REPÚBLICA CHECA – NUEVA PROTESTA: El gobierno es entreguista, estúpido y arrogante, dijo un ex primer ministro del país

«Nos haremos cargo de este país», dijeron los organizadores de la protesta

NOVINKY.CZ

En la plaza Václavském de Praga, en el día de la independencia de la República Checa, tuvo lugar una nueva protesta pidiendo la renuncia del primer ministro Petr Fiala. Según la policía, los participantes en el evento llamado «Revolución no violenta: La República Checa en primer lugar», eran unas pocas decenas de miles. La manifestación duró más de tres horas. Los organizadores dijeron que la policía subestima el número de manifestantes.

Varios candidatos presidenciales, como Josef Skála -ex vicepresidente del Partido Comunista- y Hynek Blaško -general checo retirado y europarlamentario- participaron en el evento. También hablaron el ex primer ministro Jiří Paroubek, la presidenta del Partido Comunista de Bohemia y Moravia , Kateřina Konečná y el ex diputado y presidente del Bloque Libre, Lubomír Volný.

El veterano actor checo Ivan Vyskočil, dijo desde la tribuna: “Les diré una cosa que parece una idea hereje, pero un desastre como el actual, no se vio aquí incluso después de 1968, cuando entraron las tropas del Pacto de Varsovia, porque entonces nuestras centrales eléctricas seguían siendo nuestras, el agua era nuestra, las cervecerías eran nuestras, Skoda era nuestra».

Uno de los oradores dijo: “Tomaremos este país. Este es un nuevo resurgimiento. La República debe volver a manos checas».

Los manifestantes protestaron contra el gobierno y contra la UE, y afirmaron que Rusia no es un enemigo.

El ex primer ministro Paroubek dijo: «Me temo que sólo estamos al comienzo de la gran crisis. Todos podemos preocuparnos con razón de que no haya gas, pero me temo que gracias a la política energética del gobierno de Fial que le hace el juego a Bruselas, cientos de empresas checas se declararán en bancarrota y cientos de miles de personas quedaran en la calle tarde o temprano». El ex ministro llamó al gobierno, entreguista, estúpido y arrogante.

Los oradores anunciaron que el 17 de noviembre irían a la televisión checa y podrán escucharlos millones de personas. Al final del evento los manifestantes cantaron el himno nacional.

Los organizadores del movimiento sostienen que el gobierno debe renunciar, convocar a nuevas elecciones, y entregar la administración pública a expertos comprometidos con el país. También invocan el derecho a la resistencia y a las acciones de presión.

Originalmente, dieron al gobierno el 25 de septiembre como fecha límite para la renuncia.

Según el primer ministro Fiala, los organizadores de las protestas son cercanos a los extremistas y tienen informacióm errónea pro rusa, al invocar un supuesto derecho a las acciones de resistencia y presión.

“Todos tienen el derecho de ir a manifestarse, a expresar su opinión de esta manera. Escuchamos estas opiniones y no las tomamos a la ligera. Pero por otro lado, también es necesario que todos piensen con quién se reúnen y para qué objetivo «, dijo el primer ministro Fiala.


Anuncio publicitario