrenan con más discursos que preparación militar, los equipan como si fueran soldados de la primera guerra mundial -o tal vez peor- y los abandonan en cualquier posición sin comida, sin órdenes, sin jefes.

    Kiev no pone interés en el intercambio de prisioneros. Hace semanas Rusia informaba que hay unos 8.000 efectivos ucranianos capturados y salvo los que están siendo investigados por crímenes de lesa humanidad, muchos podrían ser intercambiados por los prisioneros rusos. Kiev afirma tener 600 militares rusos capturados. Es obvio por qué Kiev no tiene ningún interés en que sus civiles movilizados vuelvan a sus localidades de origen: para que no cuenten la realidad.

    Revelaciones de prisioneros de guerra ucranianos

    Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa

    RIA NOVOSTI
    (República Popular de Lugansk).- Los militares ucranianos continúan rindiéndose. Los heridos son enviados primero a hospitales, el resto, temporalmente, a instituciones especiales. Ria Novosti, informa sobre las condiciones en las que viven y lo que dicen.


    Las ‘hábiles’ tácticas de los mandos militares ucranianos

    Viktor Vorobyov depuso las armas el 25 de marzo. Tiene 23 años. Se alistó en el ejército ucraniano para ganar dinero porque su familia tiene dificultades económicas. Por el servicio en la zona de guerra en la primera línea, se cobra más de 1.100 dólares por mes.

    Terminó en la brigada 53 del segundo batallón del pelotón de reconocimiento. En diciembre de 2021, fueron enviados a Volnovakha. La sede estaba en la ciudad detrás de la estación de autobuses.
    «No nos pusieron al día. Sólo cumplimos con nuestras tareas. Es decir, recopilamos información sobre el enemigo. Descubrimos qué brigadas eran, quién era el comandante, qué personal, con qué estaban armados», dice Víctor». [N. de la E.: Volnovakha está en la Rep. Popular de Donetsk, en esa fecha (diciembre de 2021) sólo estaban las milicias populares, no habían entrado las tropas rusas. El hecho de que Kiev enviara un pelotón de reconocimiento, confirma que tenían planeado lanzar un asalto a las República Populares, violando definitivamente todos los acuerdos que se habían alcanzado en 2014].

    A fines de febrero, Vorobyov y sus colegas estaban en Novognatovka. Parte de los militares permanecieron en el pueblo. Durante la retirada, el comandante del batallón ordenó abrir fuego contra instalaciones y contra civiles. El comandante les dijo que el ejército de la Rep. Popular de Donetsk se acercaba y «antes destruiremos a muchas personas y equipos», Víctor baja la vista cuando refiere estos hechos.

    El batallón tuvo grandes pérdidas. El comandante prometió evacuar a los soldados al Dnieper y de allí al cuartel general, en la región de Dnepropetrovsk. «De hecho, nos retuvieron un par de días en la ciudad y luego nos devolvieron al mismo sitio, de hecho, con engaño. Además, nos dejaron justo en el centro de Volnovakha, en la estación de policía», dice el prisionero. La razón es simple: un asentamiento se considera bajo control siempre que el edificio administrativo esté ocupado. [Nota de la E.: con este tipo de «trucos» es como Kiev engaña a Occidente sobre los territorios que controla]

    «No cavaron [trincheras] en el campo, porque [dijeron que] inmediatamente nos cubrirían con la artillería. Se creía que es más fácil resistir que en la ciudad, porque no siempre llega un contra-ataque», explica Víctor sobre las tácticas de los mandos ucranianos.

    «Enviaron un batallón movilizado sin experiencia, sin chalecos antibalas, sin placas protectoras, sin cascos, y sólo dos cargadores por ametralladora. Y al frente. Éramos tres mil personas. Cuando salimos de Volnovakha, solo quedaban seiscientas».

    Se retiraron al pueblo de Nikolskoe. El puente fue volado por zapadores. El comandante del batallón ucraniano aseguró a sus soldados que las fuerzas de las Repúblicas Populares no pasarían por aquí de ninguna manera.

    «Pero los combatientes de la RPD atravesaron las defensas desde el flanco izquierdo. Se produjo una batalla. Teníamos NLAW, [misiles antitanque británicos] que nadie sabía cómo usar. No pudimos lanzar el Javelin [misil antitanque estadounidense]. Los sobrevivientes, unas 200 personas, comenzaron a retirarse. Pero al día siguiente, otros 400 combatientes fueron enviados al batallón con órdenes de asaltar [a las tropas de las RPD]

    «Estábamos indignados. No teníamos equipo ni municiones. ¿De qué tipo de ofensiva podemos hablar?». Víctor decidió irse, aun dándose cuenta de que por esto (desertar) en Ucrania enfrenta hasta 25 años de condena. «No quiero pelear. El dinero no vale la pena».

    Un teniente mayor ucraniano desobedeció la orden de llevar a los recién reclutados al frente

    El teniente mayor Yuri Zakopets fue capturado el 8 de mayo. Comandó un pelotón de la brigada mecanizada 24 de las Fuerzas Armadas de Ucrania, luchó en el batallón de defensa territorial «Donbass». [Los batallones de defensa territorial se formaron con civiles reclutados por Kiev]. Recibió el grado III de la Orden Ucraniana «Por Coraje» y la medalla «Defensor de la Patria». Llegó a hablar en una reunión solemne en el Parlamento ucraniano el Día de la Constitución. Aunque asegura que no aspiraba a ascender en el escalafón profesional. A fines de febrero, estuvo en la ciudad de Zolote [en la Rep. Popular de Lugansk], luego lo enviaron a la guardia fronteriza en Krasny Liman [en la Rep. Popular de Donetsk] para defender los puestos de control. «Nos paramos debajo de la ciudad. Ocupamos gasolineras abandonadas, cavamos trincheras y más trincheras».

    En abril, cuando la situación escaló, le encomendaron llevar a los movilizados [a los civiles que están siendo movilizados por Kiev] al frente.

    «No están entrenados. Sin cascos, ni chalecos antibalas. Les entregaron una ametralladora, cuatro cargadores; una vieja bolsa soviética, y adelante. Los muchachos estaban moralmente deprimidos, los enviaron a los puestos y luego, de repente, como carne de cañón, decidieron arrojarlos a una muerte segura».

    Yuri se negó a obedecer la orden. Fue removido del mando y transferido a un batallón que estaba estacionado cerca de Popasnaya [en la Rep. Popular de Lugansk]. «Hubo batallas poderosas. Entendí que me habían dado un boleto de ida», continúa el teniente mayor. Logré irme de vacaciones durante 15 días. Traté de transferirme como profesor en la Academia de las Fuerzas Terrestres. Me lo negaron. Regresé al frente a principios de mayo.

    «Tenía la esperanza de que nuestra brigada se retirara. Hubo grandes pérdidas en Popasnaya. Pero nadie ordenó la retirada”, continúa Zakopets. «De qué vale la palabra de un oficial si el comandante de la brigada recibió estrellas como Héroe de Ucrania. Por ejemplo, en el batallón faltaba el 70 por ciento del personal (por muertes, heridos, y desaparecidos) y oficialmente no se permite combatir con más del 30 por ciento de pérdidas.

    Para compensar las pérdidas, enviaron gente de los batallones de defensa terreritorial. El 8 de mayo, Yuri fue enviado a Kamyshevakha, en el área de Popasnaya, para colocar allí guardias fronterizos. Aunque los exploradores no inspeccionaron la zona, el comandante del batallón les aseguró que “allí hay gente amiga”.

    «Llevamos a cabo un reconocimiento. Caminamos a lo largo de un campo y nos topamos con las posiciones de los soldados rusos. Los tomamos como nuestros, y ellos también se confundieron igual que nosotros. Miramos más de cerca: las cintas son blancas. Las posibilidades de éxito si abríamos fuego eran cero. Éramos pocos, ellos eran muchos más. Decidí salvar la vida del personal y deponer las armas”, dice.

    «Estamos listos para testificar contra los crímenes del alto mando militar ucraniano»

    No se queja de las condiciones en cautiverio. «Al contrario, me sorprendió la actitud [de los rusos]. Esperaba algo completamente diferente. No golpean, no intimidan, nos alimentan bien. Quiero decirles a mis compañeros: confíen menos en la televisión, piensen con su cabeza. Y no se olviden de la familia: los pensamientos sobre los familiares pueden salvar vidas «, dice Yuri. «Hay mucho apoyo en este momento. Y estamos listos para testificar en el tribunal contra los crímenes del alto mando militar [ucraniano]».

    Espera volver a casa. Si bien es demasiado pronto para hablar de ello, porque todavía está bajo estrecha observación. Se abrió una causa penal contra algunos de sus compañeros de la Brigada 24 en virtud de la primera parte del artículo 356 del Código Penal (malos tratos a la población civil, uso de medios y métodos de guerra prohibidos en un conflicto armado). Según el Comité Investigador, del 11 al 12 de junio, cuatro de ellos dispararon contra bienes de carácter civil con armas de grueso calibre.

    Nuestros muchachos mueren por nada, dice un obrero de la construcción movilizado por Zelensky

    Yuri Tverdokhleb, trabajador de la construcción movilizado por Zelensky

    Los hermanos Dmitry y Yuri Tverdokhleb, taxista y trabajador de la construcción en la vida civil, fueron movilizados por Kiev el 5 de marzo. Los asignaron a la Guardia Nacional. El comandante aseguró que su tarea era permanecer en los puestos de control en la región de Dnepropetrovsk.

    «Hicimos el llamado ‘Curso de un joven luchador’ durante un mes. Realmente no enseñaron nada. Nos enseñaron a disparar en 10 rondas de tiro y explicaron cómo desarmar la ametralladora. Eso fue todo. No estábamos listo para la batalla». «Pero de lo que hubo más que suficiente, fueron los discursos patrióticos. Todos dijeron cómo lucharíamos valientemente», dijo Dmitry.

    Después fueron llevados a la región de Donetsk. Y desde allí, en medio de la noche, hasta Rubizhne (Rep.Popular de Lugansk). «No entendíamos quién conducía. Dos más fueron enviados con nosotros, un padre y un hijo. En el lugar nos recibió un hombre que se presentó como el principal en el puesto, con las palabras «bienvenidos al infierno». Me ordenó que nos turnáramos en el trabajo. Y luego simplemente se fue», recuerda Yuri.

    No recibimos órdenes ni instrucciones. No se entregaron raciones de comida. Sólo teníamos lo que conseguimos comprar el día anterior: un par de berenjenas, agua, dos latas de guiso, unos patés. Los comandantes no se pusieron en contacto, no teníamos claro qué hacer.

    «Los nuevos fuimos enviados directamente al frente. El equipo: un rifle de asalto Kalashnikov, cuatro cargadores. Y eso es todo. Simplemente nos dejaron a merced del destino», agrega Yuri. En ese momento, lo combates ya habían comenzado en las afueras de la ciudad.

    El primer día, el 7 de abril, se escondieron en un sótano; no podían salir, la artillería estaba atacando. Rápidamente fueron rodeados, no esperaban ayuda de nadie. Los hermanos, junto con sus compañeros, se rindieron.

    «Normalmente nos daban la bienvenida [las tropas de las Repúblicas] , nos daban raciones de comida y cigarrillos. No esperaba esto”, admite Yuri. “Nuestros muchachos mueren por nada. Por las ambiciones de alguien. Las familias pierden el sostén familiar, las ciudades son destruidas. Termínenlo».

    Dmitry y Yuri están en un lugar seguro. Los hermanos sólo se vieron un par de veces durante ese tiempo. «Pero estamos seguros», dicen.

    «En esa situación, rendirse es la única opción»

    El trabajador autónomo Aleksey Bendas, al igual que los hermanos Tverdokhleb, también fue enviado al frente, aunque prometieron mantenerlo en la retaguardia. Sirvió en la Guardia Nacional.

    «A mí y a otros seis nos llevaron a posiciones cerca de Stakhanov (Lugansk) a fines de febrero. No teníamos ninguna instrucción sobre qué hacer», dice un chico de veinte años. «Cuando los tanques se movieron hacia nosotros, corrimos hacia el bosque».

    Después de un par de días los llevaron a Lisichansk (en Lugansk). «Prometieron que volveríamos a casa, pero al final me trasladaron a Rubizhnoye por la noche. Estábamos rodeados, escondidos en el sótano. Decidimos por unanimidad rendirnos. Yo personalmente no me arrepiento para nada. En esta situación, esta es la única opción”, enfatiza el soldado.

    Ucrania no tiene prisa por llevarse sus prisioneros y sabotea el plan de intercambio

    La Comisionada de Derechos Humanos de la República Popular de Lugansk (RPL) , Victoria Serdyukova, asegura que las condiciones de detención de los presos “se ajustan a los principios y normas del derecho internacional humanitario”. Se les proporciona toda la asistencia necesaria, incluida la atención médica.
    Los que cometieron crímenes de guerra serán juzgados en virtud de artículos penales. El resto será intercambiado.

    «Ucrania no tiene prisa por llevarse a sus prisioneros de guerra y sabotea los planes de todas las formas posibles. Las Repúblicas Populares, están listas para cambiar a todos por todos, excepto a los que están bajo investigación», aclara Serdyukova. «Los familiares del ejército ucraniano se quejan de que su gobierno no brinda información sobre la condición y ubicación de los capturados».

    Uno de los últimos intercambios importantes tuvo lugar el 29 de junio – 144 x 144.

    «Vi algunos [de los prisioneros rusos liberados]. Hablaron de condiciones inhumanas. Fueron sometidos a presión fisica, moral y psicológica: llegaron con fracturas, hematomas, puñaladas», dice Victoria Serdyukova. Incluso llegaron a condenar a algunos [soldados rusos] por algunos motivos rebuscados. Sin juicio, el veredicto fue leído a distancia. Y al final advirtieron que la próxima vez «no los llevarán vivos», les dicen, que quedarán como «desaparecidos».

    Las autoridades de la RPL y la RPD, están pidiendo a los soldados de las Fuerzas Armadas de Ucrania que depongan las armas: hay instrucciones en las redes sociales sobre cómo abandonar legalmente las posiciones, evitando el enjuiciamiento penal en su propio país. Se recomienda grabar un video explicando por qué es imposible cumplir con la orden del comando.

    «Al salir del área de combate, mantenga sus armas personales sin sujetar cargadores. Deje las armas pesadas», dice el canal oficial de las Rep. Populares.
    Y agregan:»cuando se reúna con unidades de los ejércitos de Rusia, la RPD o la RPL, debe levantar las manos, y mostrar un paño blanco. Esto es lo que ya han hecho los militares de las brigadas 115 y 56 y el Batallón Nacional Azov, que se había parapetado en la planta de Azovtal. Los militares de las Repúblicas Populares tienen cada vez menos dudas de que otros pronto seguirán su ejemplo.

     
  • mesmontse 3:56 am el 6 June, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , Zelensky   

    GUERRA EN UCRANIA: Zelensky obedece a una agenda anglo-polaca mientras crece el descontento militar 

    ¿Es posible un golpe militar en Ucrania?

    SERGEY MARZHETSKY / TOPCOR RU

    Recientemente, las noticias del conflicto entre el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania y el Comandante Supremo Zelensky han aparecido profusamente en los medios de comunicación rusos y ucranianos. Se habla casi de un golpe militar en Kiev. ¿Es realista todo esto? ¿Esta situación favorecería a Moscú de alguna manera?

    El presidente [de Bielorrusia] Lukashenko dio más motivos para hablar del tema cuando declaró:
    «En Ucrania, según mis datos, ha comenzado un grave conflicto entre Zelensky y el ejército ucraniano … los militares, como nadie, entienden cómo es el conflicto con Rusia. Los militares mueren. Saben hasta dónde llegan sus capacidades y hasta dónde pueden luchar. Y no podrán luchar más. Además, Rusia cambió de táctica..»

    Unos días antes, Alexander Grigoryevich habló sobre la exitosa operación del KGB bielorruso, que pudo rescatar a sus ciudadanos cautivos en Ucrania. Es decir, los servicios especiales de la República de Bielorrusia trabajan sobre el terreno y toman el pulso a la situación.

    ¿Cuál es el conflicto entre el liderazgo militar y el político en Kiev?

    La raíz del problema es que después del Maidan en 2014, Ucrania perdió su soberanía y quedó completamente bajo control externo. Inicialmente, los estadounidenses y los europeos estuvieron todos juntos, pero ahora la voz cantante la llevan los británicos -a quienes Washington puso incluso por delante de sí mismo- y los polacos, como un prometedor toro de lidia antirruso, son utilizados por Londres.

    Es este factor el que determina la esencia del conflicto interno ucraniano, en su parte superior.

    El ejército profesional considera que su tarea es la protección de la integridad territorial de su Estado. Pero los tutores extranjeros que dan órdenes directamente al presidente-marioneta Zelensky ven la guerra de Ucrania con Rusia de manera diferente.

    Londres y Washington diseñan las tácticas de las fuerzas armadas de Ucrania de tal manera que logren el daño máximo posible a las fuezas armadas de la Federación de Rusia, y causen la máxima destrucción en la infraestrucura de los territorios donde han entrado los militares rusos [N. de la E.: además son los territorios de las Repúblicas «rebeldes», y regiones con población que políticamente no es fiable para Kiev, por lo tanto, el objetivo es dejarles una tierra arrasada].

    Órdenes militares sin sentido: Zelensky cumple una agenda anglo-polaca

    La vida de los ucranianos no les importa. Varsovia también está interesada en debilitar a las fuerzas armadas de Ucrania, lo que simplificaría su tarea para entrar al oeste de Ucrania como parte de una «misión de mantenimiento de la paz». De ahí el conflicto entre el presidente Zelensky, que transmite las órdenes de la agenda anglo-polaca, y los militares.

    Es imposible explicar desde un punto de vista militar, el sin sentido de ordenar a las fuerzas armadas de Ucrania intentar tomar la Isla de Serpiente, aferrarse a Mariupol hasta el final y estacionarse en Severodonetsk.

    Hace unos días se supo de la orden del Comando ucraniano de la retirada del caldero de Lisichansk-Severodonetsk [ciudades de la República Popular de Lugansk], que se estaba formando rápidamente [es decir, iban a quedar rodeados por el enemigo], pero luego las fuerzas armadas ucranianas recibieron exactamente la orden opuesta, y se fortaleció la aglomeración de tropas en esa posición. Esto no tiene sentido, salvo morir «heroicamente» en las ruinas de las ciudades, llevándose consigo a los civiles que no dejaron o no pudieron ser evacuados.

    Los tutores de Zelensky usan las fuerzas armadas de Ucrania como carne de cañón. Esta es la esencia del conflicto. El ejército ucraniano entiende que están guiados para hacerse matar por el ejército ruso. Y los ultra nacionalistas y nazis ucranianos ven que la unión recientemente sellada entre Kiev y Varsovia puede conducir a la pérdida no ya del sudeste, sino también del oeste de Ucrania, que finalmente se irá a Polonia.

    En los medios de comunicación ucranianos, aparece activamente el Comandante en Jefe Valery Zaluzhny, que se presenta como la figura de un comandante paternalista en oposición con el presidente Zelensky, un incompetente en asuntos militares. ¿Significa esto que se planea un golpe, como la «conspiración de los coroneles» en el Tercer Reich, cuando militares del ejército alemán de alto rango intentaron derrocar a Adolf Hitler, que llevaba al país a una inevitable derrota? No.

    Una conspiración interna contra Zelensky pudo motivar el movimiento de tropas rusas hacia Kiev

    A primera vista, este escenario sería preferible para Rusia. Supongamos que los generales y los propios coroneles ucranianos derrocaran a Zelensky, y al darse cuenta que no tiene sentido seguir resistiendo, fueran al cese de las hostilidades y al acuerdo con Moscú. Se puede recordar la llamada del presidente Putin [a los militares ucranianos] a tomar el poder; así como los rumores sobre la existencia de una cierta «quinta columna» en Kiev, por la cual las fuerzas rusas realizaron el avance hacia la capital ucraniana.

    Pero, por desgracia, todo no es tan simple. Debe tenerse en cuenta que los servicios de inteligencia británico-estadounidenses controlan estrechamente todas las esferas de la vida sociopolítica en el oeste de Ucrania. La revolución desde arriba, si el Kremlin realmente apostó por ella, fue suprimida por ellos. Eso puede estar conectado con que tal vez no protagonizara por su cuenta, esa huida de alto riesgo, de su arresto domiciliario, el político Víktor Medvedchuk [líder de la segunda fuerza parlamentaria],a quien se le habría asignado el papel se asumir el gobierno [en caso de triunfar el golpe contra Zelensky], pero rápidamente fue capturado y encarcelado [por la intervención de la inteligencia británica].
    El propio presidente Zelensky está custodiado [por los servicios occidentales].

    Occidente ya tiene el recambio de Zelensky

    Todos los militares ucranianos de alto rango están sin duda localizados, y sus mínimos susurros deben estar cuidadosamente registrados. Bajo supervisión, también están las familias de generales y coroneles, que vienen a ser rehenes. Seguramente algunos de ellos tendrán su propio refugio preparado en algún lugar de Occidente en forma de bienes raíces y cuentas bancarias engordadas «con el sudor de su frente», que no querrán perder. Sí, pero ¿y si son juzgados en caso de derrota? Y no olvidemos que los medios de comunicación ucranianos, que ahora se hacen eco de la voz del Comandante en Jefe que está tan enojado, también están estrechamente controlados por los servicios de inteligencia occidentales. Entonces, ¿por qué le dan espacio? Quizás para tener listo el recambio de Zelensky.

    Cuando el actual presidente cumpla la tareas que se le han mandado, se hará pública su adicción a las drogas, se lo acusará de todos los errores militares, de la pérdida del sudeste y de la entrega de las regiones occidentales del país a Polonia. Entonces, será reemplazado por el popular general Zaluzhnaya, que tendrá que continuar con fuerzas renovadas la lucha contra «los orcos rusos».

    En general, un golpe militar en Kiev no dará nada bueno a Rusia. Pero Moscú puede trabajar para dividir a las fuerzas armadas desde adentro, aplastándolas no sólo en el campo de batalla. Actualmente, en los territorios ya liberados de las regiones de Kherson y del sur de Zaporizhzhya, la vida está recomenzando mejor, y la comparación con lo que está sucediendo en el resto de las regiones [de Ucrania], no sale a favor de estas últimas. En la perspectiva a mediano y largo plazo, puede ser un muy buen desmotivador para los ucranianos.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar