KISSINGER ADVIERTE: El mundo está al borde de una guerra de EEUU contra Rusia y China

La política exterior de EEUU sin propósito estratégico ha llevado a un peligroso desorden mundial

En una entrevista publicada el 12 de agosto en The Wall Sreet Journal, Henry Kissinger dijo que el mundo está al borde de un peligroso desequilibrio, por una guerra de EEUU con Rusia y China.

El ex secretario de Estado (1973-1977) y Asesor de Seguridad Nacional (1969-1975) durante las presidencias de Richard Nixon y Gerald Ford, ve una peligrosa falta de propósito estratégico en la política exterior de los Estados Unidos.

«Estamos al borde de la guerra con Rusia y China por temas que creamos en parte, sin ningún concepto de cómo iba a terminar eso, o a qué se supone que debía conducir», señaló Kissinger.

También aclaró que EEUU actualmente no puede manejar a ambos adversarios como en los años de Nixon: «No puedes decir vamos a dividirlos y lanzarlos el uno contra el otro. Todo lo que se puede hacer es no acelerar las tensiones y crear opciones, y para eso se debe tener algún propósito».

Para Kissinger, dado el potencial apocalíptico de las armas modernas, el imperativo primordial de las relaciones internacionales debe ser mantener un equilibrio de poderes por más hostiles que sean entre ellos.

Según el ex secretario de Estado, ese equilibrio debe incluir una aceptación de la legitimidad de los valores del otro aunque sean opuestos. «Porque si crees que el resultado final de tu esfuerzo tiene que ser la imposición de tus valores, entonces el equilibrio no es posible», señaló.

Y no ve líderes contemporáneos en Occidente capaces de trabajar por ese equilibrio.

«Creo que el período actual tiene un gran problema para definir una dirección. Es muy receptivo a la emoción del momento», dijo el político de 99 años a WSJ. Explicó que los estadounidenses ven a las negociaciones como una misión de convertir o condenar a sus interlocutarores, en lugar de penetrar en su psicología.

Sobre el conflcito militar ruso-ucraniano, Kissinger a principios de este año, advirtió que unas políticas limpias por parte de los Estados Unidos y la OTAN podrían haber desactivado la crisis, que hay que tomar en serio las preocupaciones de seguridad declaradas por Rusia y que fue un error decir a Ucrania que podría unirse a la Alianza. En su opinión, Ucrania es una colección de territorios que estuvieron unidos a Rusia, que los rusos ven como propios, a pesar de que «algunos ucranianos» no lo hacen. Kissinger dijo que habría más estabilidad si Ucrania fuera como un amortiguador neutral entre Rusia y Occidente.
En cuanto al desenlace del conflicto, pronostica un acuerdo en el que Rusia conservará los territorios ganados, desde Crimea hasta el Donbass.

Sobre Taiwán, le preocupa que Estados Unidos y China estén virando hacia una crisis, y aconseja mantener la situación estable por parte de Washington. Hay tener mucho cuidado, con medidas que cambien el statu quo de 50 años, señaló.

Anuncio publicitario