Etiquetado: Economía mundial Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • mesmontse 7:28 pm el 17 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial   

    ECONOMÍA MUNDIAL: EEUU sube los tipos de interés y China advierte del riesgo para los países que confían en el dólar 

    La necesidad de desdolarizar la economía mundial es cada vez más urgente

    La subida de las tasas de interés en EEUU son una amenaza para las economías emergentes

    El pasado 4 de mayo tras una reunión de dos días, la Reserva Federal de EEUU aumentó las tasas de interés el 0.5%. Es el segundo aumento del Banco Central en lo que va del año, ya en marzo, hubo un primer aumento de las tasas de interés en 0.25 puntos. Desde el inicio de la pandemia se habían mantenido cercanas al 0% y es la primera vez en 22 años que la Reserva Federal aumenta la tasa en más de una cuarta parte. Y no serán los únicos aumentos, el Banco Central planea seguir con las subidas en las cinco siguientes reuniones de este año, alcanzando una tasa del 1,9% en 2022 y del 2,8% en 2023.

    El objetivo es aumentar el costo de los créditos para toda la economía, tanto para los consumidores como las empresas, y que gasten más pagando intereses. También dificulta renegociar las deudas existentes, porque saldrá más caro. Las tasas hipotecarias, por ejemplo, ya han subido más del 2% desde el comienzo del año.

    Esto es lo que pasa dentro de EEUU, pero cuando la Reserva Federal aumenta las tasas de interés comienza a exprimir la liquidez de los mercados mundiales, explotando a todas las economías dependientes del dólar. En este sentido, el editorial del medio chino Global Times, que pueden leer a continuación, advierte del gran riesgo que enfrentan las economías del sudeste asiático que podrían verse arrastradas a una crisis como la de 1997 por su dependencia del dólar.

    A medida que la política estadounidense plantea riesgos, Asia debe mejorar la cooperación en Yuanes

    GLOBAL TIMES

    Con Estados Unidos iniciando un ciclo de ajuste drástico al elevar su tasa de interés de referencia, los países del sudeste asiático parecen haberse enfrentado nuevamente una nueva ola de turbulencias económicas que se extiende a través de sus economías, mercados de valores y monedas.

    Al finalizar el cierre del lunes, el índice Ho Chi Minh de Vietnam cayó casi un 20 por ciento en mayo, mientras que el índice de la Bolsa de Valores de Indonesia, en Yakarta, cayó en más del 9 por ciento, con el tipo de cambio rupia/dólar que flotaba en su mínimo desde abril de 2021. A otros mercados del sudeste asiático también les ha ido mal en los últimos días.

    Aunque no hay noticias negativas importantes sobre sus economías, y no hace mucho tiempo los mercados del sudeste asiático fueron consideraron como una nueva tierra prometida para la inversión de capital global debido al aumento de la región de su capacidad de fabricación, ahora el apetito de los inversores parece haber cambiado drásticamente.

    La razón principal detrás de la perspectiva negativa de la región es el endurecimiento de la política monetaria de los Estados Unidos. A principios de mayo, la Reserva Federal aumentó las tasas de interés en medio punto de porcentaje y anunció que pronto reduciría su cartera de tenencias de bonos.

    Dado que los países del sudeste asiático tienen una gran cantidad de activos denominados en dólares estadounidenses y usan el dólar como la moneda principal para la liquidación comercial, sus economías a menudo son explotadas involuntariamente por su dependencia excesiva en el dólar. Esto explica por qué cuando la Reserva Federal comienza a aumentar las tasas de interés para exprimir la liquidez de los mercados mundiales, las economías emergentes en el sudeste asiático se encuentran entre las primeras en enfrentar las salidas de capital, la turbulencia económica, el estallido de las burbujas, e incluso las crisis financieras.

    Por lo tanto, hay razones para preocuparse si las economías del sudeste asiático van a enfrentar una nueva crisis inminente después de la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal estadounidense, y la espiral descendente [en sus economías] podría verse exacerbada por el conflicto rusia-ucrania; las sanciones económicas lideradas por Estados Unidos contra Rusia, y la continua pandemia Covid-19.

    Puede parecer que Washington esté haciendo todo lo posible para reparar las relaciones con los países de la ASEAN [Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malaysia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailanda, Timor Oriental, y Vietnam], pero no entiende que el problema no es sólo que no invirtió lo suficiente, sino que sus políticas económicas y financieras a menudo son una desviación, o incluso un perjuicio, para el desarrollo de estos países.

    La llamada cumbre especial de la ASEAN en Washington la semana pasada fue un excelente ejemplo de un compromiso de inversión estadounidense destinado a socavar la cooperación de la ASEAN con China. Pero los países de la región saben muy bien que su desarrollo, incluido el tratamiento de los choques creados por la política monetaria de los Estados Unidos, requiere una mayor coordinación.

    Una de las lecciones de la crisis financiera asiática de 1997 fue que los países regionales no deberían subordinarse a la economía de los Estados Unidos. Y el papel central que desempeñó China durante aquella crisis económica se ha vuelto aún más prominente en la promoción de la cooperación regional.

    Estados Unidos no ahorra esfuerzos para sabotear la cooperación entre el sudeste asiático y China, pero al sembrar el descontento no hay forma de que pueda detener los lazos económicos masivos entre China y la Asean. Con los años, el rápido desarrollo de China ha inyectado un fuerte impulso en la prosperidad del sudeste asiático. China se ha convertido en el mayor socio comercial para casi todos los países del sudeste asiático, con su cooperación de cadena de suministros estrechamente entrelazada.

    Además, el aumento de los riesgos financieros globales se sumará a la urgencia de una mayor cooperación entre las dos partes. Por un lado, el sudeste asiático tiene la necesidad de encontrar formas de reducir o cubrir los riesgos causados ​​por su confianza en el dólar. Por otro lado, dados los estrechos vínculos de la cadena industrial, la turbulencia económica potencial en el sudeste asiático también tendrá algún impacto en la economía china.

    En este sentido, China necesita continuar presionando por la internacionalización del yuan en el sudeste asiático, particularmente aumentando el uso del yuan en los pagos comerciales y aumentando la proporción del yuan en las reservas de moneda extranjera global. Con ese fin, el FMI recientemente elevó la ponderación del Yuan chino en la canasta divisas de derechos especiales (SDR) al 12.28 por ciento en su primera revisión regular de la valoración de SDR, en una gran muestra de creciente reconocimiento global de la moneda china.

    Dado que el yuan se utiliza más en la cooperación económica y comercial entre China y el sudeste asiático, se cree que la capacidad de la región para resistir los riesgos financieros planteados por los cambios de política de los Estados Unidos también se fortalecerá.

     
  • mesmontse 1:13 pm el 5 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial,   

    ECONOMÍA RUSA: El rublo vuelve a los valores del año pasado frente al dólar. La situación sorprende a los expertos 

    La mejor moneda del mes

    La mayoría de los expertos evalúan lo que está sucediendo en el mercado de divisas rusos como una situación anómala. Si a principios de marzo se enterró literalmente el rublo, ahora la situación es todo lo contrario. El rublo volvió a los valores del año pasado. ¿Por cuanto tiempo? Esto es lo que intentamos descubrir.

    El último día de abril el dólar cotizaba en Moscú en la región de los los 71 rublos

    EVGENY BELYZKOV / KP.RU

    Si tomamos sólo abril, resulta que el rublo se ha convertido en la moneda más fuerte del mes. Agregó el 18% en relación con el dólar. Al mismo tiempo, el dólar superó todos los registros, en promedio, se fortaleció en un 5% con respecto a la canasta de otras monedas mundiales.

    Si observamos el período desde el comienzo del año, los resultados serán un poco más modestos, pero incluso aquí el rublo está a la vanguardia. Y entre esas monedas que dieron la vuelta al dólar, entre los países en desarrollo, solo el real brasileño mostró una dinámica más alta. La moneda rusa está en segundo lugar.

    El último día de abril, el dólar en Moscú cotizaba en la región de 71 rublos y el euro, alrededor de 75 rublos. A modo de comparación, a mediados de marzo, estaban a 120 y 130 rublos, respectivamente.

    Cómo han variado las monedas de los países en desarrollo en relación al dólar

    • Real brasileño +14%
    • Rublo ruso +6.2%
    • Rand sudafricano +1.2%
    • Peso mexicano +0.9%
    • Rupia india -2.3%
    • Thai Bhat -2.7%
    • Lira turca -9.7%
    • Peso argentino -10.8%
    • Libra egipcia -14.9%

    ¿A qué se debe el aumento repentino del rublo?

    Sin embargo, la anomalía del rublo tiene una explicación sencilla. Varios factores funcionaron a la vez para fortalecer el rublo, y rápidamente lo devolvieron al marco en el que se ha movido en los últimos dos años: el control manual. Pero sin quemar oro ni reservas de divisas para estos fines.

    En primer lugar, ha seguido la afluencia de los ingresos de las exportaciones. A pesar de las sanciones, entran 50 mil millones de dólares mensuales al país. El petróleo está a más de 100 dólares el barril. Los precios del gas, metales y fertilizantes, están en máximos históricos. Y la importación, por el contrario, se ha detenido. Como resultado, la moneda se quedó dentro del país.

    En segundo lugar, el gobierno introdujo restricciones para los exportadores. Se vieron obligados a vender el 80% de las ganancias de divisas en el intercambio. Antes podían hacer esto a voltuntad, ahora es imposible violar la ley.

    En tercer lugar, se ha prohibido a los inversores occidentales que tenían activos rusos, que los vendieran. De hecho, estos fondos ahora están congelados, al igual que hicieron los occidentales con las reservas internacionales rusas en dólares y euros. Y si los extranjeros no pueden vender bonos rusos, esto reduce la presión sobre el rublo.

    Cuarto, el Banco Central introdujo altas comisiones para la compra de moneda [dólares y euros]. Y también, como dicen las fuentes en el sector bancario, dio recomendaciones tácitas para introducir cursos extremadamente no rentables para la compra de dólares y euros. Esto hizo que la adquisición de estas monedas no tuviera sentido para la gente, y la demanda de tales operaciones es escasa. Nadie es tonto, como para pagar un exceso de un 10 al 15% más en el tipo de cambio y al mismo tiempo no poder obtener esta moneda en efectivo.

    Qué pasará después

    Según los analistas, la moneda nacional demasiado alta no es muy beneficiosa para la economía. Reduce los ingresos presupuestarios en el equivalente del rublo: en rublos se deben pagar pensiones, beneficios sociales, salarios a los empleados estatales y financiar otros gastos del tesoro. Al mismo tiempo, un cambio más alto del rublo facilita la vida de los importadores: pueden comprar productos extranjeros a un costo menor.

    En la conferencia de prensa del viernes pasado, la directora del Banco Central Elvira Nabiullina dijo que el Banco Central no planea sostener a un tipo de cambio de rublo en particular. Sin embargo, existe la sensación de que aun tienen en mente un cierto valor de cambio. Es probable que este valor esté en el rango de los 70 a 80 rublos.

    En particular, el Banco Central invitó al gobierno a restablecer la venta obligatoria de ganancias de divisas para exportadores, y reducir la participación de las materias primas del 80% al 50%. Esto puede reducir ligeramente la tasa de fortalecimiento del rublo o incluso pararla. Según Nabiullina, el Banco Central actuará gradualmente y sin movimientos repentinos: eliminar algunas restricciones, para observar cómo estas acciones afectan el curso, antes de eliminar las siguientes restricciones. Todo esto, para garantizar la estabilidad financiera y la previsibilidad para todos los actores económicos.

    En este sentido, algunos expertos creen que, a largo plazo, el dólar y el euro aún subirán. Puede haber varias razones para esto. Primero, porque [el cambio del rublo] está más bajo en los Estados Unidos y en Europa, en comparación con Rusia. En segundo lugar, la crisis financiera mundial, puede conducir a una caída en los precios del petróleo. Es cierto que la práctica ha demostrado que, a pesar de que el Banco Central todavía mantiene al rublo flotando, el regulador financiero tiene suficiente influencia para mantenerlo a flote. Y no lo dejarán ir demasiado lejos de las boyas.

     
  • mesmontse 10:37 pm el 1 May, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial   

    ECONOMÍA: Un dólar bajo no es bueno para la industria nacional, señala un economista ruso 

    El banco central debe mantener un equilibrio entre proteger a la población de la inflación y proteger a la industria nacional de importaciones demasiado baratas, dice el director del Instituto de Investigación Socioeconómica de la Universidad Financiera de Rusia.

    El dólar por debajo de 75 rublos no es rentable para Rusia

    La región Asia-Pacifico no podrá reemplazar al mercado europeo de hidrocarburos rusos a corto plazo

    El Dr. en Economía Alexey Nikolaevich Zubets, director del Instituto de Investigación Socioeconómica de la Universidad Financiera de la Federación de Rusia, explicó en una entrevista en un medio ruso que el dólar alrededor de los 75 rublos ya es desventajoso para la economía rusa. El economista señala que un dólar bajo afectará negativamente a la industria, que nuevamente tendrá que competir con fabricantes extranjeros. En cambio, un debilitamiento del rublo estimula la sustitución de la importación.

    – Alexey Nikolaevich, ¿cómo afectará ese tipo de cambio a la transición gradual hacia el comercio en monedas nacionales con los países amigos? ¿Qué dijo el presidente ruso Vladimir Putin?

    – Este es un factor positivo, ya que tal transición apoya la moneda nacional. Pero para comerciar con países amigos, son necesarios más rublos [físicos] en todo el mundo. Cuanto mayor sea la demanda de rublos, más estable es el tipo de cambio y mayor es su apoyo. Creo que el banco central apoyará el rublo antes de fin de año para que [el tipo de cambio con el dólar] se sitúe en el rango de entre 75-85 a 90 rublos.

    – ¿Por qué ese cambio?

    – Los ingresos monetarios rusos de las exportaciones son muy grandes. El banco central tiene la capacidad de mantener el rublo lo suficientemente fuerte, y al dólar más débil. Hasta final del año, debemos tener suficientes ingresos monetarios recibidos a través del comercio exterior.

    No es rentable para la economía que el dólar esté en el rango de los 75 rublos, ya que habrá un eje de importaciones que ahogarán a la industria rusa. Por lo tanto, el banco central mantendrá el rublo en los niveles que protegen de la inflación: cuanto más estable y más fuerte sea el rublo, las importaciones son más baratas y baja la inflación. Pero por otro lado, las importaciones baratas son perjudiciales para la industria nacional.  Por lo tanto, el banco central tratará de mantener un equilibrio entre proteger a la población de la inflación y proteger a nuestra industria de importaciones demasiado baratas.

    La región Asia-Pacífico no podrá reemplazar a corto plazo al mercado europeo para los hidrocarburos rusos

    – Ha dicho que ahora los ingresos monetarios de las exportaciones son excelentes. La mayor parte de ellos viene de los hidrocarburos. Europa amenaza con abandonar el petróleo y el gas rusos. El presidente Putin ya dejó en claro que los flujos se redirigirían gradualmente a Asia. ¿La región de Asia-Pacífico podrá reemplazar a los mercados europeos de Rusia?

    A corto plazo, no podrá hacerlo. Europa es uno de los mercados más grandes en términos de población y solvencia. Cuanto mayor sea la solvencia, mayor será la demanda de energía. Los mercados de los países del sudeste asiático parecen grandes, pero todos los países tienen contratos a largo plazo y más baratos para el suministro de petróleo con otros proveedores. Necesitamos esperar el vencimiento de contratos a largo plazo y ofrecer nuestros productos. Y esto ocurrirá entre tres a cinco años.

    – ¿Cuál será la situación en los mercados mundiales de materias primas, según sus pronósticos?

    – Al final de este o a principios del próximo año, los precios de todas las materias primas se reducirán, respectivamente, se reducirán los ingresos [que obtenemos] de la exportación de petróleo ruso y de otros suministros de energía.

    – ¿Por qué nos ocurrirá esto?

    – Por el debilitamiento del rublo, el aumento del precio del dólar y la reducción de las importaciones de los países que proporcionan productos estadounidenses. Por un lado, esto es malo, pero por otro es un incentivo para la sustitución de importaciones.

    La tasa de interés debe ser ligeramente más alta que la inflación

    El banco central el 29 de abril redujo la tasa clave en tres puntos más, hasta el 14 por ciento. ¿Significa esto que la inflación será menor de lo previsto cuando Occidente comenzó a imponer sanciones?

    – Sí. Teóricamente, la tasa [de interés] es aproximadamente igual a la inflación. Aunque puede ser un poco más alta o más baja. Si estamos hablando de una tasa del 10 por ciento, la inflación será aproximadamente la misma. Por lo tanto, desde el punto de vista del banco central, mantener una situación en la que la tasa clave es más alta que la inflación es racional.

    El dinero trae ganancias reales, inversiones, y para apoyar a las empresas y aportar dinero al mercado de créditos, debería haber una situación en la que el mercado sea más rentable que la inflación. Es decir, la tasa clave debe ser ligeramente más alta.

    -Pero el banco central dio un pronóstico actualizado para la inflación anual del 18 al 23 por ciento. Y la tasa clave ya es del 14 por ciento. ¿La inflación disminuirá aún más, o la tasa clave crecerá? El presidente Vladimir Putin dijo recientemente que la inflación anual se estabilizó en 17.5 por ciento.

    – La inflación disminuirá, además, ahora está cayendo. Tenemos un dólar bajo estable y se reducen los ingresos reales de la población, por lo que las personas no tienen dinero de sobra para gastar  y no pueden calentar la inflación. Hablar del veinte por ciento de inflación es una evaluación exagerada. Esta es una declaración política diseñada para proteger al banco central de una mayor reducción en la tasa. No creo en una inflación del 20 por ciento.

    – ¿Y en qué cree?

    -Creo en una inflación del 13-15 por ciento, o tal vez incluso más baja. Esto dependerá de la situación económica en la segunda mitad del año.

    – El presidente Putin rechazó que se regulara artificialmente el mercado. Dijo que la economía debe recibir más libertad, y que encontrará sola soluciones efectivas. ¿Por qué se eligen tales tácticas? Después de todo, la regulación artificial funcionó en la pandemia.

    – La regulación estatal es el camino hacia el déficit. Por ejemplo, si el Estado impone precios bajos al trigo y si son más bajos de lo que le gustaría a la empresa, comenzarán a esconderlo y a enviarlo a otros países. Las autoridades entienden que las empresas pueden hacer frente de manera más efectiva que el Estado, a su política de precios. Es por eso que los empresarios tienen un mayor nivel de libertad. Esta libertad les ayudará a encontrar las oportunidades para eludir las sanciones y llenar de bienes el mercado ruso.

    – ¿Y cómo afectará esto a los precios?

    – Los precios aumentarán porque los productos importados por los intermediarios serán más caros que las compras oficiales en lotes grandes. Tendremos de todo: ropa, cosméticos, repuestos para automóviles, etc., pero costará más de lo que nos costaba antes de febrero y costará más que en los mercados paralelos. Por ejemplo, las mismas piezas de repuesto para automóviles serán más caras que en Kazajistán exactamente debido al hecho de que deben importarse desde allí. Es decir, aparecerá un enlace adicional, que también querrá ganar dinero en esto.

     
  • mesmontse 3:32 pm el 26 April, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial,   

    RUSIA: La relación con la UE, EEUU, y Japón fue de dependencia colonial, dice el experto de Política Económica del parlamento ruso 

    Gracias a las contra-sanciones ahora los productores agrícolas rusos tienen su propia cuota en el mercado de alimentos,

    Las sanciones de Occidente no causaron un shock en Rusia, pero el país tendrá que aprender a vivir con ellas constantemente, explica Stanislav Naumov, vicepresidente del Comité de Política Económica de la Duma del Estado. Naumov dice que la economía rusa tiene sus propias reservas que evitarán el pánico en el mercado y se llenarán los nichos vacantes.

    JULIA KOCHKINA / URA RU

    Han pasado dos meses desde la exacerbación de las sanciones, ¿cómo evalúa las medidas del gobierno para minimizar las sanciones de Occidente?

    Estábamos listos para las sanciones y no causaron un shock. Recuerde, en 2020, cuando todavía no teníamos una vacuna contra el coronavirus, había que hacer una elección entre la vida de las personas y las consecuencias para la economía. Entonces las autoridades rusas introdujeron el cierre, y luego se comprometieron a compensar las pérdidas del comercio. Las medidas de apoyo que el gobierno introdujo ahora desde febrero y marzo [de 2022] son las mismas que se probaron durante el período pandémico.

    ¿Cómo está experimentando la economía rusa las restricciones?

    -Dos meses no es un período largo. Las sanciones [a Rusia] son ​​para siempre. Occidente creyó que habría un efecto de choque por la partida de McDonald’s, pero Rusia no colapsó. Y este es el error de nuestros oponentes.

    El hecho de que una persona sentada en la Casa Blanca mande sobre las empresas transnacionales mundiales privadas, confirma que Occidente hace mucho tiempo que no es una economía de mercado. Y además, las empresas obedecen la orden sin discusión.

    Muchas compañías extranjeras dijeron esta semana que quieren regresar …

    Eso sería autoengañarnos. Tengo la sensación de que hemos vivido en el parque de atracciones durante 30 años, nos dieron un paseo en el carrusel y lo hicimos con alegría. Nos dieron un premio en los años 90 por rechazar continuar la confrontación con Estados Unidos; por el hecho de que no defendimos con sangre las fronteras en Europa del Este, sin mencionar nuestra propia dignidad.

    Pagan [las multinacionales extranjeras] el salario mínimo a sus empleados, y no pagan aquellos impuestos que esperan recibir los presupuestos locales. ¿Qué beneficio nos deja eso?

    Las empresas extranjeras se fueron, pero el gobierno ruso confirma que está esperando el regreso de los inversores. ¿El mercado ruso sigue siendo atractivo para las empresas extranjeras?

    -No estoy seguro de que todas las empresas extranjeras vayan a recuperar las mismas condiciones que antes. Su política hacia los consumidores se basa en campañas publicitarias financiadas por enormes sumas. Nos incluyeron entre su mercado extranjero, pero no fue porque nos quisieran. Y todo lo que sucede ahora, sugiere que necesitamos repensar nuestra idea rusa.

    Si analizamos lo que está sucediendo ahora, cuando una masa de gente agota todo en el supermercado y llena las plazas de los centros comerciales, entendemos que es porque hay un espacio en la conciencia del consumidor ruso, que apareció hace 30 años, cuando el primer McDonald’s abrió en Moscú. Nos pusimos en marcha: para consumir eso.

    Hemos tomado contramedidas, ahora, ¿qué sigue?

    -Es necesario apreciar correctamente la situación económica internacional. Nos interesa trabajar con los países de la Organización de Cooperación de Shanghai, con los BRICS, así como con muchas economías pequeñas pero serias, y reconfigurar todo el comercio exterior. En el mediano plazo, el país requerirá la máxima apertura en el campo del comercio exterior, la economía, las importaciones. Todo lo que se pueda importar, de cualquier forma, a través de los polos norte o sur, es necesario importarlo. Así, entre 2022-2023 se podrá equilibrar la oferta y la demanda. Tenemos suficientes reservas durante mucho tiempo. A finales de año, el consumidor común no notará la falta de ningún producto.

    ¿Cómo han contribuido las medidas del gobierno para apoyar a la población?

    «Debe dirigirse ayuda social específica a la población», señaló el diputado

    -Las medidas estabilizaron el estado financiero actual. Han aumentado algo los precios, sí, pero el Estado, combatiendo el riesgo de pobreza y proporcionado en algunos sectores apoyo social específico, aumenta el poder adquisitivo [de la población].

    ¿No hay razones, entonces, para el pánico?

    -A finales de año, repito, no habrá ninguna razón para el pánico del consumidor. No hay preocupaciones de que haya una bancarrota masiva de los ciudadanos. El gobierno ha tomado medidas sin precedentes, en particular, presentó el aplazamiento del pago de los créditos, lo que permite encontrar soluciones para préstamos tomados previamente.

    -El gobierno afirma que las restricciones de Occidente son oportunidades para el desarrollo de la economía. ¿Está de acuerdo?

    Hemos desarrollado la agricultura, no gracias a las sanciones que se han introducido contra nosotros, sino gracias a las contra-sanciones que introdujimos en relación con los proveedores de ciertos productos, y ahora nuestros productores agrícolas tienen su propia cuota en el mercado de alimentos, que se ha vuelto más nacional, no europeo.

    Es necesario mantener las capacidades de nuestras exportaciones, diversificarlas, y no vivir sólo de vender hidrocarburos. Y vender también en mercados extranjeros donde estamos dispuestos a comprar.

    Los europeos también han declarado su intención de reducir las importaciones de petróleo. Amenazan incluir este punto en el sexto paquete de sanciones contra la Federación de Rusia. Y nuestra marca [de petróleo] Urales se negocia a precio reducido. ¿Rusia está lista para la negativa a comprar nuestros recursos?

    -En los años 90, durante una década completa, el mundo vivió con el petróleo barato. Nuestros Objetivos Nacionales de Desarrollo Interno se aprobaron hasta 2030 [es decir, teniendo en cuenta los ingresos del pétroleo a unos precios bajos]. No deberíamos preocuparnos si el petróleo Urales se vende con descuento. No tenemos como objetivo nacional, maximizar los ingresos energéticos. Eso depende de la economía mundial, y no de la interna. El precio del petróleo dependerá de si las sanciones de Occidente contra Venezuela e Irán son eliminadas y si Arabia Saudita aumenta la produccción de petróleo como le piden nuestros oponentes.
    Tenemos muchas opciones. Podemos llegar a un acuerdo con Bielorrusia como Estados aliados en la refinación de petróleo, podemos comenzar un diálogo sobre el tránsito de recursos con Kazajistán.

    Lo peor que se puede hacer es pasar todo el tiempo luchando contra el hecho de algo que es irrevocable: la relación de 30 años entre Rusia y Occidente ha terminado. ¡El matrimonio se ha disuelto!

    ¿Y de ahora en adelante cómo vamos a vivir?

    -Por nuestra propia cuenta.

    ¿Qué productos y tecnologías pueden ser una alternativa al petróleo y el gas?

    -Es necesario buscar nuevos mercados de ventas no sólo para petróleo y gas, sino también para metales ferrosos y no ferrosos. Es necesario continuar la exportación de grano. Una tarea aparte, es ampliar nuestro mercado de productos industriales a escala de la Unión Económica de Eurasia que son 5 países. Somos socios de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán. Necesitamos desarrollarnos no nosotros solos y rápidamente, sino con los socios y gradualmente.

    ¿Resulta que no podemos dejar la cooperación internacional?

    -Los problemas en las pequeñas y medianas empresas han aparecido en nuestro país desde los años 90, porque no hay cultura de cooperación. Pero hay ejemplos exitosos en nuestra historia, por ejemplo durante el período NEP, hace 100 años. [NEP, son las siglas de Nueva Política Económica, adoptada en 1921 por la URSS]. Pero en los años 90 no teníamos suficiente gen de cooperación. Y ahora tenemos pocas grandes empresas, donde hay varios accionistas al timón. No sabemos cómo negociar. Nuestra economía de mercado sobrevivirá si todos los que participan en proyectos dentro del país aprenden a cooperar.

    Durante las últimas décadas, Rusia ha estado en la cooperación global. ¿No hemos aprendido?

    Las relaciones que tuvimos con la UE, Estados Unidos y Japón no fueron de cooperación, fue una dependencia colonial. Nos alquilaron y ahora no pueden dejarnos. La interdependencia se formó en el sector energético aunque digan ahora lo que digan. Fíjese que en el territorio de Ucrania durante la Operación especial, no vuelan ni una sola tubería de tránsito de Gazprom. Es intocable, porque esa infraestructura no se va a restaurar [si la vuelan]. Y lo saben.

     
  • mesmontse 4:27 am el 8 April, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial,   

    ECONOMÍA GLOBAL: Estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo orden económico mundial 

    «Ante nuestros ojos se está formando un nuevo orden económico mundial, integral, en el que algunos Estados y bancos privados pierden su monopolio privado sobre la gestión del dinero, luego sobre el uso de la fuerza militar, y así sucesivamente», explica el economista Sergey Glazyev.

    Sergey Yurievich Glazyev (1961, Ucrania, URSS) es doctor en Economía, miembro del Consejo Financiero del Banco de Rusia. Fue asesor del presidente Putin sobre Integración Económica Regional de 2012 a 2019. Glazyev habló en una entrevista con BUSINESS Online sobre el fin de la globalización liberal y el surgimiento de un nuevo orden económico mundial, a partir del fin del monopolio del dólar.

    Glazyev describió los eventos que estamos viviendo actualmente a nivel global, en su libro de 2016 «La última guerra mundial: los Estados Unidos la comienzan y pierden», que -lamentablemente- no está traducido del ruso. Haciendo un análisis de los cambios políticos y económicos globales de los últimos años, el economista concluyó que como resultado de la crisis de 2008, Occidente -especialmente EEUU- aumentaría su política externa militarista encaminando al mundo hacia una guerra mundial. Glazyev pronosticó que, de cualquier modo, será la última guerra global: si se supera el monopolio del dólar y la hegemonía de Estados Unidos, se pone fin a su poder militar y sus guerras permanentes; y si ésto no es posible, el escenario es la destrucción de la humanidad…en cuyo caso tampoco habrá más guerras…

    Sergey Glazyev: Eventos como éste suceden una vez en un siglo

    «La última guerra mundial»

    «Después de no haber logrado debilitar a China en la guerra comercial, los estadounidenses cambiaron el objetivo hacia Rusia, que ven como un eslabón débil en la geopolítica y la economía globales. Los anglosajones están tratando de implementar sus eternas ideas rusofóbicas para destruir a nuestro país, y al mismo tiempo debilitar a China, porque la alianza estratégica de la Federación de Rusia y la RPC es demasiado difícil para los Estados Unidos. No tienen el poder económico o militar para destruirnos juntos, ni por separado «, dice Sergey Glazyev, académico de la Academia de Ciencias de Rusia y ex asesor del presidente Vladimir Putin.

    – Sergey Yuryevich, comentando los trágicos eventos actuales, escribió en su canal de Telegram que es necesario leer su libro «La última guerra mundial», escrito hace aproximadamente 6 años. ¿Cómo pudo predecir todo con tal precisión?

    – El hecho es que existen patrones de desarrollo económico a largo plazo, cuyo análisis y comprensión nos permite predecir los eventos que están ocurriendo actualmente.

    Ahora estamos experimentando un cambio simultáneo en las estructuras económicas, tecnológicas y mundiales. Mientras que la base tecnológica de la economía está cambiando y se está produciendo la transición a tecnologías fundamentalmente nuevas, el sistema de gestión también se está transformando. Este tipo de evento ocurre aproximadamente una vez en un siglo.

    Sin embargo, los patrones tecnológicos cambian una vez cada 50 años, y su cambio suele ir acompañado de una revolución tecnológica, depresión y una carrera armamentista. Los patrones económicos mundiales cambian una vez cada 100 años, y su cambio está acompañado por guerras mundiales y revoluciones sociales.

    Esto se debe al hecho de que la élite gobernante de los países centrales en la estructura económica del viejo orden mundial, evita los cambios, no tiene en cuenta el surgimiento de sistemas de gestión más efectivos, intenta bloquear el desarrollo de los líderes del nuevo orden, los usan e intenta mantener su posición de hegemonía y monopolio por cualquier medio, incluidos los medios militares y las desestabilizaciones.

    Hace 100 años, el Imperio Británico estaba tratando de mantener su hegemonía en el mundo. Cuando ya estaba perdiendo económicamente a los recursos combinados del Imperio Ruso y de  Alemania, se desató la Primera Guerra Mundial provocada por la inteligencia británica, durante la cual los tres imperios europeos se auto-destriparon.

    Estoy hablando del colapso de la Rusia zarista, de los imperios alemán y austro-húngaro, pero esto también incluye a los otomanos. En cuanto a Gran Bretaña, sostuvo el dominio global por un tiempo e incluso se convirtió en el imperio más grande del planeta. Pero debido a las inexorables leyes de desarrollo socioeconómico, el sistema económico mundial colonial, basado en realidad en el trabajo esclavo, ya no podía proporcionar un crecimiento económico.

    Se presentaron dos nuevos modelos políticos: el de los soviéticos y el de los estadounidenses, que demostraron  una eficiencia de producción mucho mayor: permitieron la producción masiva de productos de manera mucho más eficiente que los sistemas de los imperios coloniales del siglo XIX.

    El surgimiento de la URSS y de los Estados Unidos, con sistemas de gestión centralizados,  les permitió dar un gran salto en su desarrollo económico.  En Europa, el sistema de gobierno corporativo se formó, desafortunadamente, según el modelo nazi en Alemania, y -también hay que decirlo- no sin la ayuda de la inteligencia británica.

    Hitler, respaldado por la inteligencia británica y el capital estadounidense, implementó rápidamente un sistema de gobierno corporativo centralizado en Alemania, lo que permitió que el Tercer Reich se expandiera rápidamente por toda Europa. Gracias a Dios, derrotamos a ese fascismo alemán.

    Después de eso, dos modelos permanecieron en el mundo: el soviético y el Occidental (con el centro en Estados Unidos). Después del colapso de la Unión Soviética –que no logró soportar la competencia global debido al hecho de que el sistema de gestión no era lo suficientemente flexible para satisfacer las necesidades del progreso tecnológico- Estados Unidos por un tiempo, se apoderó de la dominación global.

    El nuevo orden económico mundial es ideológicamente socialista

    – Pero ahora este período de «la soledad unipolar estadounidense» ya está pasando, y probablemente no sólo gracias a Rusia, sino en primer lugar a China y las regiones asiáticas. ¿No es así?

    De hecho, las estructuras verticales jerárquicas características del sistema económico del mundo imperial resultaron ser demasiado rígidas para garantizar procesos de innovación continua y perdieron su eficacia competitiva para garantizar el crecimiento de la economía mundial.

    En su periferia, se ha formado un nuevo orden económico mundial, basado en modelos de gestión flexibles, en una organización de la red de producción, donde el Estado trabaja como integrador, combinando los intereses de varios grupos sociales para alcanzar un objetivo de bienestar público.

    Hoy, el ejemplo mundial más impresionante de una economía tan integrada es China, cuya tasa de crecimiento ha sido tres veces más rápida que la tasa de crecimiento de la economía estadounidense durante más de 30 años. En este momento, China ya supera a los Estados Unidos en términos de producción, exportaciones de bienes de alta tecnología y tasas de crecimiento.

    Hay una primacía de los intereses públicos sobre los intereses privados, y el Estado busca maximizar las tasas de crecimiento para combatir la pobreza. En este sentido, el nuevo orden económico mundial es ideológicamente socialista. Al mismo tiempo, utiliza mecanismos de mercado de competencia, lo que hace posible una mayor concentración de recursos para la revolución tecnológica, para garantizar saltos económicos basados ​​en un nuevo orden tecnológico avanzado.

    Si observamos la tasa de crecimiento desde 1995, la economía china se ha multiplicado por 10, mientras que la economía estadounidense ha crecido sólo un 15 %. Por lo tanto, ya es obvio para todos, que el ritmo del desarrollo económico global está cambiando actualmente hacia Asia: China, India e Indochina ya producen más productos que Estados Unidos y la Unión Europea. Si agregamos Japón o Corea, donde el sistema de gestión es similar en sus principios de integración de la sociedad en torno al objetivo de mejorar el bienestar público, podemos decir que hoy en día este nuevo orden económico mundial ya domina el mundo, y el centro de producción del mundo.

    Desde hace 15 años EEUU libra una guerra híbrida global para mantener su hegemonía

    La economía se ha trasladado al sudeste asiático. Por supuesto, la élite gobernante estadounidense no está de acuerdo con esto. Ellos, al igual que el Imperio británico antes, buscan mantener su hegemonía en el mundo. Los eventos que se llevan a cabo hoy son una manifestación de cómo la élite oligárquica financiera y el poder de Estados Unidos está tratando de mantener su dominación mundial. Se puede decir que durante los últimos 15 años, ha estado librando una guerra híbrida global, que busca sembrar el caos en los países que escapan de su control y restringir el desarrollo de la RPC. Pero debido a que su sistema de gestión ya es arcaico, no pueden hacer esto.

    La crisis financiera de 2008 fue un momento de transición en el que finalmente terminó el ciclo del orden tecnológico saliente y comenzó el proceso de redistribución masiva del capital a un nuevo orden tecnológico, cuyo núcleo es un complejo de tecnologías de comunicación, de nano-bioingenierías e información. Todos los países comenzaron a bombear dinero a sus economías.

    Lo más sencillo que puede hacer un Estado moderno es dar a todas las empresas acceso a un dinero barato a largo plazo para que puedan adoptar nuevas tecnologías.

    Pero mientras que en Estados Unidos y en Europa se gastaron el dinero principalmente en burbujas financieras y generaron déficits presupuestarios; en China, ese enorme caudal monetario se dirigió completamente al crecimiento de la producción y al desarrollo de nuevas tecnologías. No hubo burbujas financieras, y mientras  la monetización altísima de la economía china no conducía a la inflación, el crecimiento de la oferta monetaria se acompañó de un aumento en la producción de bienes, la introducción de nuevas tecnologías avanzadas y un aumento en el bienestar público.

    Hoy en día, la competencia económica ya ha llevado al hecho de que Estados Unidos ha perdido su liderazgo. Como vimos, Donald Trump  intentó contener el desarrollo de China a través de una guerra comercial, pero no logró nada.

    – ¿Por qué no lo lograron? ¿Trump no tuvo suficiente determinación?

    – Incluso Trump no pudo hacerlo porque China tiene un sistema de gestión más eficiente, lo que le permite concentrar los recursos de producción disponibles, lo más plenamente posible. Al mismo tiempo, la gestión efectiva del dinero, mantiene el dinero en el sector de la economía real, centrándose en la financiación de las inversiones de desarrollo.

    China ha alcanzado una tasa de ahorro más alta que cualquier país: alrededor del 45 % del PIB se invierte, en comparación con el 20 % en los Estados Unidos o en Rusia. Esto, de hecho, garantiza la tasa de crecimiento ultra alta de la economía china.

    En general, los Estados Unidos estaban condenados a perder esta guerra comercial, porque  China puede producir productos de manera más eficiente y financiar el desarrollo de modo más barato. Todo el sistema bancario en China es de propiedad estatal, funciona como una institución de desarrollo único, que dirige los flujos de efectivo para expandir la producción y desarrollar nuevas tecnologías.

    En los Estados Unidos, la oferta monetaria se utiliza para financiar el déficit presupuestario y se reasigna a las burbujas financieras. Como resultado, la eficiencia del sistema financiero y económico de EEUU es del 20 %, sólo uno de cada cinco dólares alcanza la economía real, y en China, casi el 90 % (es decir, casi todos los yuanes creados por el Banco Central de la RPC) alimentan la expansión de la producción y garantizan un altísimo crecimiento económico.

    Los intentos de Trump por limitar el desarrollo de China a través de métodos de guerra comercial han fallado, y al mismo tiempo, rebotaron en los Estados Unidos.

    Paralelamente a la guerra comercial contra China, los servicios de inteligencia de Estados Unidos estaban preparando una guerra contra Rusia, ya que la tradición geopolítica anglosajona considera que Rusia es el principal obstáculo para el establecimiento de la dominación mundial por parte del poder y las élites financieras de Estados Unidos y de Gran Bretaña.

    Debo decir que la guerra contra la Federación de Rusia se desarrolló inmediatamente después de la anexión de Crimea y después de que la inteligencia estadounidense organizara un golpe de Estado en Ucrania. Se puede decir que engañaron a Rusia, que creyó que la injerencia estadounidense en Ucrania era un fenómeno temporal. Sin embargo, los estadounidenses echaron raíces, creando no sólo una base fuerte dándoles alas a los nazis,  sino que también entrenaron a las fuerzas armadas nazis, les dieron la oportunidad de obtener una formación militar y los entrenaron en sus academias, junto a todas las fuerzas armadas de Ucrania. Y durante 8 años, prepararon a las fuerzas armadas de Ucrania para luchar contra un único enemigo: Rusia. Mientras que los medios de comunicación, que también están completamente controlados por los estadounidenses en Ucrania, formaban la imagen del enemigo en la conciencia pública.

    Además, los Estados Unidos utilizaron la economía en la guerra híbrida contra la Federación de Rusia. Ya en 2014, impusieron las primeras sanciones  y eliminaron una parte significativa de los préstamos occidentales a la economía rusa. Ahora estamos viendo la siguiente fase, cuando han desconectado efectivamente a Rusia del sistema monetario y financiero global que dominan.

    Todo esto fue predicho por mí hace 10 años, basado en la teoría del cambio de patrones económicos mundiales y la lógica específica de la élite gobernante de los Estados Unidos, centrada en la dominación mundial.

    La geopolítica anglosajona está orientada tradicionalmente contra el Imperio Ruso y sus sucesores, la URSS y la Federación de Rusia, porque  desde los tiempos del Imperio Británico, Rusia ha sido vista como el principal oponente por los anglosajones. Toda la llamada ciencia geopolítica que se escribió en Londres se redujo, de hecho, a un conjunto de recomendaciones sobre cómo destruir a Rusia como fuerza dominante en Eurasia. Me refiero a todo tipo de construcciones especulativas como «países del mar contra los países de tierra», etc.

    – ¿Por qué Rusia preocupaba tanto a los «países del mar»? Después de todo, nunca hemos bordeado el Reino Unido.

    – En este sentido, inventaron  una fórmula: quien controle Eurasia controla todo el mundo. En realidad, el desarrollo aplicado de dicha fórmula ya ha ido más lejos. El famoso teorema de Zbigniew Brzezinski dice que para derrotar a Rusia como superpotencia, hay que alejarla de Ucrania.

    [N. de la E.: Zbigniew Brzezinski, nacido en Polonia en 1928, y convertido en ciudadano estadounidense; del Partido Demócrata, fue asesor de los presidentes Lyndon Johnson y Jimmy Carter; se oponía a De Gaulle; apoyó la guerra de Vietnam; fue responsable del financiamiento de los terroristas talibanes que derrocaron al gobierno democrático de Afganistán en los 80; abogaba por la reinstauración del sha de Irán en el poder; impuso la doctrina de usar la fuerza militar para defender los intereses de EEUU en el Golfo Pérsico… ]

    Todo este dogma político, que parecía que durante mucho tiempo había disminuido, reaparece hoy en día en el pensamiento de la élite política estadounidense. Hay que  decir que todavía hay cursos de geopolítica con ideas del siglo XIX en la Universidad de Harvard y en Yale, afilando los cerebros de los futuros políticos estadounidenses contra Rusia. Así que, de hecho, saltaron a esas viejas fuentes rusofóbicas que siempre han sido características de la geopolítica anglosajona. Y, teniendo en cuenta a Rusia como principal oponente de su dominación en el mundo, usaban a  Ucrania como un puesto de avanzada, o más bien, como una herramienta para socavar a Rusia, debilitándola para en el futuro destruirla como Estado soberano, como plantea la propuesta de Brzezinski.

    Entonces, lo que está sucediendo hoy en día era fácil de predecir, basándose en una combinación de patrones de desarrollo económico a largo plazo que condenan al mundo a una guerra híbrida; y en la rusofobia tradicional de la élite política anglosajona.

    Después de que fracasara el debilitamiento de la RPC mediante una guerra comercial, los estadounidenses transfirieron el golpe principal de su poder militar y político contra  Rusia, que ven como un eslabón débil en la geopolítica y la economía globales.

    Además, los anglosajones buscan establecer el dominio sobre Rusia para implementar sus eternas ideas rusofóbicas de destruir a nuestro país, y al mismo tiempo debilitar a China, porque la alianza estratégica de la Federación de Rusia y la RPC es demasiado difícil para los Estados Unidos. No tienen el poder económico ni militar para destruirnos juntos, ni por separado, por lo que los Estados Unidos inicialmente buscaban ponernos en desacuerdo con China. No tuvieron éxito. Pero EEUU, aprovechando nuestra,  yo diría, complacencia, tomaron el control de Ucrania, y hoy están usando a esta república fraternal como un arma contra Rusia, para luego controlar nuestros recursos, fortalecer su posición y debilitar a China. En general, todo esto es obvio, tanto como que dos y dos son cuatro.

    Los estadounidenses no podrán ganar, donde los británicos no tuvieron éxito en su tiempo

    – Probablemente sea obvio, pero no para todos. Hay muchos oponentes de una alianza con China entre la élite rusa. Al menos antes de la Operación especial en Ucrania, a estas personas les parecía que la cultura estadounidense y occidental era más clara y más cercana a nosotros que la antigua cultura china, y que siempre encontraríamos un lenguaje común con nuestros «socios occidentales».

    – En 2015 escribí el libro «La última guerra mundial: los Estados Unidos la comienzan y pierden», que mencioné al comienzo de la conversación. Allí lo explico todo. Los Estados Unidos lanzaron una guerra híbrida global que comienza con las revoluciones de colores, para irrumpir en las regiones del mundo que no controlaban, para fortalecer su posición y debilitar la posición de sus competidores geopolíticos. Después del famoso discurso de Munich del Presidente Putin (en febrero de 2007) se dieron cuenta de que habían perdido el control de la Rusia de Yeltsin, y estaban seriamente preocupados.

    En 2008, estalló la crisis financiera y quedó clara la transición hacia un nuevo orden tecnológico. El nuevo orden estaba comenzando y el viejo orden económico y el antiguo sistema de gestión ya no servían para el desarrollo económico progresivo. China toma la iniciativa.

    Entonces la lógica de la guerra mundial se desarrolla, sólo que no ocurre en las formas que existían hace 100 años, sino en tres frentes: monetario y financiero (donde EEUU aún domina el mundo), comercio y producción (donde EEUU ya ha perdido frente a China) e información y conocimiento (donde los estadounidenses también tienen tecnologías superiores). Se usan los tres frentes para tratar de mantener la iniciativa y mantener la hegemonía de sus corporaciones.

    El siguiente frente es el más obvio, son las operaciones militares, como la última herramienta para forzar a los Estados que no controlan, a obedecerlos. Hoy en día, la situación en este frente también está empeorando.

    Las operaciones activas están en marcha en todos los frentes de la guerra híbrida global y es posible predecir el resultado: los estadounidenses no podrán ganar, al igual que los británicos no tuvieron éxito en su tiempo.

    Aunque Gran Bretaña ganó formalmente la Segunda Guerra Mundial, perdieron política y económicamente. Los británicos perdieron todo su imperio: más del 90 % del territorio, y el 95 % de la población. Dos años después de la Segunda Guerra Mundial, donde fueron los vencedores, su imperio colapsó como un castillo de naipes, porque los otros dos ganadores de la II GM, la URSS y los Estados Unidos, no necesitaban un imperio y lo consideraban un anacronismo. Del mismo modo, el mundo no necesitará corporaciones multinacionales estadounidenses, dólar estadounidense, moneda estadounidense,  ni tecnologías financieras y pirámides financieras. Todo esto pronto será cosa del pasado. El sudeste asiático se convertirá en un líder obvio en el desarrollo económico global, y se formará un nuevo orden económico mundial ante nuestros ojos.

    – Parafraseando a Remarque, [Erich Maria Remarque, el famoso autor de “Sin novedad en el frente”, sobre los horrores de la primera guerra mundial] podemos decir que los cambios finalmente han llegado al frente occidental, pero ¿qué signos hay de esta desaparición inminente del sistema global actual?

    – Después de que los estadounidenses se apoderaron de las reservas de divisas venezolanas y las entregaron a la oposición; y luego de las reservas de divisas afganas; y antes de eso, de las reservas iraníes, y ahora, de las reservas de los rusos; quedó absolutamente claro que el dólar dejó de ser la moneda mundial. Siguiendo a los estadounidenses, esta estupidez también fue cometida por los europeos, y el euro y la libra dejaron de ser monedas de reserva mundial. Por lo tanto, el antiguo sistema monetario y financiero está viviendo sus últimos días.

    Después de que nadie necesite los dólares estadounidenses y los euros, el colapso del sistema monetario y financiero global basado en dólares y euros es inevitable. En Asia los países líderes están cambiando a las monedas nacionales, y el euro y el dólar ya no son divisas de reserva.

    La era de la globalización liberal ha terminado

    – ¿Cómo ve el mundo después de la desaparición del monopolio del dólar?

    – Actualmente estamos trabajando en un proyecto de acuerdo internacional sobre la introducción de un nuevo sistema de pago mundial destinado a las monedas nacionales de los países participantes, y de un sistema donde el intercambio de bienes determine los valores reales. No necesitaremos bancos estadounidenses y europeos. Un nuevo sistema de pago basado en tecnologías digitales modernas con una cadena de bloques (blockchain) se está desarrollando en el mundo, donde los bancos están perdiendo su importancia.

    El capitalismo clásico basado en bancos privados es una cosa del pasado. Se está restaurando el Derecho internacional. Todas las relaciones internacionales clave, incluida la cuestión de la circulación de divisas mundiales, están comenzando a formarse sobre la base de contratos. Al mismo tiempo, se está restaurando la importancia de la soberanía nacional, porque los países soberanos están llegando a un acuerdo. La cooperación económica global se basa en inversiones conjuntas destinadas a mejorar el bienestar de los pueblos.

    La liberalización del comercio deja de ser una prioridad, se respetan prioridades nacionales, y cada Estado construye un sistema para proteger el mercado interno y el espacio económico que considere necesario. En otras palabras, la era de la globalización liberal ha terminado. Ante nuestros ojos se está formando un nuevo orden económico mundial, integral, en el que algunos Estados y bancos privados pierden su monopolio privado sobre el tema del dinero, luego sobre el uso de la fuerza militar, y así sucesivamente.

    El tercer escenario es catastrófico: destrucción de la humanidad

    – ¿Y por qué llamó a su libro «La última guerra mundial?» ¿Qué le hace esperar que esta guerra global sea realmente la última?

    – Llamé a esta guerra mundial, la última, porque vemos que hay varios escenarios de movimiento.  

    El primer escenario, que ya he descrito, es tranquilo y próspero. Consiste en superar el monopolio de los Estados Unidos. Para hacer esto, en el sector financiero se debe abandonar el dólar. Para superar el monopolio en la información y la esfera del conocimiento, necesitamos aislar nuestro espacio de información del estadounidense y cambiar a nuestras propias tecnologías de la información. Creando sus propios entornos de producción económica, pero sin el dólar estadounidense ni el euro, y confiando en sus tecnologías de la información para la gestión del dinero, los países del nuevo orden económico del mundo, garantizan altas tasas de desarrollo económico, mientras que el mundo occidental se derrumba. Colapsan las pirámides financieras, hay desorganización y una creciente crisis económica, agravada por el aumento de la inflación debido a la emisión incontrolada de dinero en los últimos 12 años.

    El segundo escenario, es el posible desarrollo de eventos similar al que Hitler quería implementar durante el cambio de las estructuras económicas mundiales anteriores. Éste es un intento de crear un gobierno mundial con una ideología “sobrehumana”. Si Hitler pensó en la nación alemana como de superhombres, ahora los ideólogos actuales de la dominación mundial impondrían una transición a un estado post-humanoide en la humanidad. En contraste con ese post-humanismo de Occidente, los países principales del nuevo orden económico mundial se caracterizan por una ideología socialista, aunque manteniendo el respecto a los intereses privados, la protección de la propiedad privada y el uso de mecanismos de mercado. En China, India, Japón, y Corea, domina la ideología socialista, o más bien, una mezcla de ideología socialista, intereses nacionales y competencia de mercado. Es esta mezcla la que forma un poder fundamentalmente nuevo y una élite política, centrada en el desarrollo económico y el crecimiento del bienestar de las naciones.

    Los políticos, intelectuales y empresarios occidentales, tienen un enfoque diferente. Lo que estamos viendo hoy es un intento de crear un nuevo orden mundial con un gobierno mundial a la cabeza, donde las personas son conducidas a un “campo de concentración electrónico”. Se pudo ver esto en el ejemplo de las restricciones durante la pandemia: todas las personas recibieron etiquetas y el acceso a los bienes públicos fue regulado por los códigos QR. Por cierto, en el escenario de pandemia estudiado por la Fundación Rockefeller en 2009, se estableció todo lo que sucedió, de una manera impresionante, en realidad predijeron el futuro. Este escenario se llamaba «paso de bloqueo», es decir, «caminar en formación», y el mundo occidental lo siguió. Al sacrificar sus propios valores democráticos, las personas se ven obligadas a obedecer las órdenes. Las organizaciones internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud, se utilizan como base para ensamblar un gobierno mundial que estaría subordinado al capital privado.

    [N. de la E.: La idea de “campo de concentración electrónico” que formula Glazyev, es mucho más aplicable a la creación de una sociedad de adictos a las pantallas, consumidores de basura mental alienante, que a unas restricciones sensatas para controlar una crisis de salud global. China también empleó sistemas electrónicos de control para gestionar la pandemia].

    Pero, hay que decir que Donald Trump obstaculizó firmemente estos planes [de crear un gobierno mundial], porque detuvo la firma de los acuerdos de asociación transatlántica y transasiática, donde todos los países que participaran en los tratados sacrificaban la soberanía nacional en todas las disputas comerciales. Según esos acuerdos, si el capital extranjero está presente en un negocio, en caso de disputa con un gobierno nacional, se forma un tribunal de arbitraje internacional. Y estos jueces designados, de hecho, por grandes empresas internacionales, resolverían estas disputas. De hecho, el Estado estaba perdiendo toda la soberanía en la regulación de las relaciones con grandes empresas. Sin embargo, Trump detuvo el acuerdo: los Estados Unidos no lo firmaron. Por lo tanto, se detuvo el proceso de formar un gobierno mundial. Esta es la segunda alternativa, y actualmente está experimentando una crisis debido al colapso de la idea de la globalización y el abandono gradual de las restricciones de la pandemia.

    La opción del gobierno mundial es incompatible con una Rusia soberana, con nuestra independencia y papel en el mundo. En el escenario globalista, la Federación de Rusia se considera un territorio que está destinado a ser explotado por las corporaciones multinacionales occidentales. Al mismo tiempo, la «población indígena» debe cumplir sus intereses. Bajo este escenario, Rusia desaparece como una entidad independiente, al igual que China. El gobierno mundial occidental puede incorporar algunos de nuestros oligarcas a sus planes, pero sólo en roles secundarios o terciarios.

    El tercer escenario es catastrófico: la destrucción de la humanidad …

    Lo que está sucediendo en Ucrania es un reflejo de la agonía del poder estadounidense

    ¿El apocalipsis del cual todos hablan?

    – Bueno, no todos… Pero todos están asustados, definitivamente.

    Por cierto, sobre los laboratorios estadounidenses  de guerra biológica que sintetizan virus peligrosos, tengo otro libro: «La plaga del siglo XXI: ¿cómo evitar el desastre y superar la crisis?».

    Recuerdo que en 1996, cuando tuve que trabajar en el Consejo de Seguridad de la ONU, propuse desarrollar un concepto de bioseguridad nacional. Porque incluso entonces, hace casi 30 años, la genética era una ciencia suficientemente avanzada como para sintetizar virus dirigidos contra personas de una cierta etnia, género, o edad. Esto ha sido posible desde hace mucho tiempo. Ahora, según los datos de nuestro Ministerio de Defensa, los laboratorios de guerra biológica estadounidenses estaban desarrollando virus dirigidos contra los eslavos. Al parecer, ya es posible hacer un virus contra algún grupo étnico que tenga una característica específica en su código genético.

    Lo que está sucediendo en Ucrania hoy es un eco de la agonía de la élite gobernante de los Estados Unidos, que no puede aceptar que ya no será líder mundial. Esto se está aclarando para todos, por lo menos para aquellos que no están relacionados con los estadounidenses por sus intereses, o que no están sujetos a su influencia ideológica.

    Le doy un ejemplo. Cuando los Estados Unidos impusieron sanciones contra Rusia en 2014, le pregunté a mis colegas chinos: «¿Crees que los estadounidenses pueden imponer sanciones a China?» Estaban seguros que no. Dijeron que esto era imposible, porque los Estados Unidos dependen mucho de China y China depende de los Estados Unidos, y sería más caro por los estadounidenses.  Dos años después, Trump lanzó una guerra comercial contra China. Y Beijing ahora entiende que Estados Unidos es un enemigo que intentará hundir el milagro económico chino de cualquier manera posible.

    Antes de eso, mis colegas chinos no estaban muy convencidos de mis argumentos, al igual que mi libro mencionado por usted, no influyó  en nuestra élite política y económica. Mis argumentos no fueron tenidos en cuenta, aunque venimos diciendo desde hace muchísimos años  que el dólar debe ser abandonado. Las reservas de divisas deberían haber abandonado los instrumentos denominados en dólares, se debería haber cambiado a un sistema financiero propio, y desarrollado sistemas de pago propios con socios en las monedas nacionales.

    Hemos estado proponiendo todo esto, cuando ya estaba claro cómo iba el desarrollo económico global. Y sólo ahora, finalmente, todos han visto la luz.

    – A juzgar por los eventos en Ucrania, no todos han visto la luz todavía.

    – Sí, nos enfrentamos al hecho de que los estadounidenses han logrado engañar tanto al pueblo ucraniano en 8 años, que las llamadas fuerzas armadas de Ucrania parecen simplemente zombis. Son controlados como títeres. No es Zelensky quien manda al ejército ucraniano, ni siquiera el Ministerio de Defensa de Ucrania o al alto mando, sino el Pentágono. Éste ordena luchar «hasta el último soldado ucraniano», porque estos chicos zombis no se rinden. Pero están en una situación absolutamente desesperada. Todos los expertos ya han reconocido que Rusia ganó la Operación especial militar, que Ucrania no tiene posibilidad de resistencia, que toda la infraestructura militar ha sido destruida …

    Las fuerzas armadas lo único que pueden hacer es rendirse para minimizar las pérdidas humanas, pero los oficiales ucranianos (y especialmente, por supuesto, los ultranacionalistas) actúan como zombis controlados externamente, siguen instrucciones del Pentágono, que reciben en sus computadoras personales y tabletas.

    Los estadounidenses comandan a sus títeres de las fuerzas armadas ucranianas, rompiéndolos en unidades específicas. A cada unidad se le asigna un número, y a cada número se le asignan tareas de inteligencia militar artificial todos los días. Realmente tienen unas 150-200 mil personas en una máquina de guerra que funciona sin pensar, sólo sigue estúpidamente sus órdenes.

    Están en una situación absolutamente desesperada, rodeados, privados de cualquier suministro, y todavía continúan una guerra sin sentido, condenándose a la muerte y arrastrando con ellos a los civiles que los rodean. Éste es un buen ejemplo de cómo funcionan las tecnologías modernas estadounidenses. Debemos entender que nos enfrentamos a una fuerza muy poderosa.

    Hemos escuchado anteriormente a los expertos y políticos rusos, que los propios ucranianos se asfixiarán económicamente y luego nos arrastrarán a nosotros porque,  a donde irá Ucrania sin nosotros. No podrá garantizar la producción económica sin nuestros recursos y nuestra cooperación. De hecho, Ucrania ha entrado en un estado de catástrofe económica, como sabíamos, y explicamos a nuestros colegas ucranianos.

    Ucrania se ha convertido en el Estado más pobre de Europa, junto con Moldavia. Sin embargo, esto no impidió que los estrategas políticos e instructores estadounidenses y británicos formaran un ejército de 200 mil matones y asesinos que son una herramienta obediente de intereses estadounidenses.

    El nuevo sistema monetario tendrá que construirse sin Occidente

    -Dijo que está trabajando en la introducción de una nueva moneda. ¿En qué formato y con qué equipo?

    – Hemos estado haciendo esto desde hace mucho tiempo como grupo de científicos. Hace 10 años, en el Foro Económico de Astaná,[capital de Kazajistán] presentamos el informe «Hacia un crecimiento sostenible a través de un orden económico justo» con un proyecto de transición a un nuevo sistema financiero y monetario global, donde propusimos reformar el sistema del FMI en función de lo que se llaman derechos de moneda especiales, y sobre la base de un FMI modificado, crear una moneda de liquidación mundial. Esta idea, por cierto, despertó un gran interés en ese momento: nuestro proyecto fue reconocido como el mejor proyecto económico internacional.

    Pero en un sentido práctico ninguno de los Estados representados por las autoridades monetarias oficiales estaba interesado en este proyecto. Hasta el día de hoy es sólo una propuesta de expertos. Pero estoy seguro de que la situación actual nos obliga a crear nuevos instrumentos de pago y liquidación muy rápidamente, porque el dólar será prácticamente imposible de usar, y el rublo no puede encontrar estabilidad debido a la política incompetente del Banco Central de Rusia que, de hecho, actúa en interés de los especuladores internacionales. [N. de la E.: Glazyev es muy crítico con la política del Banco Central de Rusia para hacer frente a los problemas derivados de las sanciones económicas. Él está en contra de las medidas que se tomaron para sostener al rublo -como por jemplo haber subido la tasa de interés del dinero, entre otras-, dice que es una política inspirada en el FMI, y que en el fondo se está «complaciendo al enemigo». Critica que el Banco Central de Rusia, permita que los especuladores internacionales manipulen el tipo de cambio del rublo y que los grandes bancos rusos se hayan convertido en especuladores de divisas].

    Objetivamente, el rublo podría convertirse en una moneda de reserva junto con el yuan y la rupia. Sería posible cambiar a un sistema multifunción basado en monedas nacionales. Pero aún se necesita algo equivalente para fijar los precios [de las materias primas]. Actualmente estamos trabajando en ese concepto en el espacio de intercambio de la Unión Económica de Eurasia, donde una de las tareas es formar nuevos criterios para fijar precios.

    Es decir, si queremos que los precios del metal no se dicten en Londres, sino en Rusia, al igual que los precios del petróleo, eso implica el surgimiento de alguna otra moneda, especialmente si queremos actuar no sólo dentro de la Unión Económica de Eurasia, sino en Eurasia en un sentido amplio, en el centro de un nuevo orden económico mundial.

    Pienso en China, India, Indochina, Corea e Irán. Estos son países grandes que tienen sus propios intereses nacionales fuertes. Después de la historia actual de la confiscación de las reservas de dólares, no creo que ningún país quiera usar la moneda de otro país como moneda de reserva. Así que necesitamos una nueva herramienta. Y una herramienta de este tipo, desde mi punto de vista, puede convertirse en una cierta moneda de pago sintética, que se construiría como un índice agregado.

    -¿Puede dar algunos ejemplos?

    -Bueno, existe la experiencia de la Unión Europea, el euro fue construido como una canasta de monedas. Todos los países que participan en la creación de una nueva moneda de liquidación (divisa de pago) deben otorgarse el derecho de tener su moneda nacional en esta canasta. Y la moneda común se forma como un índice, como un componente promedio ponderado de estas monedas nacionales.

    A esto debemos agregar productos comerciales de intercambio: no sólo oro, sino también aceite, metal, grano y agua. Una especie de paquete de productos básicos, que de acuerdo con nuestras estimaciones, debe incluir aproximadamente 20 productos, que deben participar en la canasta para formar una nueva moneda de liquidación. Necesitamos además, un tratado internacional que defina las reglas para la circulación de esta moneda y crear una organización como el Fondo Monetario Internacional.
    Propusimos reformar el FMI hace 15 años, pero ahora ya es obvio que el nuevo sistema financiero monetario tendrá que construirse sin Occidente. Tal vez un día, Europa se unirá a él y los Estados Unidos también se verán obligados a reconocerlo. Pero está claro que tendremos que construirlo sin ellos, por ejemplo, sobre la base de la Organización de Cooperación de Shanghai.

    Estas son las propuestas formuladas por expertos, que serán sometidas ante los organismos oficiales para su estudio, en el próximo mes.

     
  • mesmontse 10:03 am el 11 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial, , , ,   

    ECONOMÍA: EEUU pide petróleo a Irán y a Venezuela tras la furia sancionadora a Rusia 

    Las sanciones de Washington contra Moscú destruirán Europa, no a Rusia

    PEPE ESCOBAR / THE CRADLE

    El 7 de marzo se conoció la lista rusa oficial de las naciones sancionadoras hostiles: EEUU; toda la UNIÓN EUROPEA; Australia; Albania; Andorra; República Checa; Reino Unido (incluida Jersey, Anguilla, British Virgin Islands y Gibraltar); Islandia; Canadá; Liechtenstein; Micronesia; Mónaco; Nueva Zelanda; Noruega; República de Corea (Corea del Sur); San Marino; Macedonia del Norte; Singapur; Taiwan; Ucrania; República de Montenegro; Suiza; Japón.

    Observe cómo la ‘comunidad internacional’ sigue encogiéndose.  El Sur Global debe tener en cuenta que ninguna nación de Asia Occidental, América Latina o África se ha unido a las sanciones de Washington.

    Moscú ni siquiera ha anunciado su propio paquete de contra-sanciones. Pero un decreto oficial  que permite a las empresas rusas devolver sus deudas con acreedores «de países hostiles»  en rublos, proporciona un indicio de lo que está por venir.

    Todas las medidas rusas giran en torno a este nuevo decreto presidencial, firmado el sábado pasado, que el economista Yevgeny Yushchuk define como una «mina terrestre de represalia nuclear».

    Funciona así: para pagar deudas a un país de la lista de países hostiles a  Rusia,  que exceda los 10 millones de rublos al mes (100.000 dólares), las compañías rusas no tienen que hacer una transferencia. Abren en un banco ruso una cuenta en rublos a nombre del acreedor. Luego, la compañía rusa transfiere a esta cuenta su pago convertido a rublos, según a la tasa de cambio del Banco Central de Rusia,  y todo es perfectamente legal.

    Los pagos en moneda extranjera deben recibir un permiso especial de la Comisión del Gobierno para el control de la inversión extranjera.

    Lo que esto significa en la práctica es que la mayor parte de los 478 mil millones de dólares de la deuda extranjera rusa puede «desaparecer» de los balances de los bancos occidentales. El equivalente en rublos se depositará en los bancos rusos, pero los bancos occidentales tal como están las cosas, no pueden acceder a ella.

    [N.de la E: Y si los bancos occidentales no pueden cobrar la deuda rusa, es probable que pretendan que los Estados los rescaten con dinero público, como ocurrió en la crisis del 2008].

    Es discutible si esta sencilla estrategia fue el producto de las mentes  «no soberanistas» reunidas en el Banco Central ruso. Es más probable que haya sido aportada por el  influyente economista Sergei Glazyev, un antiguo antiguo asesor del presidente  Vladimir Putin sobre integración regional.

    Mientras tanto, el banco público ruso SBERBANK confirmó que emitirá tarjetas MIR de débito/crédito   unidas al UnionPay de China. Alfa-Bank, el banco privado más grande de Rusia, también emitirá tarjetas de débito y crédito de UnionPay. Aunque sólo se presentó hace cinco años, el 40 por ciento de los rusos ya tiene una tarjeta MIR para uso doméstico. Ahora también podrán usarlo internacionalmente, a través de la enorme red de UnionPay. Y sin Visa ni  Mastercard, las comisiones de todas las transacciones permanecerán en la esfera de Rusia y China. En efecto, fin de la dolarización.

    EEUU AHORA PIDE PETRÓLEO A IRÁN Y VENEZUELA

    La administración estadounidense del presidente Joe  Biden ahora está absolutamente desesperada: el 8 de marzo prohibió todas las importaciones de petróleo y gas de Rusia, el segundo mayor exportador de petróleo a los Estados Unidos, detrás de Canadá y por delante de México. La gran estrategia de reemplazo  de EEUU es pedirle petróleo a Irán y Venezuela.

    Las negociaciones de las sanciones sobre Irán en Viena pueden llegar a la última etapa, según lo reconoció incluso el diplomático chino Wang QUN. Pero fue el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien presentó una nueva variable crucial en las discusiones finales de Viena.

    Lavrov hizo su demanda bastante explícita: «Hemos solicitado una garantía escrita … que el proceso actual [de sanciones contra Rusia ] provocado por los Estados Unidos no dañe de ninguna manera nuestro derecho a la cooperación libre y completa en comercio, economía, e inversión, y  cooperación militar-técnica con la República Islámica».

    Según el Acuerdo de Plan de Acción Integral (JCPOA) conjunto de 2015, Rusia recibe uranio enriquecido de Irán  y lo intercambia por el óxido de uranio impuro obtenido durante el procesamiento; y en paralelo, está reconvirtiendo la planta nuclear de Fordow, en Irán, en un centro de investigación. Sin las exportaciones iraníes de uranio enriquecido, simplemente no hay acuerdo JCPOA. Es asombroso que la mente del Secretario de Estado de los Estados Unidos Blinken, no pueda entender eso.

    Todos en Viena, incluidos los que están sentados en el banquillo, saben que para que todos los actores firmen el renacimiento del JCPOA, ninguna nación debe ser individualmente presionada  en términos de negociación con Irán. Teherán también lo sabe.

    Entonces, lo que está sucediendo ahora es un elaborado juego de espejos persas, coordinado entre la diplomacia rusa e iraní.

    Un elemento extra es que, según una fuente de Intel Persiana del Golfo con acceso privilegiado a fuentes iraníes, Teherán puede estar vendiendo hasta tres millones de barriles de petróleo al día, «pero si llegan a un acuerdo, no afectará a la oferta en absoluto; solamente se les pagará más».

    “MISTER MADURO, DEME ALGO DE PETRÓLEO”

    Así que, la Casa Blanca envió una delegación para hablar con el presidente venezolano Nicolás Maduro, liderada por Juan González, el principal asesor de América Latina de la Casa Blanca. La oferta de los Estados Unidos es «aliviar» las sanciones a Caracas a cambio de petróleo.

    EEUU lleva años, si no décadas, quemando todos los puentes con Venezuela e Irán. Los Estados Unidos destruyeron a Irak y Libia, y aislaron a Venezuela e Irán en su intento de hacerse cargo de los mercados de petróleo globales, sólo para terminar miserablemente tratando de comprar a ambos y escapar de ser aplastados por las fuerzas económicas que han desatado. Eso demuestra, una vez más, que los «responsables políticos» imperiales han perdido el norte completamente.

    Caracas solicitará la eliminación de todas las sanciones sobre Venezuela y el regreso de todo su oro confiscado. Y parece que nada de esto fue hablado con el  ‘presidente’ Juan Guaido, quien desde 2019, ha sido el único líder venezolano «reconocido» por Washington.

    Mientras tanto, los mercados de petróleo y gas, están en pánico total. Ningún comerciante occidental quiere comprar gas ruso; y eso no tiene nada que ver con la empresa de energía estatal de Rusia, Gazprom, que continúa suministrando debidamente a los clientes que firmaron contratos con tarifas fijas, de entre 100 a 300 dólares; mientras que otros están pagando más de 3.000 dólares en el mercado al contado.

    Los bancos europeos están cada vez menos dispuestos a otorgar préstamos para el comercio de energía con Rusia debido a la histeria de las sanciones. Lo que sugiere sólidamente  que la tubería de gas Nord Stream 2, de Rusia a Alemania, no entrará en funcionamiento.

    Cualquiera con cerebro en Alemania sabe que dos terminales de gas natural licuado (LNG) adicionales, aún por construirse, no serán suficientes para las necesidades del país. Simplemente no hay suficiente GNL para suministrarles. Europa tendrá que luchar con Asia sobre quién puede pagar más. Asia gana.

    Europa importa aproximadamente 400 mil millones de metros cúbicos de gas al año, y Rusia es responsable de 200 mil millones de este total.  No hay forma de que Europa pueda encontrar  200 mil millones en ningún otro lugar para reemplazar a Rusia, ya sea en Argelia, Qatar o Turkmenistán. Sin mencionar su falta de las terminales de GNL necesarias.

    Entonces, obviamente, el principal beneficiario de todo el desorden será EEUU que podrá imponer no sólo sus terminales y sistemas de control, sino también beneficiarse de los préstamos a la UE, las ventas de equipos y el acceso completo a la infraestructura energética de toda la UE. Todas las instalaciones de GNL, las tuberías y los almacenes se conectarán a una red única con una sola sala de control: un sueño de negocios estadounidense.

    Europa quedará con una producción reducida de gas para su industria menguante; pérdidas de empleo; disminución de la calidad de vida; aumento de la presión sobre el sistema de seguridad social; y, por último, pero no menos importante, la necesidad de solicitar préstamos adicionales. Algunas naciones volverán al carbón para calefacción. El proyecto de energía verde caerá.

    ¿Qué pasa con Rusia? Como hipótesis, incluso si todas sus exportaciones de energía se redujeran – y no lo serán- sus mejores clientes están en Asia, y Rusia no tendría que usar sus reservas extranjeras.

    El ataque rusófobo  total a las exportaciones rusas también se dirige al paladio (un metal más caro que el oro), vital para electrónica, desde computadoras portátiles hasta sistemas de aeronaves;  y los precios se disparan. Rusia controla el 50 % del mercado global. También se han vetado las exportaciones de gases nobles: neón, helio, argón y xenón, esencial para la producción de microchips. El titanio ha aumentado en un 25%, y tanto Boeing (en una tercera parte) y Airbus (en dos tercios) usan el titanio de Rusia.

    Petróleo, alimentos, fertilizantes, metales estratégicos, gas de neón para semiconductores: todos ardiendo en la hoguera, a los pies de la quemada “bruja Rusia”.

    Por todo lo que eso implica, una escasez de productos básicos puede hacer que todo el sistema financiero occidental explote.

    Lo que tenemos aquí, esencialmente, son los Estados Unidos destruyendo voluntariamente la industria alemana y la economía europea, extrañamente, con su connivencia.

    Destruir la economía europea significa no permitir el espacio de mercado adicional para China, y bloquear el inevitable comercio adicional  entre la UE y la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), el mayor tratado comercial del mundo. [El RCEP es un acuerdo comercial multilateral firmado entre 15 países del Asia Pacífico, compuesto por las 10 economías de ASEAN  (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), mas China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda].

    El economista estadounidense Michael Hudson ha bosquejado concisamente las líneas de la auto-implosión imperial. Sin embargo, más dramático, como un desastre estratégico, es cómo un desfile sordo, mudo y ciego hacia la recesión profunda y la hiperinflación rasgará lo que queda de la cohesión social de Occidente.

     
  • mesmontse 1:18 am el 7 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial,   

    RUSIA – CONTRAMEDIDAS: Los acreedores de países hostiles cobrarán en moneda rusa 

    Deudas rusas : los acreedores de países hostiles cobrarán en rublos

    INFORMA ELIZABETH BULKINA  Moscú  6 de marzo de 2022, 00: 31

    Las empresas rusas podrán pagar en moneda rusa los plazos de sus deudas con acreedores de los países que cometen acciones hostiles contra Rusia, según el decreto firmado por el presidente Vladimir Putin.

    Las empresas podrán pagar las deudas en rublos, si estas obligaciones en última instancia corresponden a acreedores de países hostiles, o en otro tipo de medio que defina el Banco Central para las organizaciones financieras de crédito y no crediticias, y el Ministerio de Finanzas de la Federación de Rusia, para los deudores restantes, informa el sitio web del Kremlin.

    El Decreto se aplica a los pagos de más de 10 millones de rublos mensuales (100.000 dólares) o su equivalente en moneda extranjera, según el cambio que indique el Banco Central del Rusia el día primero de cada mes.

    Anteriormente, la Duma estatal adaptó la ley para que el Banco de Rusia pudiera suspender hasta por 6 meses las operaciones y transacciones por parte de las organizaciones financieras de crédito y no crediticias.

    Las empresas rusas tendrán trabajo permanentemente, dijo el presidente Putin

    INFORMA DENIS KOROBEYNIKOV de URA.NEWS

    El presidente Vladimir Putin demostró al Occidente Gobal que las sanciones no funcionan. Esto quedó claro desde su discurso el 4 de marzo durante la ceremonia de izar la bandera de la Federación de Rusia en el ferry «Mariscal Rokossovsky», dicen los expertos. En su opinión, el Presidente dejó en claro que el lugar de las empresas de EEUU y Europa, que dejaron  Rusia debido a la operación especial en Ucrania, sería ocupado por  inversores de otros países  y todos los proyectos comenzarán a ser llevados a término.

    La  ceremonia tuvo lugar en el complejo del puerto marítimo de UST-LUGA en la región de Leningrado.  El ferry de doble combustible «Mariscal Rokossovsky» operará  a través del Ust-Luga -Baltiysk (de Leningrado a la región de Kaliningrado), y el volumen de tráfico de carga crecerá más del 51,5 %. «La presencia del transporte marítimo de esta clase nos permitirá garantizar la conexión permanente y confiable del bucle occidental de Rusia con todo el país», destacó el presidente.

    El Jefe de Estado destacó que al implementar el proyecto, se utilizó el potencial de las principales empresas nacionales. «Y no importa lo difícil que sea, definitivamente continuaremos con nuestro desarrollo. Fortaleceremos la infraestructura de transporte y logística en todo el espacio del país y, por supuesto, en el Báltico, en nuestros territorios árticos y en el Lejano Oriente ruso, incluida la construcción de nuevos ferries modernos para las islas Sakhalin y Kuril” [en el Pacífico norte]  aseguró el presidente Putin. Añadió que las empresas rusas de ingeniería y diseño tendrán trabajo permanentemente.

    El gobernador de la región de Kaliningrado,  Anton Andreevich Alikhanov, dijo que la comunicación por  ferry es para la región «el único tipo de comunicación regular con el resto de Rusia», independiente de la política de los Estados vecinos. Según él, la incorporación de un nuevo ferry en la línea mejorará significativamente la disponibilidad logística de la región en las condiciones de las  sanciones.

    (N.de la E.: Kaliningrado es un territorio de Rusia, de 223 km, que tras la disolución de la URSS, quedó en medio de la Unión Europea y sin conexión por tierra con el resto de la Federación de Rusia. Al oeste limita con el Mar Báltico, al norte con Lituania y al sur con Polonia. En 2017, Lituania comenzó a construir una valla para aislarlos.)

    «Anton Andreevich, hablaste sobre los Estados vecinos. Quiero enfatizar de nuevo: no tenemos  –y siempre acabamos hablando de lo mismo- intenciones desagradables con respecto a nuestros vecinos, y les aconsejaría que no se sientan impulsados por la situación a introducir ninguna restricción « [sobre Kaliningrado] dijo el presidente. También dijo que Rusia continúa cumpliendo con sus obligaciones  y no ve la necesidad de empeorar la relación.

    «Hemos mostrado repetidamente, y estamos listos para mostrar una vez más que si alguien no quiere cooperar con nosotros, hará daño, por supuesto, pero ¿y qué? Sólo tenemos que ajustar un poco algunos proyectos para adquirir competencias adicionales, como lo hicimos en una variedad de otros casos, como por ejemplo en la aviación, y hasta resolvemos las tareas en menor tiempo”, enfatizó el presidente. Añadió que Rusia finalmente, saldrá favorecida porque adquirirá competencias adicionales.

     
  • mesmontse 5:36 pm el 2 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial   

    ECONOMÍA MUNDIAL: Moscú tiene su propio arsenal para responder a las sanciones 

    Cómo Rusia escapará de la guerra económica de Occidente

    Estados Unidos y la UE se han extralimitado con las sanciones rusas. El resultado final podría ser la destrucción de la economía global y la escasez masiva de productos básicos en todo el mundo.

    PEPE ESCOBAR / THE CRADLE

    ¿Qué esperaba la congregación de altos mandos de la OTAN reunidos en sus cámaras acorazadas, tras atacar al Banco Central ruso con sanciones?

    Lo que obtuvieron fue que las fuerzas de disuasión de Rusia entrarán en «un régimen especial de derecho», lo que significa que las Flotas del Norte y el Pacífico, el Comando de la Aviación de largo alcance, los bombarderos estratégicos y todo el aparato nuclear ruso, entrara en alerta máxima.

    Un general del Pentágono muy rápidamente hizo cuentas de matemáticas básicas sobre eso, y sólo unos minutos más tarde, se envió a una delegación ucraniana a hacer negociaciones con Rusia en un lugar no revelado de Gomel, Bielorrusia.

    Mientras tanto, en los reinos vasallos, el gobierno alemán estaba ocupado «estableciendo límites a los belicistas como Putin», una empresa bastante llamativa, considerando que Berlín nunca estableció ningún límite de este tipo para los belicistas occidentales que bombardearon Yugoslavia, invadieron Irak, o destruyeron Libia en completa violación del Derecho Internacional. Mientras, proclaman abiertamente su deseo de «detener el desarrollo de la industria rusa«, «dañar su economía» y «arruinar Rusia», haciéndose eco de edictos estadounidenses sobre Irak, Irán, Siria, Libia, Cuba, Venezuela y otros en el Sur Global.

    Finalmente, los alemanes están siendo liberados de su complejo de culpabilidad por la Segunda Guerra Mundial. Alemania es finalmente libre de apoyar y armar a los nazis de nuevo, abiertamente, ahora en forma de Batallón de Azov de Ucrania.

    Para ver cómo estas sanciones de la OTAN «arruinarán a Rusia», solicité el análisis breve de una de las mentes económicas más competentes del planeta, Michael Hudson, autor, entre otras, de una edición revisada de lectura obligada: «Superimperialismo: la estrategia económica del Imperio estadounidense».

    Hudson comentó que está «simplemente petrificado sobre la escalada nuclear de los Estados Unidos». Sobre la confiscación de las reservas extranjeras rusas y el corte del sistema bancario SWIFT, el punto principal es que «tomará algún tiempo para que Rusia establezca un nuevo sistema, con China. El resultado finalizará para siempre la dolarización de la economía [mundial] ya que los países amenazados con ser «democratizados» o que muestren independencia diplomática [de los dictados de EEUU] tendrán miedo de usar los bancos estadounidenses». (N.de la E.: Es muy probable que China y Rusia tengan este sistema mucho más avanzado de lo que se piensa, como parece indicarlo la información que hemos ido publicando desde hace tiempo).

    Esto, dice Hudson, nos lleva a «la gran pregunta: si Europa y el bloque del dólar podrán comprar materias primas rusas, como cobalto, paladio, etc. y si China se unirá a Rusia en un boicot de minerales».

    Hudson está seguro que «el Banco Central de Rusia, por supuesto, tiene activos bancarios extranjeros para intervenir en los mercados de intercambio para defender su moneda de las fluctuaciones. El rublo se ha hundido. Habrá nuevos tipos de cambio. Sin embargo, depende de Rusia decidir si vender su trigo a Asia occidental, que lo necesita; o dejar de vender gas a Europa a través de Ucrania, ahora que los EEUU pueden quedárselo».

    Sobre la posible introducción de un nuevo sistema de pago de Rusia-China que pase por alto rápido y combinando los SPFS rusos -sistema para la transferencia de mensajes financieros- con los CIPs chinos -sistema de pago interbancario transfronterizo- , Hudson no tiene dudas «se implementará el sistema Ruso-Chino. El Sur Global buscará participar y al mismo tiempo, usará el Swift, moviendo sus reservas al nuevo sistema».

    Desdolarización

    Estados Unidos, en otro error estratégico masivo, acelerará la desdolarización. Es el estribillo que la administración de EEUU estuvo escuchando silenciosamente la semana pasada de algunos de sus propios bancos multinacionales más grandes, incluidos notables como JPMorgan y Citigroup.

    Un artículo de Bloomberg resume sus temores colectivos:

    «Arrancar a Rusia del sistema global principal, que maneja 42 millones de mensajes al día y sirve como línea vital a algunas de las instituciones financieras más importantes del mundo, podría ser contraproducente, haciendo subir la inflación, empujando a Rusia más cerca de China, y protegiendo las transacciones financieras internacionales del escrutinio de Occidente. También podría fomentar el desarrollo de una alternativa rápida que eventualmente podría dañar la supremacía del dólar estadounidense».

    Aquellos líderes de la Unión Europea con coeficientes intelectuales mayores de 50 puntos, deben haber entendido que no podría excluirse totalmente a Rusia del SWIFT, quizás sólo a algunos de sus bancos: después de todo, los comerciantes europeos dependen de negocios con Rusia.

    Desde el punto de vista de Moscú, eso es un problema menor. Varios bancos rusos ya están relacionados con el sistema CIPs de China. Por ejemplo, si alguien quiere comprar petróleo y gas ruso con el CIP, el pago se hace en la moneda de China, el yuan. El CIPS es independiente del SWIFT.

    Además, Moscú ya vinculó su sistema de pago SPFS, no sólo a China, sino también a India y a las naciones miembros de la Unión Económica Euroasiática (EAEU). El SPFS ruso ya se enlaza a aproximadamente 400 bancos.

    Con más compañías rusas que usen el SPFS y el CIP, incluso antes de que se fusionen, y otras maniobras para pasar por alto el SWIFT, como el comercio de trueque – largamente utilizado en gran medida por los bancos de Irán debido a las sanciones- Rusia podría compensar al menos un 50 % de las pérdidas comerciales.

    El hecho clave es que la salida del sistema financiero occidental dominado por los Estados Unidos es ahora irreversible en toda Eurasia, y eso continuará junto con la internacionalización del Yuan.

    Rusia tiene su propia bolsa de trucos. Aun no hemos hablando de las posibles represalias rusas por estas sanciones. El ex presidente, Dmitry Medvedev ya dio una pista: todo, desde enseñar toda la gama de armas nucleares a EEUU hasta congelar los activos de las empresas occidentales en Rusia, está sobre la mesa.

    Rusia debería permitir la caída libre del rublo porque no debería importar

    Ahora veamos la perspectiva de un hombre de negocios de Europa central que tiene vastos intereses, en el este y el oeste, y prefiere permanacer en el anonimato.

    En un intercambio de correos electrónicos con el Tycoon Business, planteó serias dudas de que el apoyo del Banco Central de Rusia pudiera sostener su moneda nacional, el rublo, «que según EEUU está siendo destruida por Occidente a través de sanciones y fondos buitre que están comprado rublos para vender a corto plazo [porque el Banco Central ruso ha subido la tasa de interes al 20%] . Realmente casi no hay una cantidad de dinero que pueda vencer a los manipuladores del dólar contra el rublo. Una tasa de interés del 20 % matará a la economía rusa innecesariamente».

    El empresario sostiene que la subida de tasas de interés se hace principalmentre «para apoyar las importaciones, pero éstas no deben realizarse. La caída del rublo es, por lo tanto, favorable a Rusia en términos de autosuficiencia. A medida que aumentan los precios de importación, estos productos deben comenzar a producirse a nivel nacional. Dejaría que el rublo caiga [sin subir las tasas de interés] para encontrar su propio nivel, que por un tiempo será más bajo que el que le corresponde, pero siempre será más alto que el que Estados Unidos provocaría a través de la manipulación de la venta a corto plazo en la guerra económica contra Rusia».

    «Patente estadounidense liberada»

    Pero esto es sólo una parte de la historia. Podría decirse que el arma letal en el arsenal de las respuestas económicas de Rusia ha sido identificada por el jefe del Centro para la Investigación Económica del Instituto de Globalización y Movimientos Sociales (IGSO), Vasily Koltashov: la clave es confiscar la tecnología, ya que en Rusia está cesando el reconocimiento de los derechos estadounidenses de las patentes.

    En lo que califica como «propiedad intelectual estadounidense liberada», Koltashov pide que se legisle una ley rusa «sobre Estados amistosos y hostiles. Si un país resulta estar en la lista hostil, entonces podemos comenzar a copiar sus tecnologías en productos farmacéuticos, industria, fabricación, electrónica, medicina. Puede ser cualquier cosa, desde detalles simples hasta composiciones químicas». Esto requeriría enmiendas a la Constitución rusa.

    Koltashov sostiene que «uno de los fundamentos del éxito de la industria estadounidense ha sido copiar las patentes de los inventos extranjeros». Ahora, Rusia podría usar «los extensos conocimientos de China con sus últimos procesos de producción tecnológica para copiar productos occidentales: la liberación de la propiedad intelectual estadounidense causará daños a los Estados Unidos en la cantidad de 10 billones de dólares, sólo en la primera etapa. Será un desastre para ellos».

    Como se ve, la estupidez estratégica es la divisa de la UE. China está lista para comprar todos los recursos naturales rusos, y Europa quedará como rehén de un lamentable océanos de especuladores salvajes. Parece que tenemos delante una división total entre la UE y Rusia, con poco comercio y cero diplomacia.

     
  • mesmontse 1:27 am el 2 March, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: Economía mundial, , ,   

    OTAN – RUSIA: Las tres oligarquías que controlan EEUU planearon esta nueva Guerra Fría 

    El reconocido economista estadounidense, investigador y profesor universitario, Dr. Michael Hudson (1939) explica cómo las tres oligarquías de EEUU que dominan la OTAN se han interesado en provocar a Rusia, de un modo que para Rusia fuera evidente que tenía que «defenderse o morir». Los resultados que espera el bloque oligárquico, que ha unido sus intereses en este objetovo, son las ganancias de una nueva guerra fría.

    Lo que ya han conseguido es poner al mundo en alerta nuclear.

    Tres grupos oligárquicos de EEUU dominan la OTAN

    MICHAEL HUDSON

    La fuerza militar y la agresión activa desde 1991 ha sido de los Estados Unidos. Al rechazar el desarme mutuo de los países del Pacto de Varsovia y de la OTAN, no hubo «dividendos para la paz». En su lugar, la política ejecutada por Clinton y las administraciones posteriores llevó a cabo una nueva expansión militar a través de la OTAN, obteniendo la ganancia durante 30 años de desplazar la política exterior de Europa occidental y otros aliados estadounidenses, de su esfera política nacional, hacia la burbuja de «seguridad nacional» de Estados Unidos («seguridad nacional» es la palabra que se usa para intereses especiales que no deben ser nombrados).

    La OTAN se ha convertido en el cuerpo de la política exterior de Europa, incluso hasta el punto de dominar sus intereses económicos domésticos.

    El reciente empujón a Rusia al expandir la violencia étnica anti-rusa en Ucrania, llevada a cabo por el régimen neonazi del Post Maidan de 2014, estuvo dirigido -y ha logrado forzar un enfrentamiento en respuesta al miedo- por los intereses estadounidenses que están perdiendo poder económico y político, entre sus aliados de la OTAN y otros satélites del área de dólar, ya que estos países han visto sus principales oportunidades de ganancia en el aumento del comercio y la inversión con China y Rusia.

    Para entender qué objetivos e intereses de Estados Unidos están amenazados, es necesario comprender la política de los Estados Unidos y la de «la burbuja», es decir, la planificación central del gobierno que no puede explicarse al observar la política ostensiblemente democrática. Esta no es la política de los senadores y representantes de los Estados Unidos que representan a sus distritos o Estados en las votaciones del Congreso.

    Tres oligarquías de Estados Unidos controlan la política exterior estadounidense

    Es más realista ver la política económica y exterior de los Estados Unidos en términos de complejo militar-industrial, complejo del petróleo y el gas (y minería), y el complejo bancario y de bienes raíces, que en términos de política de republicanos y demócratas. Los senadores clave y los representantes del Congreso no representan a sus Estados y distritos tanto como a los intereses económicos y financieros de sus principales contribuyentes de campaña política. Un diagrama de Venn demostraría que en el mundo post-ciudadanos de hoy, los políticos de EEEUU representan a sus contribuyentes de campaña, no a los votantes. Y estos colaboradores pertenecen básicamente a tres bloques principales.

    Tres grupos oligárquicos principales han comprado el control del Senado y el Congreso para poner a sus propios responsables políticos en el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa.

    Primero se encuentra el complejo militar-industrial (MIC): los fabricantes de armas como Raytheon, Boeing y Lockheed-Martin, que han diversificado ampliamente sus fábricas y ocupaciones en casi todos los Estados, y especialmente en los distritos del Congreso donde se eligen los jefes de comité del Congreso. Su base económica es la renta monopolista, obtenida sobre todo de sus ventas de armas a la OTAN, a los países exportadores de petróleo de Oriente Medio, y otros países con un superávit en su balanza de pagos. El valor de las acciones de estas compañías se disparó inmediatamente después de las noticias de la operación militar rusa, liderando durante dos días el mercado de acciones a medida que los inversores reconocieron que la guerra en el mundo de «capitalismo del Pentágono» -como lo describió Seymour Melman- proporcionará una seguridad garantizada [para su dinero]. Los senadores y representantes del Congreso de California y Washington tradicionalmente han representado al MIC, junto con un sólido Sur pro-militar.

    La escalada militar de la semana pasada promete altas ventas de armas a la OTAN y otros aliados de los Estados Unidos, enriqueciendo a los representantes en el Congreso de estas políticas. Alemania acordó rápidamente elevar su presupuesto militar hasta el 2% del PIB.

    El segundo bloque oligárquico principal es el sector rentista del petróleo y gas, unido al de la minería (OGAM), montado en el favoritismo fiscal especial que Estados Unidos ha otorgado a las empresas que vacían los recursos naturales fuera del terreno, y los vierten principalmente en la atmósfera, los océanos y el suministro de agua. Al igual que el sector bancario que buscaba maximizar la renta económica y maximizar las ganancias de capital, con viviendas y otros activos, el objetivo de este sector OGAM es maximizar el precio de su energía y materias primas para maximizar sus ganacias.

    Monopolizar el mercado petrolero del área del dólar dejando fuera al petróleo y el gas ruso ha sido una prioridad de los Estados Unidos desde que la tubería de Nord Stream 2 amenazó con vincular las economías de Europa occidental y rusa más estrechamente.

    Aislar Rusia (e Irán) de los mercados occidentales reducirá el suministro de petróleo y gas, lo que elevará los precios y en consecuencia, las ganancias corporativas estadounidenses

    El tercer grupo oligárquico principal es el sector de las finanzas, seguros y bienes raíces, que es el sucesor moderno capitalista de la antigua aristocracia terrateniente post-feudal de Europa que vivía del alquiler de la tierra. Alrededor del 80 por ciento de préstamos bancarios británicos y estadounidenses, van al sector inmobiliario, inflando los precios del suelo para crear ganancias de capital, que están exentas de impuestos.
    El bloque financiero, fue apoyado durante mucho tiempo, entre otros, por el ex senador de Delaware, Joe Biden. A nivel nacional, el objetivo de este sector es maximizar el alquiler del suelo y las ganancias resultantes. A nivel internacional, el objetivo del sector es que las economía extranjeras conviertan la infraestructura gubernamental y pública, en privada, y se brinden los servicios básicos a precios máximos para hacer negocios.

    El sector Financiero, el MIC y el OGAM son los tres sectores rentistas que dominan el capitalismo financiero postindustrial de hoy. Sus fortunas mutuas se han disparado. Se mueven para excluir a Rusia del sistema financiero occidental (y parcialmente ahora del sistema bancario SWIFT), y junto con los efectos adversos de aislar a las economías europeas de la energía rusa, estimularan una entrada de valores financieros dolarizados

    Ni la industria ni la agricultura desempeñan el papel dominante en la política exterior de EEUU.

    La burbuja oligárquica se ha interesado en pinchar a Rusia, de un modo que para Rusia fuera evidente que tenía que «defenderse o morir». Los resultados que esperan son las ganancias de una nueva guerra fría.

    Como bien explicó el presidente Biden, la escalada militar actual de los Estados Unidos («Pinchando al Oso», en nombre clave estadounidense) no es realmente sobre Ucrania.

    Biden prometió desde el principio que no participarían las tropas de Estados Unidos. Pero ha estado exigiendo durante más de un año que Alemania impidiera que el gasoducto Nord Stream 2 suministre a su industria y viviendas gas a bajo precio, y recurra a los proveedores de EEUU.

    La Administración de EEUU primero intentó evitar que la construcción de la tubería se completara. Las empresas occidentales que participaron en la construcción fueron sancionadas, pero finalmente Rusia completó la tubería. La presión de Estados Unidos luego encendió a los políticos alemanes tradicionalmente sumisos, alegando que Alemania y el resto de Europa enfrentaban una amenaza de seguridad nacional proveniente de Rusia, que manipularían el suministro presumiblemente para extraer algunas concesiones políticas o económicas. Al final Alemania se negó a autorizar la entrada en funcionamiento del Nord Stream 2.

    Un objetivo importante de esta nueva guerra fría es monopolizar el mercado del envío de gas natural licuado (GNL) de EEUU a Europa. Ya bajo la administración de Donald Trump, Angela Merkel fue presionada para que gastara mil millones de dólares construyendo nuevas instalaciones portuarias para almacenar el GNL de EEUU.

    Objetivo inmediato de EEUU: elevar los precios de la energía y hundir la competitividad de las exportaciones alemanas

    Por lo tanto, el objetivo estratégico más apremiante de la confrontación de la OTAN con Rusia es elevar los precios del petróleo y el gas, sobre todo en detrimento de Alemania. Además de crear ganancias financieras y ganancias del mercado de valores para las compañías petroleras de EEUU, los precios más altos de la energía lastrarán en parte el poder exportador de la economía alemana. Eso ocurre por tercera vez en los últimos cien años: los Estados Unidos han derrotado a Alemania, cada vez que aumentan su control sobre una economía alemana dependiente cada vez más de EEUU para las importaciones y el liderazgo político, ya que la OTAN es el control efectivo contra cualquier resistencia nacionalista de los países.

    El mayor precio de la gasolina, calefacción y de la energía en general, también perjudicará a los consumidores de Estados Unidos y de otras naciones (especialmente las economías mundiales del Sur) y dejará a los presupuestos familiares de los estadounidenses menos dinero para gastar en bienes y servicios nacionales. Pero eso es considerado «daño colateral» por el bloque de la oligarquía postindustrial.

    Los precios de los alimentos también aumentarán, empezando por el trigo (Rusia y Ucrania representan el 25 % de las exportaciones mundiales de trigo). Esto perjudicará a muchos países con alto déficit de alimentos, empeorando su balanza de pagos y amenazando el incumplimiento del pago de su deuda externa.

    Las exportaciones de materias primas rusas pueden ser bloqueadas por Rusia en respuesta a las sanciones. Esto rompería las cadenas de suministro de materiales clave, incluido el cobalto, el paladio, el níquel y el aluminio (la producción de los cuales consume mucha electricidad, como su costo principal, lo que hará que esos metales sean más caros). Si China decide verse a sí misma como la siguiente nación que se amenaza y se une a Rusia en una protesta común contra la guerra comercial y financiera de Estados Unidos, las economías occidentales estarán en una situación muy seria.

    El sueño a largo plazo de los nuevos guerreros de Guerra Fría de Estados Unidos es romper Rusia, o al menos restaurar la cleptocracia gerencial de Yeltsin y los muchachos de Harvard, con oligarcas que busquen invertir el efectivo de las privatizaciones rusas en los mercados de valores occidentales.

    El bloque OGAM aún sueña con comprar el control de la mayoría de Yukos y Gazprom. A Wall Street le encantaría recrear un auge del mercado de valores ruso. Mientras que el bloque MIC se anticipa feliz a la perspectiva de vender más armas para ayudar a traer este nuevo orden.

    Rusia se puede beneficiar de los efectos no deseados por EEUU

    ¿Qué quiere Rusia? En lo inmediato, eliminar el núcleo antirruso neonazi que se estableció en Ucrania tras la masacre de Maidan y el golpe de Estado en 2014. Que Ucrania sea neutralizada, que para Rusia significa básicamente que no se convierta en un terreno de preparación de los movimientos anti-rusos.
    Como objetivo a largo plazo, Rusia busca una Europa lejos del dominio de la OTAN y de EEUU para ayudar a crear junto a China un nuevo orden mundial multipolar, con una Eurasia económicamente integrada. El objetivo es promover amplias políticas de desarme y desnuclearización, que Rusia ha estado impulsando. Esto no sólo recortará las compras extranjeras de armas a EEUU, sino que puede terminar con el futuro aventurismo militar de los Estados Unidos, al dejarlo con menos capacidad para financiar sus operaciones militares a medida que se acelera la desdolarización.

    Lo que debería ser obvio para cualquier observador informado es que primero, el propósito de la OTAN es la agresión, no la defensa, y segundo, no hay más territorio para conquistar de los restos de la antigua Unión Soviética. Así que, ¿qué gana Europa con continuar con la membresía en la OTAN? Es obvio que Rusia nunca invadirá Europa, porque no tiene nada que ganar, y no tiene nada que ganar luchando contra Ucrania, excepto para hacer retroceder la expansión de los brazos de la OTAN en ese país, y los ataques respaldados por la OTAN en el Donbass.

    Los líderes nacionalistas europeos –la izquierda europea es en gran parte pro-EEUU- deben preguntarse por qué sus países deben pagar las armas estadounidenses que sólo los ponen en peligro, pagar precios más altos por el gas licuado y la energía de EEUU, pagar más por cereales y materias primas, mientras pierden la opción de exportar y hacer negocios pacíficos con Rusia, ¡y quizás hasta pierden la opción con China!

    La confiscación estadounidense de las reservas monetarias rusas, después del robo reciente de las reservas de Afganistán (y la incautación de Inglaterra del depósito de oro de Venezuela que tenía en sus bancos), amenaza la adhesión de todos los países al estándar del dólar, y el papel del dólar como el vehículo para los ahorros de cambio de divisas por los Bancos centrales del mundo. Esto acelerará el proceso de desdolarización internacional ya iniciado por Rusia y China, confiando en las tenencias mutuas de las monedas de cada uno.

    A largo término, es probable que Rusia se una a China para formar una alternativa al FMI y al Banco Mundial dominado por Estados Unidos.

    El anuncio de Rusia de que quiere arrestar a los nazis ucranianos y celebrar un juicio por los crímenes de guerra parece implicar una alternativa al Tribunal de La Haya, que se establecerá después de la victoria militar de Rusia sobre Ucrania. Sólo una nueva corte internacional podría intentar que los criminales de guerra, que se extienden desde los líderes neonazis de Ucrania hasta los funcionarios de Estados Unidos responsables de los crímenes de lesa humanidad, sean definidos según las leyes de Nuremberg.

    ¿El bloque oligárquico realmente pensó en las consecuencias de la guerra de la OTAN?

    Es casi de humor negro mirar los intentos estadounidenses de convencer a China para unirse a Estados Unidos contra Rusia, sobre Ucrania. La consecuencia involuntaria más enorme de la política exterior de los Estados Unidos ha sido reunir a Rusia y China, junto con Irán, y otros países a lo largo de Asia Central, en la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda.

    Rusia soñó con crear un nuevo orden mundial, pero fue el aventurerismo estadounidense el que ha conducido al mundo a un orden completamente nuevo, uno que parece estar dominado por China como el ganador predeterminado, ahora que la economía europea está esencialmente destrozada y EEUU se queda con las divisas que ha confiscado a Rusia y Afganistán, pero sin la capacidad de obtener apoyo futuro.

    Todo lo que he escrito anteriormente puede estar obsoleto, ya que Rusia y Estados Unidos están en alerta atómica.

     
  • mesmontse 6:14 pm el 7 February, 2022 Enlace permanente | Responder
    Etiquetas: , , Economía mundial   

    ARGENTINA: Socio estratégico integral de China 

    Argentina se une a la Iniciativa de la Ruta y el Cinturón de la Seda (BRI) y recibirá más de 23 mil millones de dólares en financiación. Argentina reafirmó su compromiso con el principio de una sola China, y China reafirmó su apoyo al reclamo argentino sobre las Islas Malvinas.

    La noticia fue recibida con gran alegría por los lectores de medios alternativos internacionales, en The Saker, se pueden leer comentarios como estos: «Muy bien! Muy Bien! ¡Buenas noticias, ciertamente! Lento, pero seguro el BRI cambia el paisaje de la tierra! ¡Buenas noticias!», «Hurra por los argentinos. Estas cosas pasarán más y más». «Esta es una excelente noticia». «Bien por Argentina. Tal vez finalmente la situación económica en Argentina tendrá una oportunidad de estabilidad».

    Algunos ya van mucho más lejos: «¿Cuándo comenzará Argentina a capacitar a sus militares para usar las nuevas armas chinas y / o rusas ? Sabemos que Occidente no permitirá que Argentina aplique su soberanía sobre las Malvinas sin pelear».

    Otros tienen claro que no será fácil un cambio de pivote: «Habrá una resistencia feroz y sabotaje por parte de las élites locales que infestan a América Latina en su conjunto…»; » …el presidente argentino no ahorraba palabras cuando explicaba su deseo de cambiar el pivote futuro de su país. Probablemente no pasará desapercibido para el Imperio, que puede intentar una revolución de color allí, en un futuro no muy lejano». «A pesar de que el imperio de EEUU se está desmoronando, sigue siendo lo suficientemente fuerte como para provocar subversión interna en América Central y del Sur.. Ni Wall Street ni Washington DC tratarán amablemente a Argentina por unirse a la Ruta de la Seda. Ahora veremos si una revolución de color se está acercando a Buenos Aires».

    China está dispuesta a tener otros 50 años de lazos brillantes con Argentina, declaró el presidente Xi

    El presidente argentino firma el memorándum de entendimiento y cooperación para incorporar Argentina a la Iniciativa de la Ruta de la Seda

    CHINA DAILY

    (Beijing). El presidente chino Xi Jinping se reunió con el presidente argentino, Alberto Fernández, el pasado domingo en Beijing, y dijo que China está dispuesta a avanzar en los intercambios y la cooperación en diversos campos y marcar otros 50 años brillantes bajo la asociación estratégica integral con Argentina.

    Este año se cumple el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Argentina, dijo Xi, destacando la comprensión mutua y el apoyo en el último medio siglo.

    Ante la pandemia de COVID-19, las dos partes se han mantenido unidas y se han ayudado mutuamente, estableciendo un buen ejemplo de solidaridad y cooperación entre las economías emergentes del mercado, dijo Xi. China está dispuesta a compartir oportunidades de desarrollo con Argentina y ayudar a Argentina a aumentar las exportaciones y promover la actualización industrial, agregó el presidente chino.

    El presidente Xi hizo un llamado a implementar una cooperación de alta calidad en la Iniciativa de la Ruta de la Seda, y dijo que las dos partes deben profundizar la cooperación en todos los campos, incluidos el comercio, la agricultura, la energía y la minería, la infraestructura, la inversión y el financiamiento, así como en la respuesta pandémica. También propuso cultivar nuevos puntos de crecimiento de cooperación en economía digital y desarrollo verde.

    Remarcando que este año es el «Año de la amistad y la cooperación Chino-Argentina», Xi dijo que las dos partes facilitarán activamente los intercambios en cultura, deporte, medios de comunicación y juventud.

    China está lista para trabajar estrechamente con Argentina el marco de las Naciones Unidas y el G20 para practicar el verdadero multilateralismo, mejorar la gobernanza global y avanzar conjuntamente en las iniciativas de desarrollo global, dijo Xi.

    Hablando de los grandes logros en la cooperación bilateral en los últimos 50 años, el presidente argentino Alberto Fernández, dijo que Argentina siempre está firmemente comprometida con la política de una sola China, además de profundizar la amistad entre ambos países.

    El presidente argentino expresó gratitud a China por proporcionar una gran cantidad de suministros médicos y vacunas en el momento crítico de la lucha de Argentina contra la pandemia, y expresó la esperanza de continuar fortaleciendo la cooperación con China en la vacuna y la producción farmacéutica.

    Argentina continuará participando activamente en la cooperación en el Cinturón y la Carretera (Ruta de la Seda) y da la bienvenida a más empresas chinas para invertir en el país, dijo Fernández, quien asistió a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing.

    Las dos partes han emitido una declaración conjunta sobre la profundización de la asociación estratégica integral bilateral y firmaron una serie de documentos para la cooperación, incluido un memorando de entendimiento de promover conjuntamente la construcción del Cinturón Económico de la Ruta de la seda y la Ruta Marítima de la Seda del siglo XXI.

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar
Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar