Etiquetado: Mariupol Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • mesmontse 10:17 pm el 24 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , Mariupol   

    PRIMEROS VIDEOS DE LOS TÚNELES DE AZOVSTAL TRAS LA LIBERACIÓN DE LA PLANTA 

    Caviar rojo para los líderes del batallón Azov

    VIDEOS entrando a este enlace y a este

    En el primero, se ve la entrada del corresponsal militar de Izvestia, Valentin Trushnin, a la ciudad subterránea de la planta, en la que los grupos del Azov se escondieron durante un mes.
    En el segundo enlace, se pueden ver las imágenes de la cámara del casco de los zapadores rusos que entraron a la planta de Azovstal liberada, a desmontar las trampas explosivas que dejaron las fuerzas ucranianas y otro video corto del corresponsal Trushnin dentro de las catacumbas, como llaman los rusos a esta enorme construcción subterránea de tiempos de la URSS. [No es algo raro, de hecho, este tipo de instalaciones existen en otras localizaciones donde hubo centros industriales o estratégicos que la URSS consideró necesario proteger junto con los trabajadores de los mismos].

    Los militantes ucranianos colocaron trampas con minas antipersona alrededor de todo el perímetro de Azovstal, así como en talleres y otras instalaciones del complejo metalúrgico. Los técnicos explican que pueden estar en cualquier lado: ocultas en la hierba, en el camino bajo las piedras, camufladas como basura, en las reservas de agua y alimentos abandonados (parte de los alimentos que tenían permanecieron intactos). Según los pronósticos de los expertos militares se tardará entre dos semanas y un mes en limpiar de minas la planta.

    En el quinto canal de la televisión rusa el corresponsal de guerra Trushnin, explicó que en el video: “El espectador verá corredores confusos y galerías antiguas. El alcance de las catacumbas bajo Azovstal es realmente impresionante. Los periodistas, con una guía, tardaron aproximadamente media hora hasta llegar al lugar donde se instalaron los militares ucranianos. Y aún tardaron más, antes del descenso a la ciudad subterránea». El periodista dijo que es fácil perderse en las catacumbas, porque muchos corredores aún no se han explorado. Algunos túneles son tan largos que las linternas no pueden iluminarlos por completo. Los ucranianos, para no perderse, marcaron los caminos con cartuchos e incluso con migas de pan. [El complejo Azovstal tiene unos 11 kilómetros cuadrados de superficie, hay 41 talleres, 80 locales grandes, y una ciudad subterránea de entre 5 a 7 pisos].

    Por otra parte, el medio RUS ONLINE, informa lo que reveló el fundador del batallón popular Vostok de la República Popular de Donetsk, Alexander Khodakovsky, en una entrevista en televisión. Khodakovsky dijo: “Encontramos teléfonos satelitales con etiqueta de la OSCE. Según tengo entendido, incluso en el proceso de evacuar a los civiles [que el Azov había capturado como rehenes], el contacto entre la OSCE y las fuerzas ucranianas que estaban en Azovstal, fue posible debido a que Elon Musk proporcionó servicios de Internet satelital, y la OSCE les dio los medios de comunicación”, dijo Khodakovsky. «¿Los mismos que se suponía que debían observar la organización de los corredores humanitarios, en lugar de observar proporcionaron a los nazis medios de comunicación?», pregunto el periodista. “La participación en la provisión de comunicación por parte de representantes de una estructura neutral es una violación de los principios de la existencia de esta organización ”, respondió el comandante [Alexander Khodakovsky]. “Es decir, la OSCE realmente se puso del lado de los militantes ucranianos y les proporcionó medios, y no sólo para las negociaciones, sino que también ayudaron a llevar a cabo hostilidades. Porque en estos teléfonos satelitales recibieron información no sólo de cómo rendirse ”, señaló el entrevistador.

    «Absolutamente, esta es una complicidad inequívoca de esa estructura internacional supuestamente neutral con una de las partes participante en hostilidades», confirmó Khodakovsky.
    Y mostró uno de los dispositivos encontrados en su página de internet. “Todos estos años, nosotros sospechamos de la OSCE, que ayudaba al enemigo. Estábamos seguros de que sus cámaras, abundantemente dispersas a lo largo de la línea de contacto del frente, supuestamente para controlar el alto el fuego [desde 2014], en realidad transmitían información al enemigo.

    Teléfono satelital encontrado en Azovstal. Foto © Telegram / Alexander Khodakovsky

    Aquí hay una evidencia innegable del compromiso de la OSCE: un teléfono satelital hallado durante la inspección de Azovstal ”, comentó Khodakovsky sobre la fotografía.

    En otra nota, RUS ONLINE comenta las imágenes tomadas por el corresponsal de Izvestia en su recorrido por los túneles de Azosvtal donde se escondían las fuerzas ucranianas: «El video muestra la sala en la que vivían los líderes del regimiento nazi Azov, los llamados «Kalyna», «Volyna» y «Radis» . Se ve una pequeña habitación separada, cerrada por una cortina. Se ve el muro de fondo, donde grababan los videos.
    La mesa de los líderes del Azov también merece una atención especial, aun había una lata de caviar rojo con una cuchara en el interior y leche condensada». Al parecer, alguno de ellos dejó escrito: «Tengo caviar y tengo que rendirme».

    Según declaró a LIFE RU un veterano de la Unidad Alfa de lucha antiterrorista rusa, si bien seguramente los escondidos en Azovstal, antes de rendirse destruyeron la evidencia más valiosa de sus acciones contra la población del Donbass, es probable que se desentierre algo importante. Había más de dos mil personas, el territorio es muy grande, había falta de unidad entre el Azov y las fuerzas armadas, y podrían haber dejado algo en los sótanos. Porque se olvidaron de destruirlo o no lo encontraron, dijo el experto.

    El corresponsal de Izvestia visitó los bunkers en la planta metalúrgica Azovstal


    El corresponsal de guerra del canal de televisión de Izvestia, Valentin Trushnin, mostró cómo se ve la entrada a la ciudad subterránea de la planta, donde los miembros del Azov se escondieron durante un mes. El periodista dijo que el aire aun huele a quemado, ya que antes de dejar la fábrica, los ucranianos hicieron explotar las armas. Trushnin también mostró cómo se organizaba la vida de los ucranianos.

    “Hay un túnel, y aquí hay otro túnel. Aquí hay refugio antibombas, cuando había grandes bombardeos, descendían allí ”, mostró el ejército al periodista. Hay zonas donde los zapadores rusos aun no pasaron [y el periodista no puede entrar], pero se pueden ver uniformes ucranianos abandonados.
    “Tenían un generador grande aquí. Mira lo que se les ocurrió, usaron 4 baterías de tanque. Lo más probable es que los teléfonos fueran cargados aquí, y utilizados para tener comunicación ininterrumpida ”, mostraron los militares rusos.

    Los ucranianos tenían su propio sistema de ventilación. Se encontraron muchos productos y agua: era posible estar aquí durante mucho tiempo. Las granadas, y abundante munición se observan desparramados por doquier. [N. de la E.: quiere decir que podrían haber permanecido sin rendirse mucho tiempo más, complicando a Rusia el final de la Operación, porque esta ciudad subterránea está hecha a prueba de ataque nucleares, con capacidad al menos para 40.000 personas. Tenían mucho espacio, generadores, sistemas de ventilación, agua (pero a los rehenes les hicieron pasar sed); comida, muchísima munición, teléfonos satelitales, y unas jeringas llenas de un «polvo blanco misterioso» (que espero que los rusos analicen los próximos días y nos revelen su composición ,mientras tanto queda abierto a la imaginación del lector). La lección que podrían extraer muchas naciones es que no se puede confiar la defensa militar a mercenarios, ni al propio ejército cuando va a la guerra por encargo de una potencia extranjera].

    Desde la calle, el grupo de filmación de Izvestia vio humo. Justo en el lugar donde los ucranianos tenían un almacén. En esa hoguera los miembros del Azov antes de rendirse quemaron todo lo que podía tener algo de información.

    En uno de los bunkers se encontraron tubos del misil guiado antitanque británico NLAW. Los militantes ucranianos lo rellenaron con TNT. En otra habitación, los zapadores encontraron jeringas llenas de un polvo blanco desconocido [que se pueden ver claramente en uno de los videos].

     
  • mesmontse 10:04 pm el 20 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , Mariupol   

    LA BATALLA POR MARIUPOL: Documental 

    Entrando a este enlace se puede ver el video (puede tardar un poco pero funciona)

     
  • mesmontse 3:17 am el 18 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Mariupol   

    MARIUPOL LIBRE – LA RENDICIÓN EN AZOVSTAL DE LAS FUERZAS UCRANIANAS: Había 2439 

    ACTUALIZACIÓN 22.05.22. Zelensky no quiere los prisioneros de Azovstal. El Ministerio de Defensa de Rusia mostró un video con la inspección de los rendidos: se observan tatuajes de variada simbología nazi y también satanista. Entre las fuerzas ucranianas rendidas en la planta metalúrgica de Azovstal hay ciudadanos extranjeros. Más información: ver nota.

    ACTUALIZACIÓN 21.05.22. Se capturaron 2439 miembros de Azov y personal militar de las fuerzas armadas ucranianas. El Ministerio de Defensa ruso informó que el «territorio de la planta metalúrgica de Azovstal» en Mariupol está completamente liberado.El departamento militar señaló que las estructuras subterráneas en las que los militantes estaban ocultos pasaron bajo el control total de las fuerzas armadas rusas. El comandante del batallón nazi Azov, tuvo que ser retirado tras su rendición en un vehículo blindado especial, debido al deseo de represalias de los residentes de Mariupol contra él por las numerosas atrocidades. Las fuerzas rusas se preparan ahora para destruir a los batallones radicales restantes.

    Un soldado de la Policía Popular de la República de Lugansk examina el material encontrado. Foto © Tass / Alexander Reka

    ACTUALIZACIÓN 20.05.22: Ya se han rendido 1908. Entre ellos, salió de la planta de Azovstal para rendirse al ejército ruso, el comandante de la 36ª Brigada del Cuerpo de Marines de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Sergey Volynsky, alias » Volyna». Se lo considera uno de los líderes más peligrosos de los ultras ucranianos, cercano a la ideología del Azov. «Volyna» escribió cartas a personalidades mundiales pidiendo soporte «para salvar a la gente de Mariupol» [supuestamente de los soldados rusos y de los milicianos de la propia región], entre otros, se dirigió al Papa Francisco, y a Elon Musk. A este último le rogó que hiciera «lo imposible» para ayudarlos a escapar de los sótanos de Azovstal. El actual comandante del Azov (formación catalogada como terrorista en la Federación de Rusia) Denis Prokopenko, alias «Radis», también salió de la planta de Azovstal y se rindió.

    ACTUALIZACIÓN 19.05.22: A día de hoy, ya se han rendido en total 1800 miembros de las fuerzas armadas ucranianas que estaban escondidos en la planta de Azovstal, anunció Alexander Khodakovsky, responsable del batallón Vostok, de la Milicia del Pueblo de la República Popular de Donetsk. «El flujo [de los que salen] se debilita, pero no se agota», dice Khodakovsky. Hasta el comandante del Azov, Svyatoslav Palamar, alias «Kalina»,salió de los sótanos. El batallón Azov está considerado en Rusia una organización terrorista fuera de la ley. «Kalina» era muy activo subiendo videos a las redes sociales desde los sótanos, donde disfrutaban de conexión de internet gracias a los satélites de Elon Musk. A «Kalina» le esperan los tribunales. El Ministerio de Asuntos Internos de Rusia puso en la lista de buscados a otros comandantes del batallón Azov.

    MIENTRAS TANTO EN OCCIDENTE… Los medios hablan de «el triunfo moral de los refugiados en Azovstal» y Zelensky se atribuye la salida de los escondidos en los sótanos a un triunfo de sus gestiones. La realidad es que los militares ucranianos grabaron un video antes de rendirse, explicando que el liderazgo militar y político de Ucrania los engañó repetidas veces y los dejó abandonados. Con quienes han negociado los militares ucranianos de los sótanos es con las fuerzas rusas quienes les garantizaron que salvarían sus vidas y los heridos recibirían atención médica.

    La caída de la sitiados: la guarnición escondida en Azovstal salió con la bandera blanca

    La sociedad ucraniana se está preparando gradualmente para el hecho de que las unidades militares bloquedas en Mariupol serán capturadas y no regresarán a Kiev.

    LIFE

    El batallón Azov  y la 36ª Brigada en Mariupol

    El 16 de mayo, el comandante del Batallón Vostok de las fuerzas de la República Popular de Donetsk,  Alexander Khodakovsky, informó que un grupo de militares ucranianos había dejado el complejo de Azovstal con una bandera blanca. A última hora del mismo día 16 [hora de Moscú] se supo que unos 300 militares ucranianos salieron de la planta metalúrgica. Unos 50 de ellos estaban gravemente heridos

    La primera en rendirse fue la 36ª Brigada de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que anteriormente fue comandada por el coronel Vladimir Baranyuk.[N. de la E.: de cuya muerte en combate, sus compañeros responsabilizaron a los errores en la inteligencia proporcionada por los asesores estadounidenses].  En total, poco más de 2.200 personas pueden estar en el complejo industrial Azovstal, incluida la policía, la Guardia Nacional, varias divisiones del ejército ucraniano y el regimiento Azov, que es formalmente parte de la estructura de la Guardia Nacional de Ucrania.

    «Tomen y viertan cemento»

    Anteriormente, el 11 de mayo, milicianos de las  fuerzas de la República Popular de Donetsk descubrieron y bloquearon a continuación, un túnel, a través del cual los militares ucranianos bloqueados intentaron abandonar la planta metalúrgica de Azovstal. Incluso entonces estaba claro, que este no sería el último intento de escapada de los azovstali (así llaman en Mariupol a los parapetados en los túneles) de los sótanos. Probablemente, los nazis y los militares de las fuerzas armadas ucranianas encerrados en la planta, todavía tenían pequeñas aperturas al exterior que intentarían usar, pero los expertos militares señalaron que su situación no mejoraría radicalmente por ello.

    Los medios de comunicación occidentales continúan publicando materiales en los que retratan a los azovitas en la planta de Azosvstal como si fueran los 300 espartanos resistiendo en el desfiladero de las Termópilas.

    El veterano de las Fuerzas Especiales Aerotransportadas de Rusia, el teniente coronel en la  reserva Sergei Klyavin, señaló que los 300 militares ucranianos entregados ya se han dado cuenta de toda la inutilidad de la resistencia, y pronto los imitará el resto.

    Anteriormente, el ex jefe de los Grupos Antiterroristas Alfa, coronel retirado Sergey Polyakov señaló, entre todas las formas posibles de tomar Azvostal, la más simple: «vertir cemento» y  cerrar  todas las entradas y salidas del complejo subterráneo de la planta.

    Últimas noticias de los sótanos de Azovstal

    Hasta el lunes 16 de mayo por la noche, se sabe que los 300 militares ucranianos que llegaron a la superficie no es toda la guarnición. Entre el resto de las fuerzas armadas de Ucrania [en los sótanos] y el ejército ruso, hay actualmente comunicaciones por radio. El comandante de las fuerzas de la República Popular de Donetsk, Alexander Khodakovsky,  señaló que es demasiado pronto para hablar sobre los resultados: «Ahora hay una etapa intensa de negociaciones. Fue sólo el primer grupo que salió a la superficie».

    Anteriormente, citando a un ex cabo del ejército británico, el Daily Express informó que al menos tres ex militares británicos estaban encerrados en la planta, dos de los cuales son veteranos de guerra de Afganistán. Se supo que fueron a Ucrania antes del comienzo de la Operación especial con el objetivo de «unirse a las fuerzas ucranianas en el este», pero pronto fueron transferidos hacia el sur para fortalecer al regimiento Azov.

    Con todo, las fuerzas ucranianas [que siguen en los sótanos] finalmente podrían decidir tratar de combatir, ya que parece que la decisión de salir a la superficie, aún no es únanime.

    La principal intriga, según los expertos militares, se concentrará en la salida del último grupo, en el cual tendrán que dejar Azovstal la mayoría de los personajes públicos de este asedio, como los miembros del Azov, Palamar y Prokopenko, así como un comandante de la 36ª Brigada Sergey Volyna, ensamblado a ellos.

    Además de Volyna y una docena de otros miembros de las fuerzas armadas ucranianas, el destino de varios mercenarios extranjeros sigue siendo desconocido. Según datos no confirmados, tres británicos, varios ciudadanos de Canadá, Estados Unidos, Francia, Bélgica y los Países Bajos están en Azovstal. Todavía no están entre los que salieron a la superficie.

    No habrá asalto a Azovstal, pero puede haber un choque armado

    Si los militares ucranianos y los Azov que decidieron no salir, deciden dar la última batalla, entonces las posibilidades de avance de las negociaciones son casi nulas. Según los interlocutores de Life, que están en la zona del cordón de bloqueo, a principios de abril fue cuando los últimos cartuchos para armas pequeñas, les llegaron a los parapetados en los sótanos. Por lo que si los azovitas se atreven a abrirse paso, será con armas pesadas. No creen que usen a los mercenarios extranjeros como escudo humano, pero podría darse esta posibilidad ya que tienen opciones limitadas. No hay civiles en los sótanos de la planta, por lo que el ejército ucraniano no puede esperar otra operación humanitaria en Azovstal.

    El Ministerio de Defensa ruso informa que los soldados ucranianos heridos son llevados a un hospital en Novoazovsk, en la República Popular de Donetsk. No hay datos nuevos sobre los encerrados en los sótanos de Azovstal. Para estas unidades, las condiciones siguen siendo las mismas: o la salida del territorio con la bandera blanca, ya que sus camaradas heridos ya han sido retirados, o destrucción al tratar de abrirse paso. Aún no se conoce qué decisión tomarán, pero el comandante del regimiento de Azov Denis Prokopenko en su último mensaje de video desestimó la implementación de una «decisión aprobada por el comando militar superior» y espera el apoyo del pueblo ucraniano.

    Los heridos escondidos en Azovstal eran para Kiev sólo objetos para propaganda

    Detrás de las fotos de los ahora lisiados se ocultan individuos que han maltratado a los habitantes del Donbass durante muchos años.

    URA RU

    Las formaciones armadas ucranianas que están bloqueadas en la planta de Azovstal están siendo presentados como mártires sin nombre. Sin embargo, son personas reales, algunas de los cuales forman parte de los grupos de ultraderecha de Ucrania.

    Desde 2014, algunos de ellos han estado luchando contra civiles desarmados de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, y otros han entrado en conflictos con las propias autoridades ucranianas.

    En el canal de Telegram «Azovitas» por primera vez en mucho tiempo, han publicado imágenes, no de los líderes, sino de combatientes ordinarios, algunos de los cuales resultaron heridos. Los Azovitas afirman que las imágenes son genuinas y se toman en los bunkers de la planta, y luego fueron transferidas a una publicación de la Fuerza Aérea Británica. Vale la pena señalar que se observa que es el trabajo de un fotógrafo profesional, que ha trabajado con todas las condiciones necesarias para una imagen artística: el color, filtros, composición del marco.

    Las autoridades ucranianas están tratando de mostrar a la opinión pública con estas fotografías,  el sufrimiento de los militares bloqueados en las instalaciones industriales. Según informes no confirmados, entre ellos no sólo hay militantes de la formación Azov, sino también funcionarios de la Guardia Nacional y otras asociaciones. La mayoría de las cuentas militares ucranianas en internet ahora están ocultas o bloqueadas. URA.RU logró descubrir que, además de los líderes del Azov, hay varias personas más en esas fotografías, que han demostrado abiertamente sus puntos de vista extremistas.

    Extremistas de ultraderecha identificados en las fotos publicadas

    Uno de ellos, llamado Egorov, en sus redes sociales publicó fotografías conjuntas con militantes que se han fortalecido desde finales de marzo en los talleres Azovstal. El mensaje principal de las publicaciones es «No nos rendimos». Desde febrero de 2022, ha estado involucrado en hostilidades por las cuales ya se le han abierto varios casos penales en Rusia. En sus redes sociales, incluso antes de la Operación especial de la Federación de Rusia en el Donbass, publicaba mensajes ultras. La mayoría de ellos participaron en enfrentamientos entre ultras y la policía ucraniana. En varias publicaciones, citó al Jefe de Estado Mayor del Cuerpo Nacional -un partido político ucraniano creado sobre la base de la organización pública «Civiles del Cuerpo de Azov- criticando a Vladimir Zelensky.

    El propio Egorov es un veterano del batallón Azov, y jefe de la Célula del Cuerpo Nacional en la región de Donetsk. Egorov es uno de los adherentes más ardientes de las posiciones de ultraderecha. Mediante su trabajo en el partido difunde activamente la ideología ultra.

    Otro, es un tal Fedosyuk. El 24 de febrero escribió en su Facebook: “ Ayer por la tarde regresé al Donbass, la intuición no falló ”. Después de eso, publicó videos e imágenes con militares [rusos, o de la RPD]capturados de cara contra una pared. El 24 de marzo, a través de una red social, llamó a sus colegas a la guerra. “¿Quieres estar a una distancia de 30 metros de la batalla? ¿Quieres ver cómo caen 100 bombas por día del cielo?¡ Ven a nuestro Mariupol! ”,escribió.

    Se afirma oficialmente que Fedosyuk se encuentra entre los heridos en Azovstal. Un fragmento de bomba le cayó en la pierna. Fue imposible operarlo para extraer el fragmento, por lo que tuvo que tomar antibióticos, y la herida cerró con el objeto en su interior. Según el propio Fedosyuk se graduó en Historia, en Kiev, y tras eso, en 2014, se enroló para ir a luchar contra la población del Donbass.

    Se sabe que su esposa Julia -que trabajó como asistente de un diputado del parlamento en Kiev- recurrió al Papa Francisco pidiéndole que intercediera para salvar a los «defensores de Mariupol».

    «Tenemos pérdidas, todos los días puede ser el último», dijo el oficial del Regimiento de Azov el 8 de mayo en una entrevista con los medios de comunicación occidentales. Fue gracias al periodista europeo que se supo que el militante está en los talleres de Azovstal. Según él, la «seguridad nacional de Ucrania” supuestamente depende de los hombres armados que se han parapetado en Azovstal.

    En el canal British Sky News, un tal Samoilenko apareció con un vendaje en el ojo, que perdió durante los combates. Durante la comunicación con los periodistas, especificó que la unidad no planea rendirse y continuará luchando. «No podemos rendirnos porque no tenemos orden de rendirnos», dijo.

    Samoilenko se enroló camino al frente en 2014, dejando sus estudios en Facultad de Historia de la Universidad Shevchenko de Kiev. Además del ojo perdido, el hombre del Azov no tiene mano izquierda. En su lugar tiene una prótesis mecánica de titanio. Perdió la mano cuando una bomba que cayó cerca explotó su propia munición. A pesar de la extremidad perdida y la falta de un ojo, participa en una operación de combate y continúa defendiendo los ideales del Azov.  

    Las esposas de los escondidos en Azovstal se manifestaron en Kiev exigiendo una operación de rescate y la policía de Zelensky las dispersó sin contemplaciones

    Desde finales de marzo, el Jefe de Gabinete del Regimiento Azov, Bogdan Krothevich, ha sido una de las pocas personas que hacían declaraciones del estado de los militantes en el complejo Azovstal, a través de las redes sociales oficiales del regimiento Azov. Según él, el 2 de abril, hasta 200 mil ciudadanos de Ucrania “estaban en los refugios debajo de escombros y bombas”.

    El propio Krothevich con otros militantes del Azov, contribuyeron a que hubiera civiles en los sótanos: fueron a algunos pueblos y se llevaron a los civiles a la fuerza a los sótanos de Azovstal, donde los retuvieron durante varias semanas.

    A principios de abril, Krotevich tenía los nervios al límite, y criticó a su actual comandante en jefe. La razón fue la dispersión por la policía en Kiev, de la manifestación en la plaza Maidán, de las esposas de los escondidos en Azovstal. “Hay demasiados monstruos rodeando al presidente… que se ofenden porque todos hablan de nosotros. No perdonamos eso… «, Krotevich estaba indignado el 5 de mayo. Después de este discurso, el Jefe de Gabinete no hizo más declaraciones públicas.

     
  • mesmontse 2:14 pm el 6 April, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Mariupol,   

    MARIUPOL:»Kiev nos dejó a merced de los militares ucranianos y el batallón nazi» 

    Los habitantes de Mariupol piden que el mundo sepa el infierno que han vivido desde que en 2014 las fuerzas armadas ucranianas y los nazis del batallón Azov se instalaron en la ciudad. Los mariupolanos dicen que no perdonarán nunca a los militares ucranianos ni al batallón nazi por las vidas perdidas y la ciudad destruida.

    Batallón nazi Azov: 8 años de abusos sobre los habitantes de Mariupol

    DMITRY GRIGORIEV / URA NEWS


    El batallón Azov y los militares de Ucrania comenzaron a falsear el estado de Mariupol antes del inicio de la Operación especial rusa para la liberación del Donbass. Los habitantes de Mariupol explicaron a los corresponsales de URA.RU, como destruyeron los barrios para acusar a Rusia. Ahora Mariupol está dividida en sectores, las personas viven en los sótanos y quieren que el mundo sepa sobre lo que realmente sucede en Ucrania.


    Mariupol vive bajo tierra

    Mariupol sigue siendo uno de los puntos calientes en el frente sur de la RPD (República Popular de Donetsk), a pesar de la finalización gradual de las hostilidades, los militares aún están limpiando la ciudad [de francotiradores ucranianos].

    Los residentes hace un mes que viven bajo tierra; en los sótanos, refugiados de las bombas, y sólo salen para recibir la ayuda humanitaria que llega ahora. Los voluntarios entregan alimentos, agua y medicinas traídas desde otros puntos de la RPD y de Rusia, a los mariupolianos.

    Mariupol se divide en sectores protegidos por los militares. Las afueras de la ciudad, están cubiertas por los soldados de la RPD, hacia el centro están los soldadados chechenos [de la República de Chechenia, de la Federación de Rusia].Para la seguridad de los residentes, se ha establecido un toque de queda.

    Uno de los soldados de la RPD, dice al periodista: «Muchos civiles han muerto en los últimos días víctimas de francotiradores ucranianos. Hace tres días, vino un hombre y me preguntó si podía ir a otra parte de la ciudad. Le dije que en la calle disparan los francotiradores, incluso nosotros no pasamos por allí. Él no me escuchó. Como resultado, cayó herido. Tuve que ir a sacarlo, y por poco no perdimos algunos compañeros. Ahora se introdujo el toque de queda. Estamos más tranquilos, porque no se sabe quien anda por la ciudad, pueden ser los nazis disfrazados de civiles. Algunos [nazis] se disfrazaron rápidamente de civiles y escaparon de los combates, a sus pisos francos, en edificios de vecinos. Luego los tenemos que buscar, ya hemos atrapado a varios. Aquí, un joven cojo o herido causa sospechas inmediatamente. Ayer envié a uno disfrazado a [la ciudad de] Donetsk «

    Su unidad controla los barrios del centro de Mariupol, al lado del teatro, donde a principios de marzo los ucranianos enterraron bajo las ruinas de docenas de civiles.

    «Nos echaron lo peor de las fuerzas armadas ucranianas»

    Según los ciudadanos, el ejército ucraniano desde hace un mes comenzó a organizar provocaciones.

    Centro de Mariupol

    «Hace un mes que vivimos prácticamente en una mazmorra. El ejército ucraniano a finales de febrero comenzó a destruir los edificios de viviendas. Al principio, ajustaron las lanzadoras de cohetes hacia la salida de la ciudad. Luego separaron completamente el districto del este. Subieron a los tanques y destruyeron los edificios de vecinos. Luego, tomaron y volaron nuestro famoso Teatro , enterrando bajo las ruinas a mujeres y niños. Sabemos exactamente que lo derribaron ellos. Ninguna aeronave volaba entonces. Los cadáveres de los muertos fueron recogidos en montones y luego su gente los tiró en algún lugar», dice la residente local Lyudmila.

    Otros ciudadanos confirman que incluso antes del inicio de la operación especial de la Federación Rusa, comenzaron los disparos en Mariupol.

    Lo mariupolanos salen de los sótanos a recoger la ayuda humanitaria

    «En Shevchenko, 71 está la escuela 11ª. Allí, cuando aún no había empezado todo esto [la operación especial rusa] cayeron soldados ucranianos y al día siguiente, entre ellos y el «Azov» hubo un tiroteo y las balas entraban en las ventanas de los apartamentos. La gente entonces no estaba escondida en los sótanos, estaban sentados en su casa.

    Los militares comenzaron a robar. LLegaban a las tiendas en autos y sacaban todo lo que podían. Incluso se llevaron todas las medicinas. Yo vi cómo tres del Azov abrieron tiendas. Luego, bombardearon esas tiendas con tanques. Y después de eso decían: «Aquí tienen cómo queda su mundo ruso».

    Todos estos batallones nazis deben ser destruidos como los talibanes, dice Lyudmila.

    Los lugareños creen que las autoridades (de Kiev) los dejaron a merced de las fuerzas armadas ucranianas y el batallón nazi. «No se organizó ninguna evacuación. La gente intentó irse, pero no fueron liberados. Yo misma pregunté a un militar [ucraniano] hasta cuándo iba a durar todo esto, y me respondió: ‘hasta el último ruso, estamos luchando aquí para que nuestras familias en el oeste vivan tranquilas’. Eso me dijo, era un tipo de la ciudad de Ivano-Frankivsk, «dice Nina.

    Los residentes de Mariupol recuerdan la violencia pública que trajo el Azov hacia 2014-2015, y dicen que se sentían en la ciudad como si fueron los reyes y la autoridad local.

    «La gente en Ucrania sabía sobre el batallón nazi. El alcalde les dio un sitio en la escuela deportiva, donde tenían una base. Recibieron dinero. En 2015-2016, el Azov tenía su propia base, hicieron allí lo que querían. Conducían vehículos blindados borrachos y atropellaban a la gente. Sentimos durante estos años que había llegado al fascismo.

    Incluso el director de la escuela fue uno del Azov. Organizaron un campo de tiro en el gimnasio. Dijeron a los niños que los rusos son los invasores que hay que odiar. Nosotros nunca entramos en conflicto con Rusia. Tenemos otros valores: tenemos a Zhukov, Día de la victoria «, dice Lyudmila. [Zhukov es héroe de la II Guerra Mundial]

    Según Nina, el ejército ucraniano en 2015 bombardeó el Microdistricto este de Mariupol para acusar a la milicia de la RPD. «Recordamos cómo quedaron enterrados bajo sus bombas los habitantes de los barrios del este. Vi que las bombas volaban desde las ubicaciones de las fuerzas armadas. Después de eso, vinieron los estadounidenses y recogían los restos de las bombas del asfalto para que fuera imposible determinar de qué lado habían venido. En estos bombardeos se acusó a la RPD», dice la interlocutora.


    Y recuerda cuando el batallón nazi quemó el departamento de policía, porque éstos se negaron a disparar a los civiles durante la celebración del Día de la Victoria en Mariupol en 2014.

    «En 2014, prendieron fuego al departamento de policía, encerrando el personal en el edificio. Muchachos jóvenes murieron quemados vivos allí. Los nazis no permitieron apagar el fuego ni dejaron entrar a la ambulancia. De hecho, fue una segunda Odessa, pero no se ha hablado sobre todo esto. Haga que todo el mundo descubra lo que hacen esos seres», pide Lyudmila.

     
  • mesmontse 4:06 am el 30 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Mariupol,   

    MARIUPOL – TORTURAS Y DESAPARICIONES: El horror que dejan los nazis ucranianos 

    En el sótano de una escuela que fue base de las fuerzas ucranianas se halló el cadáver torturado y mutilado de una niña marcada con una esvástica. No es la única víctima

    En el sótano de esta escuela se halló el cadáver de una niña torturada y mutilada

    Zhenya, un soldado de la milicia popular de la RPD, que vivió toda su vida en las afueras de Dontesk, y que ha estado en la guerra desde 2014, condujo a los periodistas de URA NEWS a través de las calles destruidas y bombardeadas de Mariupol, hasta la escuela. Ésta era usada como base por las Fuerzas Armadas de Ucrania y los batallones ultras, hasta que hace unos días pudieron expulsarlos de allí. El soldado enseña al periodista todo lo que han encontrado.

    Señalando los cascos, el soldado de la RPD dice: “Mira la mierda que dan. No nos llevamos esto, porque ni siquiera te salva de los fragmentos. Pero, sus nazis están mucho mejor equipados. Ni siquiera pueden vestir adecuadamente a su ejército regular, y distribuyen lo mejor a estos fascistas».

    En la escuela destruida, los rastros de la reciente presencia del ejército ucraniano están por todas partes: municiones, uniformes, galones y mucho vodka. Las botellas del fuerte licor están por todas partes.

    Algunas oficinas y un corredor se utilizaron como alojamiento para dormir. En las clases de gimnasia de la escuela, los militares ucranianos prefirieron no pasar la noche: las enormes ventanas en condiciones de guerra son un peligro mortal.

    La escuela donde los periodistas hallaron el cadáver de la niña

    El hecho de que esta escuela también fuera utilizada por los batallones nazis, se evidencia por un terrible hallazgo que hacemos en el sótano de la escuela: el cadáver mutilado de una niña con una bolsa en la cabeza, los brazos amputados y una esvástica tallada en el estómago. Quién es ella y cómo terminó aquí, nadie lo sabe. Está claro que fue torturada en este sótano durante mucho tiempo, hasta que llegaron aquí los soldados del ejército de la RPD.

    «¿Ves que son escoria? Estos no son humanos. Este cadáver de la niña que yace aquí en el sótano no es un caso aislado. Ahora nos dicen que sólo en Mariupol, la policía tenía doscientas denuncias sobre la desaparición de niñas. Simplemente fueron secuestradas, violadas y asesinadas, pero nadie fue castigado por esto. La policía no hizo nada, no porque no quisiera, sino porque simplemente no podía hacer nada contra ellos. ¿Qué puedes hacer cuando varios miles de personas armadas viven legalmente en tu ciudad, unidas por una ideología y listas para matar? No puedes hacer nada, aunque seas policía”, dice Zhenya.

    Los barrios liberados en las afueras de Mariupol siguen siendo inseguros. A pesar de la relativa calma, las calles son bombardeadas regularmente por la artillería de las Fuerzas Armadas de Ucrania y de los batallones ultras, y a cualquier residente local le puede esperar una desgracia. Esto lo comprueba el ejército de la República Popular de Donetsk (RPD) que protege la parte recuperada de la ciudad. Ahora tienen que descubrir a los saboteadores emboscados y dicen que es como tener constantemente un «cuchillo en la espalda».

    Los soldados del ejército de la RPD, que controlan los barrios liberados de la ciudad, se mueven con cautela. Se revisa cuidadosamente la documentación. “Hay nazis disfrazados en la ciudad, y es difícil descubrirlos, ya que muchos de ellos habían conseguido documentos. Recientemente, un individuo estaba filmando la posición de nuestro grupo, dónde y cuántos éramos. Fuimos a pedirle documentación y llevaba un fajo de dinero, que dijo que lo acababa de sacar del cajero automático. Pero, ¿cómo lo había hecho si todos los cajeros automáticos de la ciudad están destruidos y los bancos no funcionan? Lo entregamos a nuestros ejército, y lo llevaron a Donetsk para averiguar su identidad ”, dice Zhenya.

    El paisaje de las calles de Mariupol

    Mientras nos movemos a través de los barrios destruidos de las afueras de Mariupol, los cañonazos retumban alrededor. Los barrios liberados de la ciudad todavía no pueden llamarse seguros.

    No es fácil ver alegría en los ojos de los vecinos, que aquí y allá se apiñan en las entradas, cuando pasamos. En sus ojos, hay miradas perdidas, de fatiga, o de ira.

    “Hay que entender a los lugareños: pasaron un mes de infierno. Los que sobrevivieron ahora se dan cuenta de que lo han perdido todo. Y de cuántos seres queridos murieron. Aquí, en los sótanos de algunas casas, hasta treinta cuerpos yacen bajo los escombros. Los que se encuentran son enterrados en los patios”, dice Zhenya. De hecho, se pueden encontrar tumbas en casi todos los patios que cruzamos en nuestro camino. La gente sigue muriendo incluso ahora.

    Hace unos días, los corresponsales de URA.RU presenciaron el funeral de cinco hombres. Todos ellos fueron víctimas de los francotiradores de Azov, que todavía «trabajan» en las calles.

    “A pesar del hecho de que estos barrios parecen estar bajo nuestro control, todavía son peligrosos. Regularmente vemos drones en el cielo. Después de ellos, la artillería suele impactar con precisión.

    Además, no sabemos exactamente lo que puede hacer alguno de los lugareños. Nunca se sabe, los nazis mantienen como rehenes a miembros de la familia y las personas se ven obligadas a participar en sabotajes ”, señala el guía de los periodistas.

    A pesar de que una gran parte de Mariupol ya está libre del ejército de Ucrania, la lucha por algunos barrios, incluso en las afueras, aún continúa. Según Zhenya, las avenidas ahora se han convertido en un obstáculo para el ejército de la RPD y el ejército de la Federación Rusa. La mayor calle que cruza la ciudad ahora está efectivamente dividida, con el lado par controlado por los ucranianos y el lado impar por el ejército de la RPD.

    “Tienen fortificaciones importantes en la misma calle. Los lugareños dicen que incluso reforzaron y vertieron hormigón sobre las manzanas de la ciudad durante todos estos años. Dominan bien el área. Se mueven por los sótanos de las casas y tienen apartamentos. En uno de estos, recientemente encontramos un dron, cargadores para una ametralladora y un uniforme ucraniano. Aparentemente, el morador de la casa se vistió de civil y ahora se esconde en algún lugar de la ciudad o intenta escapar. Los vecinos ya nos lo han descrito, pero el aspecto que dicen que tiene es bastante típico. Trate usted de encontrarlo ahora. No buscaremos a todos los que se le parezcan ”, dice Zhenya.

    Ahora, ningún militar está dispuesto a hacer pronósticos sobre cuándo Mariupol estará completamente despejada y segura.

    Según los escoltas que acompañan a los periodistas de URA NEWS, a pesar de que una gran cantidad de los miembros del batallón ultra, estaban instalados en el cuartel general del Azov, es muy difícil predecir cuantos están ahora en las calles vestidos de civil. “ Todo esto llevará mucho tiempo. Creo que meses de limpieza total. ¿Y cuántos de ellos ya se habrán ido? Son como las cucarachas. Corren por las esquinas y se esconden. Pero a diferencia de las cucarachas, éstos pueden causar mucho dolor ”, dice Zhenya.

    Nos vamos a Donetsk. Uno de los soldados de la RPD llamado Sasha pide que le entreguemos una bolsa con cosas a su esposa en Donetsk. Aceptamos ayudarlo. Por la noche, ya en Donetsk, su esposa Katya nos informa que el barrio donde estuvimos con Sasha fue bombardeado literalmente una hora después de nuestra partida. Varios soldados resultaron heridos, pero todos sobrevivieron.

    El Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia confirma más atrocidades

    El jefe del Centro Nacional para el Control de la Defensa (NTsUO) de la Federación Rusa, el Coronel General Mikhail Mizintsev informó ayer 29 de marzo que en los sótanos de los edificios liberados en Mariupol, se van hallando cuerpos brutalmente torturados, de personas víctimas de las fuerzas armadas ucranianas.

    El coronel general Mizintsev dijo, «en los sótanos de los edificios de la ciudad de Mariupol liberada se encontraron cuerpos de civiles con rastros de tortura brutal y tallados con símbolos nazis y una esvástica”.

    El coronel también confirmó el hallazgo del corresponsal de URA NEWS, Dmitry Grigoriev, el 27 de marzo, cuando junto a un soldado de la República Popular de Donetsk, descubrieron el cadáver de la niña en el sótano de una escuela de Mariupol, [como se explica en los párrafos anteriores].

    Otra atrocidad explicada por el coronel general Mizintsev, fue la que informaron los civiles rescatados que dijeron que «los nazis arrojaron granadas deliberadamente a los sótanos, aún sabiendo que allí había mujeres y niños».

    Y ya en otra localidad, en las afueras de Kharkov/Jarkov miembros de los batallones nazis abrieron fuego contra las personas que hacían colas en comercios, cajeros automáticos y puntos de distribución de comida y agua potable, añadió el general. Tres personas murieron y diez resultaron heridas.

     
  • mesmontse 8:06 pm el 28 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Mariupol,   

    MARIUPOL – VÍCTIMAS DEL BATALLÓN AZOV: «Los crímenes que cometió esta escoria debe conocerlos el mundo» 

    Las fuerzas rusas aún buscan a los francotiradores y a los miembros del batallón Azov que disparan contra los civiles

    Mariupol destruida: se entierra a los muertos en los patios

    URA NEWS

    Mariupol ha sido desbloqueada, los habitantes que fueron rehenes de batallón nazi Azov se han ido yendo masivamente. En la ciudad, hay tantos civiles asesinados por los ultras, que se comenzó a enterrar a los muertos en los patios de las viviendas. Pero en partes de la ciudad, bajo los escombros, en los sótanos, aun hay personas.

    Mariupol ahora es más segura. Lo comprobaron los corresponsales de URA NEWS que llegaron a las afueras de la ciudad. La autopista a Zaporizhia, se ha convertido en la arteria principal de la ciudad, llena de gente que la abandona. La ayuda humanitaria llega por esta misma carretera. Hay enormes atascos de tráfico de los autos que salen de la ciudad, así como multitudes de personas que se reúnen en un hipermercado. Parte de la ciudad ya está liberada y los que sobrevivieron comenzaron a salir. En esa zona la situación está relativamente tranquila. Las bombas casi no caen aquí, pero el denso ruido de la artillería en algún lugar desde un edificio urbano, aún reemplaza el ruido habitual de una gran ciudad.

    Los periodistas de URA NEWS negociaron con los militares (rusos) y pidieron que los escoltaran. Hay mayor escasez de cigarrillos en la ciudad, que de comestibles y agua. El agua y los alimentos llegan con la ayuda humanitaria regular, pero para aliviar el estrés después del horror experimentado, hasta los mariupolianos que habían abandonado el hábito de fumar, ahora quieren cigarrillos.

    Los edificios están cubiertos con un hollín negro. Las ventanas están rotas, las paredes agrietadas, carbonizadas, o  destruidas. Por la naturaleza de los daños, es posible determinar que armas  utilizó el batallón nazi Azov y las fuerzas ucranianas.

    Las conversaciones con los periodistas confirman que los lugareños se han convertido en expertos involuntarios en combates.

    En algún lugar se oye el silbido de las minas. «Sí, eso está lejos, mi hijo. Primero vibran las ventanas, y luego caen, y las paredes de la casa se estremecen. Es aún más terrible cuando los francotiradores disparan a través de las ventanas. He sufrido esto en los últimos veinte días. En el pasillo, tengo sólo una pared, la otra ya no está. La casa se estremecía y temía quedarme aquí debajo de los escombros. Vivo sola y nadie me buscaría. No puedes imaginar cuántas personas  todavía están debajo de los escombros, o en los sótanos, esperando. En los barrios que aún están disparando, nadie puede ir a ayudarles», nos dice la jubilada Tatyana. Hace sólo tres días que pudo salir de su apartamento y encontró refugio en una iglesia, el Templo Santísima Trinidad.

    Bajo los escombros en muchas casas, se encuentran los cuerpos de los muertos. En esta casa hay varios cadáveres de civiles

    El templo, a diferencia de las casas circundantes, casi no sufrió el bombardeo, pero aún así las huellas son notables. En el patio del templo se entierra a la gente. Hay varias tumbas de los residentes más desafortunados, de entre los rehenes del batallón ultra Azov (el batallón Azov, que forma parte orgánica de las Fuerzas Armadas de Ucrania, es una organización prohibida por ley en Rusia). Hay muchos entierros de este tipo alrededor de la ciudad: la gente entierra en los patios de las casas, en los agujeros que han dejado las explosiones, y en los parques públicos. Al mismo tiempo, hay muchos cuerpos que permanecen en las viviendas bajo montañas de escombros.

    «Los crímenes que cometió esta escoria deben saberse en todo el mundo. Nos mataron, aquí, todos estos días. No sólo con bombardeos, sus francotiradores dispararon por las ventanas. Tomaron el edificio de nueve pisos frente a mi casa y dispararon a mi apartamento. Un día, estaba en la cocina, y la bala se incrustó en la pared al lado de mi cabeza. Después de eso, no me acerqué más a las ventanas”.

    Nuestro interlocutor vive en el templo, por las noches bajan al sótano. No va a abandonar la ciudad, a pesar del hecho de que sus familiares le están esperando en Rusia.

    Personas que esperan ayuda humanitaria
    Muchos mariupolanos se han quedado sin casa y esperan ayuda en la calle

    En los edificios residenciales, se ve una destrucción total de casas y un puñado de personas en las entradas que se están preparando para la evacuación. No están demasiado dispuestos a hablar.  Se puede entender, han perdido todo lo que ganaron durante años. Muchos aquí se quedaron  incluso sin documentos, lo que significa que para ellos será problemático salir de la ciudad rápidamente. La esperanza sigue siendo la ayuda humanitaria (de Rusia) que finalmente comenzó a llegar a Mariupol regularmente.

    La población de ancianos es la más afectada y necesita ayuda urgente
    A pesar de la hambruna los mariupolianos no abandonan a sus mascotas

    A pesar de las dificultades, la zona liberada de la ciudad es cada vez más amplia. El anillo alrededor de la sede principal del batallón Azov se comprime gradualmente, y las tropas de la República Popular de Donetsk, con el apoyo del ejército ruso, tomarán en las próximas semanas el bastión principal de los ultras que queda en la ciudad.  Después de eso, en la ciudad será posible establecer el orden y restaurar las infraestructuras destruidas.

     
  • mesmontse 8:17 am el 13 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Mariupol,   

    MARIUPOL: El ejército ucraniano saboteó la evacuación de civiles acordada con Moscú 

    Los habitantes que logran escapar de Mariupol hablan sobre la catástrofe humanitaria en la ciudad

    En la ronda de negociaciones ruso-ucranianas  del 3 de marzo las partes acordaron abrir corredores humanitarios para evacuar a los residentes de las ciudades rodeadas: Kharkov, Sumy y Mariupol. Las tropas rusas y la división de la Milicia Popular de la República Popular de Donetsk (MP DNR) garantizaban el cumplimiento del ‘régimen de silencio’ (alto el fuego) para evacuar a los civiles con seguridad, pero después de tres días de apertura de los corredores humanitarios, quedó claro que la evacuación organizada falló.

    Ucrania acusa a las fuerzas  rusas de continuar el bombardeo, y  Moscú declara  que las tropas ucranianas no permiten salir  a los civiles para usarlos como escudos humanos.  Sólo unos pocos  tuvieron éxito y consiguieron escapar precipitadamente de la ciudad en la noche, por sus propios medios, poniendo en riesgo sus vidas. El corresponsal de Lenta.Ru  visitó el pueblo de Bezymennoye, en el sur de la República Popular de Donetsk, (a unos 100 km de la ciudad de Donetsk) a donde llegan los civiles que escaparon de los combates, y habló con ellos.   “Salimos de Donetsk por la mañana con la esperanza de llegar a tiempo para subir a los primeros autobuses de evacuación, y que el ejército de Ucrania cumplieran  con el régimen de silencio declarado, pero prácticamente no lo cumplieron. Dejamos la ciudad de Donetsk bajo el sonido del fuego de artillería. En la mañana del 6 de marzo, el distrito norte de la ciudad fue atacado otra vez. Esta vez, afortunadamente, nadie resultó herido, pero varias instalaciones de la infraestructura de la ciudad fueron dañadas”, explica un residente que consiguió salir.

    Los lugareños dicen que antes de la guerra, el sur de la DPR era un ángulo poco transitado.  Ahora las carreteras están llenas, de la ciudad de Donetsk hacia la ciudad de Mariupol, con las columnas de apoyo rusas -a la Milicia de la República Popular- con equipos militares y material humanitario.

    Los combates se están desplazando de Novoazovsk, hasta unos 25 km antes de Mariupol, [ambas ciudades están a 45 km] pero allí el ambiente está casi tranquilo. Aunque 15 minutos hacia al oeste, la situación es completamente diferente. Allí se sitúa el  primer punto de recepción de evacuados. Hay algunas tiendas de campaña, junto a las cuales hay ambulancias  del Ministerio de Emergencia de Rusia y oficiales de policía de la República Popular.  El nerviosismo se palpa en el aire: los autobuses de Mariupol no llegaron, nadie tiene una idea completa de lo que estará sucediendo en la ciudad.

    Algunos habitantes de los pueblos adyacentes a Mariupol lograron llegar al territorio controlado por la República Popular  sin problemas, pero hubo pocos afortunados. Todos  tienen su propia historia. Algunos cayeron bajo el fuego [intentando salir] . Ante mis ojos, dos vehículos de pasajeros con matrículas ucranianas llegaron al punto de ayuda humanitaria, con una familia en cada uno. No quieren hablar con la prensa y se ocultan de las cámaras.

    El jefe de la administración de la aldea dice a los refugiados que si es necesario allí les brindarán la  primera atención médica, y les explica qué hacer a continuación. A todos aquellos que tienen familiares en el territorio de la República Popular de Donetsk [que ya esté liberado], los envían a ellos. El resto pasará esperando varios días en el punto de evacuación  y podrán ir  a Rusia. En el primer día que se abrió el corredor humanitario de Mariupol, sólo pudieron salir 52 personas, y se esperaban unos 200 mil.

    500 personas escaparon de Mariupol por sus propios medios del 4 de marzo al 7 de marzo

    Civiles evacuados de Mariupol, en primer plano una abuela evacuada con un gato en el punto de asistencia del Ministerio de Emergencias del DPR, el 5 de marzo – Foto: Alexander Ryumin / Tass

    Detrás de los números siempre hay tragedias humanas. En las tiendas donde esperan los refugiados, un hombre camina. Está dentro de un grupo y tiene permanentemente un teléfono en sus manos, está claro que no ha dormido, y no es el primer día. Su nombre es Igor, estuvo en la carretera durante un día para llegar desde Crimea. Se acerca constantemente a los militares, a los empleados  del Ministerio de Emergencia de Rusia, les solicita las listas de los que han llegado para descubrir si sus padres mayores pudieron salir de Mariupol. Insiste en ir junto con los soldados hacia el frente, para estar más cerca de la ciudad.

    Igor no tiene conexión con sus padres desde la noche el 5 de marzo, cuando su madre le informó que no funcionaban  los autobuses de evacuación, por que los militares ucranianos se acercaban y les advertían que no tendrían seguridad si salían por el corredor humanitario, y disparaban al aire y golpeaban con las culatas para disuadir a las personas que insistían.

    Igor dijo que en los últimos días de febrero en el hospital de Mariupol donde trabajaba su madre entraron militares ucranianos [que controlan la ciudad]  -él no sabe si eran las fuerzas armadas  o el batallón ultranacionalista «Azov» – (prohibido por la ley en la Federación de Rusia) y derribaron parte de las instalaciones, despidieron al personal del hospital, y en el edificio organizaron una posición militar. El personal sanitario que puso objeciones recibió golpes con las culatas de las armas y fue amenazado con disparos al aire.

    El abuelo Vladimir Karpov

    Mientras hablamos con Igor, un vehículo de las milicias de la República, llega a las tiendas de campaña del punto de atención a los refugiados,  a alta velocidad. Llevan a un abuelo de 80 años, que con una bolsa en sus manos había tratado de llegar a pie desde Mariupol. Los milicianos de la República Popular lo recogieron en el campo ya inconsciente, e inmediatamente lo llevaron ante los médicos.

    Foto: Ilya Paleev / Ria novosti

    Según explican los militares, los milicianos de la República Popular están tratando de llegar a la zona de “tierra de nadie” entre Donetsk y las posiciones ucranianas, para ayudar a las personas que están tratando de escapar de Mariupol a pie.

    Vladimir Karpov (ese es el nombre del anciano que encontraron en la carretera de Mariupol), tiembla del frío a pesar de que lo han tapado con varias chaquetas. Los médicos están preocupados, pero él saca fuerzas para decir que en Mariupol  no hay agua, ni gas, ni luz, ni teléfono. “Mi casa estaba rota. Ayer murió mi esposa. ¿Para qué iba a quedarme? Decidí arriesgarme, todo está muriendo. En Mariupol, en cualquier caso me iban matar, y así, tal vez tenía una oportunidad».

    El anciano calificó de «destrucción intencional de la población de la ciudad”, a la negativa de los militares ucranianos de dejar salir a los civiles al lado  controlado  por la República Popular.

    “Toda la noche caminé por la orilla del mar. Y me metí bajo el bombardeo de artillería, y bajo el fuego de armas pequeñas que venían desde la posición de las fuerzas armadas ucranianas. Por la noche, es difícil decir quién dispara exactamente, pero además de los ucranianos allí no hay nadie», dice el anciano hasta que lo suben a una ambulancia para llevarlo a Novoazovsk.

    El automóvil, que encontró al anciano Vladimir, sale de nuevo a buscar a quienes dejan a Mariupol a pie.

    Según las personas que huyeron de Mariupol, el ejército ucraniano, en los primeros días de la Operación especial rusa, les dijo a todos que sería imposible irse de la ciudad bajo ninguna circunstancia, que se sentaran en su casa y apagaran la luz.

    En Mariupol la gente funde nieve para poder beber agua

    Un punto de atención a los evacuados se encuentra en el edificio escolar local. Aquí la gente ya está más tranquila, han pasado la primera conmoción. Reciben asistencia por parte del Ministerio de Emergencia de Rusia y los voluntarios de la República Popular. Entre ellos, el propio director de esta escuela y su familia, que en 2014 huyó de un pueblo en las afueras del norte de la ciudad de Donetsk, cerca del aeropuerto. «Había comprado mi casa a fines de 2013, y antes de un año las paredes ya estaban separadas [por los bombardeos]. Luego me ayudaron buenas personas», dice el hombre . En Novoazovsk, se recoge la asistencia humanitaria que viene de Donetsk y de Rusia.

    La información completa sobre lo que está sucediendo en Mariupol no la tiene ni siquiera aquellos que abandonaron la ciudad hace un par de días. Además, las personas a menudo no saben lo que está sucediendo en un barrio vecino. Los suministros municipales no funcionan, y la gente funde nieve para obtener al menos un poco de agua.

    Andrei, nueve días en el sótano

    Andrei, un residente de un distrito en el este de Mariupol, dijo que él y su familia no salieron de la casa durante nueve días, porque estaban en el sótano, y la casa ya no tenía paredes.

    Después de nueve días, Andrei escuchó voces en la calle, y reconoció a los soldados de la República y salió al exterior. «Me preguntaron qué hacíamos sentados ahí, pero aquí no nos informaron sobre los corredores humanitarios», dice.

    Tropas de la República popular de Donetsk en las inmediaciones de MARIUPOL

    Después de eso, la familia se reunió apresuradamente y avanzó hacia Novoazovovsk, tratando de avisar en el camino a los vecinos sobre la evacuación. A unos cinco kilómetros, la familia de Andrei llegó a la posición más cercana de las tropas de la República Popular de Donetsk, que los trasladaron a un punto de atención médica.

    Andrei está seguro que el ejército ucraniano simplemente saboteó la evacuación de los habitantes de Mariupol.

    «Dijeron que las carreteras ya no existían, y no se molestaban en dar ninguna explicación», recuerda. “Han decidido que si los derriten, que se entierre a la gente con ellos,  buscando cualquier razón para dejarnos en la ciudad», dice Andrei.

    En las ciudades cercanas a la zona de combate se desarrolla una catástrofe humanitaria. Las autoridades ucranianas y los batallones de ultras, en realidad tienen personas como rehenes: en casas destruidas, sin alimentos, agua ni medicamentos. Independientemente de sus puntos de vista políticos, todos los civiles están experimentando los peores días de su vida debido al deseo de guarnición ucraniana de la ciudad de crear un mito heroico sobre la «defensa de Mariupol».

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar