RUSIA: Discurso completo del presidente Putin el 21 de septiembre

Según las primeras encuestas en medios digitales rusos, en las cuales pueden votar los lectores, a la pregunta de «¿Apoya la movilización parcial?«, un 69 % responde «Sí», un 21 % responde «No» y un 10 % «No sabe».

FUENTE EURASIA DAILY

El 21 de septiembre, el presidente ruso Vladimir Putin apeló a los ciudadanos del país sobre las medidas urgentes para proteger el Estado y la agresión de Occidente. Este es el texto completo de su intervención:

«¡Queridos amigos!

Hoy quiero hablar sobre la situación en el Donbass y el estado de la Operación Militar para liberar el Donbass del régimen neo -nazi, que en 2014 tomó el poder en Ucrania en el curso de un golpe de Estado armado.

Me dirijo a ustedes, todos los ciudadanos de nuestro país, personas de diferentes generaciones, edades y nacionalidades, a toda la gente de nuestra gran Rusia, a todos los que están unidos por la gran Rusia histórica; a soldados y oficiales, a los voluntarios que ahora están luchando en el frente en primera línea, en un puesto militar; a nuestros hermanos y hermanas de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, de las áreas de Kherson y Zaporizhia, así como de las otras áreas liberadas del régimen neo -nazi.

Hablaré sobre los pasos necesarios y urgentes para defender la soberanía, la seguridad y la integridad territorial de Rusia; sobre el apoyo y el esfuerzo hacia nuestros compatriotas para que puedan determinar su futuro, y sobre la política agresiva de parte de Occidente y las élites que intentan mantener su dominio por todos los medios, que intentan bloquear la aparición de cada centro de desarrollo soberano independiente, para continuar imponiendo su voluntad a otros países y pueblos, e implantar sus pseudo valores.

El objetivo de este Occidente es debilitar nuestro país, separarlo y finalmente destruirlo. Ya hablan abiertamente de que rompieron la Unión Soviética en 1991 y que ha llegado el momento de repetir lo mismo con Rusia: que Rusia tiene que desmoronarse en una variedad de regiones y áreas.

Durante mucho tiempo han estado en el proceso de preparar tales planes. Han lanzado bandas de terroristas internacionales en el Cáucaso, han empujado la infraestructura ofensiva de la OTAN directamente a nuestras fronteras. Han hecho de la rusofobia total sus herramientas, han apuntado el odio a Rusia durante décadas. Esto se aplica sobre todo a Ucrania, desde la cual hicieron un puesto avanzado antirruso, desde donde pretendían que el pueblo ucraniano fuera carne de cañón para una guerra contra nuestro país. Ya en 2014, desataron esta guerra enviando al ejército contra la población civil desatando un terror asesino contra las personas que se negaron a aceptar el gobierno que surgió del golpe de Estado.

Después de que el régimen de Kiev actual hubo rechazado públicamente la idea de una solución pacífica al problema del Donbass y, aún más, habló de sus ambiciones sobre las armas nucleares, quedó completamente claro que era inevitable un nuevo ataque a gran escala contra el Donbass como lo habían intentado dos veces. Y después de eso, el ataque a la Crimea rusa, es decir, a Rusia, habría seguido, igualmente inevitable.

Ese fue el contexto en el que la decisión sobre la operación militar preventiva era absolutamente inevitable y la única opción posible. El objetivo principal de esta operación es y sigue siendo la liberación de todo el Donbass.

La República Popular de Lugansk está prácticamente completamente limpia de neo-nazis. La lucha aún no se detiene en la República Popular de Donetsk. Aquí el régimen de ocupación de Kiev ha creado una línea profundamente escalonada durante ocho largos años. Si hubiéramos tratado de asaltar esta línea, no habría sido sin pérdidas graves. Es por eso que tanto nuestras unidades como las de las Repúblicas Populares del Donbass actúan con planificación absoluta e inteligente y utilizando la tecnología, protegen a su personal y liberan la tierra de Donetsk paso a paso, se liberan de los neo-nazis a las personas de las aldeas y las ciudades, a quienes el régimen de Kiev convirtió en sus rehenes y escudo protector de sus fuerzas.

Ustedes saben que el ejército profesional está involucrado en la operación militar especial. Hombro con hombro con ellos también luchan los voluntarios: personas de diferentes nacionalidades, profesiones y edades, en una palabra: verdaderos patriotas. Se unieron a la lucha por la convicción interna de defender Rusia y el Donbass. Es por eso que he instruido al gobierno y al Ministerio de Defensa, que rápidamente, se aclare el estatus legal de los voluntarios y los combatientes de las unidades de la milicia popular de las Repúblicas de Donetsk y Lugansk. En el futuro, serán igual que los soldados profesionales rusos, y esto también se aplica a la atención material y médica, así como a los beneficios sociales para los combatientes. Se debe prestar especial atención a la organización de las asociaciones voluntarias y las unidades de las milicias populares del Donbass, con tecnología y armas.

En el curso del cumplimiento de las principales tareas para defender el Donbass, nuestras tropas también han liberado de los neo-nazis, grandes partes de las áreas de Kherson y Zaporizhia, así como varios otros sectores, de acuerdo a los planes y resoluciones del Ministerio de Defensa sobre la estrategia general. El resultado fue que se creó una línea de más de 1.000 kilómetros de longitud.

Quiero decir públicamente por primera vez hoy que cuando la operación militar especial ya había comenzado y negociamos con Ucrania en Estambul, los representantes de Kiev reaccionaron positivamente a nuestras sugerencias, y estas sugerencias se referían a la garantía de seguridad para Rusia. Pero una solución de paz no encajaba en el plan de Occidente, por lo que después de haber negociado ciertos compromisos, Kiev recibió la instrucción de destruir todos estos resultados de la negociación.

En este espacio de tiempo han provisto aún más a Ucrania con armas. El régimen de Kiev ha puesto nuevas bandas de mercenarios y ultras extranjeros en acción, unidades militares que fueron entrenadas de acuerdo con los estándares de la OTAN y en realidad estaban bajo el mando de los asesores occidentales.

Al mismo tiempo, Ucrania ha aumentado una vez más la represión contra sus propios ciudadanos, que ya había comenzado después del derrocamiento armado de 2014. Esta política de intimidación, terror y violencia adquiere formas cada vez más masivas, más terribles y bárbaras.

Me gustaría enfatizar que sabemos que la mayoría de las personas que viven en los territorios liberados de los neo -nazis, y sobre todo, en las áreas históricas de Novorrusia, no quieren vivir bajo el yugo del régimen neo-nazi . En Zaporizhia, Kherson, Lugansk y Donetsk, ven la crueldad que los neo -nazis organizan en la parte del área de Kharkov que conquistaron. Los herederos de la ideología de Bandera y las tropas de represión fascista asesinan a la gente, torturan, encarcelan, hacen ajustes de cuentas personales, practican la venganza y hacen juegos sangrientos con la población civil.

Antes de que comenzara la lucha en las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, vivían más de 7,5 millones de personas en las áreas de Zaporizhia y Kherson. Muchos tuvieron que huir y dejar sus hogares. Pero quien ha permanecido, alrededor de cinco millones de personas, fue constantemente bombardeado con artillería y cohetes por los neo -nazis. Bombardeaban hospitales y escuelas, cometían ataques terroristas contra la población civil.

No podemos abandonar a estas personas cercanas a nosotros, no podemos ignorar su deseo profundo de tener su destino en sus propias manos. Los parlamentos de las Repúblicas Populares del Donbass, y también la administración civil-militar de las áreas de Kherson y Zaporizhia, han decidido celebrar referéndums sobre el futuro de estas áreas y pidieron a Rusia que apoyemos este paso.
Me gustaría subrayar aquí que haremos todo para que estas consulta puedan tener lugar con seguridad y para que las personas puedan expresar su voluntad. Y aceptaremos y apoyaremos la decisión que tomen la mayoría de los residentes de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, así como las áreas de Kherson y Zaporizhia.

¡Amigos queridos!

Hoy, como dije, nuestras fuerzas armadas se encuentran a lo largo de una línea de frente con una longitud de más de 1.000 kilómetros, y no sólo se oponen a las formaciones neo -nazi de Ucrania, sino que, de hecho, a toda la máquina militar del Occidente colectivo.
En esta situación, creo que es necesario tomar la siguiente decisión, que corresponde a las amenazas con las que nos enfrentamos: seguir la propuesta del Ministerio de Defensa y el Estado Mayor General para la seguridad de nuestra gente y la gente en los territorios liberados, y llevar a cabo la movilización parcial en la Federación de Rusia.

Quiero repetirlo nuevamente: se trata de una movilización parcial, es decir, sólo serán llamados para el servicio militar, los ciudadanos que se encuentran actualmente en la reserva, y entre ellos por encima de todos los que han servido en las fuerzas armadas rusas.

Antes de ser enviados a sus unidades, los convocados obtendrán un entrenamiento militar adicional en el que se tendrá en cuenta la experiencia de la operación militar especial.

La promulgación de la movilización parcial ya se ha firmado. Como la ley establece, hoy informaré oficialmente a las dos cámaras de la Asamblea Federal: la Duma estatal y el Consejo de la Federación. La movilización comienza hoy, el 21 de septiembre. Encargo a los gobernadores de las regiones que den a las autoridades encargadas de la convocatoria militar todo el apoyo necesario.

En particular, me gustaría enfatizar que aquellos ciudadanos que vayan a su servicio militar debido a la movilización recibirán el mismo estatus y los mismos otros beneficios sociales que nuestros militares profesionales.

La promulgación de la movilización parcial también incluye medidas adicionales para que se cumplan las órdenes estatales sobre armamentos. Los directores de las compañías de la industria de defensa son inmediatamente responsables de que las tareas se cumplan con respecto al aumento de la producción de armas y tecnología militar, y se abran capacidades de producción adicionales. El gobierno resolverá inmediatamente todas las preguntas sobre la seguridad material y financiera de las compañías de defensa y la división de recursos.

¡Amigos queridos!

En su agresiva política antirrusa, Occidente ha perdido cualquier mesura. Nuestro país y nuestra gente están constantemente amenazados verbalmente. Algunos políticos occidentales irresponsables incluso hablan de dar a Ucrania armas de ataque de largo alcance, sistemas que permitirían atacar en Crimea y otras regiones rusas.

Tales ataques terroristas, entre otras cosas, se llevan a cabo en las áreas de Belgorod y Kursk, con armas occidentales. Utilizando tecnología moderna, aviones, barcos, satélites y drones estratégicos de reconocimiento de la OTAN, están espiando el sur de nuestro país en tiempo real.

En Washington, Londres y Bruselas, Kiev es instigado directamente a llevar la guerra a nuestro territorio. Ya no es ningún secreto el hecho de que planean llevar a Rusia a una derrota en el campo de batalla utilizando todos los recursos disponibles, y luego privarla de su soberanía política, económica, cultural y de toda independecia. Quieren hundir por completo a nuestro país.

Ni siquiera rehuyen el chantaje atómico. Y no sólo hablo de los ataques en la planta de energía nuclear de Zaporizhia, aprobados por Occidente, que puede desencadenar un desastre atómico. Hay declaraciones de ciertos representantes altamente posicionados de los países de la OTAN sobre la posibilidad y la admisibilidad de usar armas de destrucción masiva contra Rusia, que incluyen las atómicas.
Me gustaría recordar a aquellos que van en esta dirección contra Rusia, de que nuestro país también tiene diferentes sistemas de armas poderosos y también que, en algunos componentes, son más modernos que los que tiene la OTAN. Si la integridad territorial de nuestro país está amenazada, no dudaremos en utilizar todos los medios que tenemos disponibles para defender a Rusia y nuestra gente . Esto no es un farol.

Ustedes, los ciudadanos de Rusia, pueden estar convencidos: defenderemos la integridad territorial de nuestra Patria, nuestra independencia y libertad, y me gustaría subrayar esto nuevamente, con todos los medios disponibles que tenemos. Y aquellos que nos provocan para chantajearnos deben saber que el viento también puede girar en su dirección.

Es parte de nuestra tradición histórica detener a quienes luchan por la dominación mundial, y los que amenazan con desintegrar nuestra patria. Lo haremos ahora, pueden estar seguros. Confío en tu apoyo».