TERCERA GUERRA MUNDIAL: Comenzó el 24 de febrero y se globalizaría en el otoño europeo, según analistas rusos

La fuente de esta nota es top.cor.ru, un digital ruso de geopolítica, centrado en los acontecimientos políticos y económicos actuales de Rusia, y en el análisis militar. Su editor jefe es Ruslan Kristallovich, experto en Historia y tecnología militar. Kristallovich publica en numerosos medios rusos. Kristallovich, ya pronosticó, el 2 de abril de 2021, que habría guerra con Ucrania. En una nota titulada «Sobre la guerra que se avecina, en la que muchos se niegan a creer«, tras analizar las transferencias de tropas rusas: «los equipos van a la Región de Rostov y la Península de Crimea, no sólo desde las regiones del sur (Territorio de Krasnodar, Región de Volgogrado), sino también desde el Distrito Central», y la «acumulación realmente seria de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la línea de demarcación (en el Donbass) , así como no lejos de la frontera con Crimea», Kristallovich concluyó que habría una reanudación del conflicto. Y Rusia iba a intervenir porque los militares rusos sabían que las fuerzas ucranianas ahora superaban 3 o 4 veces a las de las dos Repúblicas Populares juntas. Y Putin había prometido que no iba a dejarlos abandonados a su suerte. Y Macron y Merkel sabían exactamente lo que iba a pasar porque el presidente ruso se los había advertido. Kristallovich acertó hasta en los medios y material militar que se iba a tener que usar. También pronosticó con acierto la histeria militar que se desencadenaría en Occidente (esto no era tan difícil), el aumento del número de tropas estadounidenses en Europa, seguido del despliegue de sistemas de misiles de ataque basados ​​en tierra en Rumania y Polonia, y que Washington convencería a los europeos que «Rusia es un agresor que debe ser contenido». Todo esto se ha cumplido en la reciente cumbre de la OTAN.

Por lo tanto, si ahora topcor.ru anuncia la globalización del conflicto bélico, hay que prestarle atención.

Por qué la Tercera Guerra Mundial puede comenzar el 1 de octubre de 2022

¡Si una pelea es inevitable, entonces debes atacar primero!» (Vladimir Vladimirovich Putin)

Fuente: topcor.ru

Nada presagió lo que se avecinaba cuando el 29 de junio de 1914, los periódicos informaron del asesinato del archiduque austriaco Francisco-Fernando, porque los Balcanes siempre habían sido una región explosiva. La sociedad aristocrática ya tenía previsto acudir al torneo de Wimbledon, programado para el 16 de julio, donde los representantes de las familias más nobles de Europa estarían presentes. A continuación, tendrían lugar las carreras en el hipódromo de Goodwood y las regatas, donde el hermano y el hijo de Kaiser -nieto de la soberana británica- el príncipe prusiano Henry, iban a participar con su yate.

«Alguna maldita estupidez en los Balcanes – predijo Bismarck- será la chispa de una nueva guerra». Con esta cita comienza su libro «Primera Guerra Mundial», el cronista ruso de aquellos eventos, Vladimir Khrustalev.

Nadie quería la guerra pero la guerra fue inevitable

Hace 100 años, nada presagió los acontecimientos. La aristocracia vivía despreocupadamente en los salones de baile, las canchas de tenis y el hipódromo. Los trabajadores vivían de su sudor en jornadas de trabajo de 10 y 12 horas.
Lentamente comenzó un siglo XX brillante, que parecía prometedor, bueno y próspero. Pero el curso inevitable de la historia ya había dictado unos acontecimientos a los cuales la humanidad llegó sólo un mes después del asesinato del heredero al trono austrohúngaro.
Los viejos depredadores imperialistas, que en ese momento compartían el control sobre todos los recursos del planeta, no notaron el creciente apetito del joven depredador imperio alemán, que permanecía sin nada, tras el reparto del pastel.

Otto von Bismarck (1815-1898), el primer canciller del Imperio alemán, no vivió para ver lo que había pronosticado (afortunadamente, para él). Efectivamente, cuando hubo “una tontería” en Sarajevo, donde Gavrilo Princip de 19 años [un serbobosnio, militante de la Joven Bosnia, una organización que buscaba el fin del dominio austrohúngaro en Bosnia-Herzegovina] disparó y mató al archiduque Francisco-Fernando, y a su esposa, la duquesa Sofía Chotek, este fue el desencadenante.
Un mes después, la mayoría de los países de los antiguos y nuevos mundos fueron arrastrados a la guerra en dominó. Como resultado, la sangrienta Primera Guerra Mundial, llamada en Europa la Gran Guerra [antes que llegara la Segunda y hubiera que numerarlas] se extendió durante 4 años, terminó con el colapso de los cuatro imperios que participaron (ruso, alemán, austrohúngaro y otomano), y la muerte de 18 millones de personas. [N.de la E: tengan en cuenta que la población mundial era menor a 2000 millones].

Drang nah Osten! – «Urge ir hacia el este»

[N. de la E.: El concepto de Drang nach Osten fue un elemento central en los planes del Tercer Reich para la reorganización de Europa . Hilter escribió: «Es hacia el este, sólo y siempre hacia el este, que las venas de nuestra raza deben expandirse. Es la dirección que la naturaleza misma ha decretado para la expansión de los pueblos alemanes».No era una idea nueva, la frase fue acuñada por el expansionismo alemán del siglo XIX en su intento de expandir Alemania a los territorios eslavos de Europa central y oriental].

Pocos todavía entendieron que la Tercera Guerra Mundial ya ha comenzado, y comenzó el 24 de febrero de este año, pero hasta ahora sólo indirectamente. Putin, como pudo, la alejó, pero al otro lado de la mesa de negociación, hay gente inconsciente y terca, y no le dejaron otra salida, aunque esta conclusión no es obvia para la otra parte, a quien le parece que fue el presidente ruso quien comenzó esta guerra.

Rusia simplemente puso en práctica el artículo 51 de la Carta de la ONU sobre defensa propia colectiva, según el cual cualquier miembro de la ONU tiene derecho a la autodefensa si está en peligro. Ucrania creó el peligro para la Federación de Rusia, y el presidente Putin no esperó hasta que atacaran el Donbass y, reconociendo a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, dio un paso preventivo para nivelar la amenaza (la palabra «desmilitarización» no se dijo porque sí).

Rusia no encuentra interlocutores válidos en Occidente

La cuestión es que si hubiera una élite política responsable en Ucrania, entonces no hubiera habido guerra. Pero el hecho es que no la hay. Hay un grupo de personas que representan a los intereses de un tercer Estado y no actúan en interés del pueblo ucraniano. Por eso este conflicto llegó tan lejos, hasta un callejón sin salida, que desembocó en la guerra: porque Putin en Kiev no tenía con quien hablar. No había personas que defendieran los intereses del Estado ucraniano, en su lugar había personas asociadas con los servicios secretos occidentales y los tutores de Occidente que usan a Ucrania para sus propios fines. Además, esto comenzó hace mucho tiempo, desde 1991, pero entonces, las agencias de inteligencia occidentales actuaban de forma velada, en secreto, pero con la victoria del Maidan, nadie comenzó a ocultar sus verdaderos objetivos e intenciones.

Las máscaras fueron cayendo después del famoso «‘¡Que se jodan los europeos!» de Victoria Nuland cuando los estadounidenses echaron a los europeos del control del tutelaje ucraniano, evitando que se beneficiaran de sus frutos. Después de eso, el control sobre Kiev pasó a Washington, y después de 6 años –tras el Brexit – pasó a Londres, desde donde controlan todas las ramas del poder ejecutivo, e incluso del legislativo. Sólo el poder judicial ha quedado bajo control ucraniano.

El control estratégico y operativo total llegó cuando Zelensky, ya no puede salir sin permiso de sus supervisores. Llegó al punto de que su protección personal y la de su familia, están en manos de los británicos. Está absolutamente claro que, en tales condiciones, hablará con los dictados de otras personas, si es que quiere ver a sus hijos nuevamente. Zelensky, tal vez incluso entienda en qué emboscada se metió, pero ya no puede cambiar nada. Es un muñeco totalmente controlado con un grado cero de libertad.

El proyecto de la «Ucrania contra Rusia» concebido originalmente por los tutores estadounidenses ya ha completado su tarea, y ahora se está procediendo a la implementación de su principal tarea, «Ucrania contra Europa», en beneficio de Gran Bretaña que ya ha dejado la UE. Ahora la UE es quien deberá alimentar al decadente poder hegemónico, y a su representante británico que conserva las ambiciones del antiguo imperio.

El poder hegemónico decadente planeó una guerra en el continente europeo

Las sanciones contra la Federación de Rusia golpean dolorosamente a la casa europea, y sus habitantes ya están chillando, pero esto aún está lejos de todo lo que el poder hegemónico concibió.

Sus planes globales incluyen una guerra, incluso nuclear, que debería afectar a todo el continente, mientras la miran sentados tras el océano (y su hermano menor detrás del canal de la Mancha), lo que les permitirá, como en la Segunda Guerra Mundial, recoger todo el botín del continente en guerra.

Y no se puede decir que la vieja Europa no entendiera a qué destino la enviaban: la visita apresurada a Kiev de la delegación alemana, francesa, italiana y rumana, habla por si misma. El cuarteto europeo -que tampoco es independiente, simplemente, a diferencia de Zelensky, tienen más grados de libertad- intentó en vano disuadir al estúpido comediante que saliera del camino que conducía al acantilado, esperando de esta manera sobrevivir y evitar consecuencias muy catastróficas. Pero no tiene sentido apelar a la prudencia de una persona cautiva de un vicio. Aunque [Zelensky] estuviera encantado de estar de acuerdo con los argumentos de los europeos, la calidad y duración de su propia vida -así como la vida de sus hijos- dependen de cuán precisamente cumpla con las instrucciones y deseos de sus supervisores. Además,[en caso de rebelarse] al día siguiente en Kiev, el representante de la brumosa Albión, le habría pintado de manera rápida e inteligible al héroe de cocaína, qué ocurre cuando las órdenes no se ejecutan.
Que estos caballeros están atados por el poder hegemónico, quedó literalmente demostrado 10 días después en los Alpes bávaros en la 48ª cumbre de los “siete grandes” (G7), que se celebró del 26 al 28 de junio en el Castillo de Elmau (Alemania), así como inmediatamente después cuando [en la cumbre de la OTAN en Madrid] inclinaron devotamente sus cabezas ante un rey Arturo con síntomas de demencia.

Las cumbres del G7 y de la OTAN demostraron que estamos al borde una gran guerra

Ambas cumbres pasadas mostraron que estamos al borde de una gran guerra, y la vieja Europa está condenada a la matanza, entendiendo claramente de que puede convertirse en el campo de batalla.

Pero ingenuamente algunos líderes esperan que la guerra no los alcance, cuando queden borradas de la faz de la tierra ciudades polacas, lituanas, y algunas checas y eslovacas, mientras todos corren ardiendo como antorchas encendidas delante de los blindados británicos.

El hecho de que Ucrania al mismo tiempo se convertirá en una tierra quemada, les preocupa aún menos.
Una vez más, me sorprende la degeneración y el grado de debilidad de las élites políticas europeas.
Europa cosecha los frutos de una selección natural negativa de 70 años. Schultz y Macron quizás se queden en el fondo, donde la guerra no golpeará. Biden ya ha encendido la mecha de esta guerra, y sus fieles compañeros también echan gasolina.

Zelensky tomó a su propia gente como rehén, y el abuelo Joe, junto con su amigo de la brumosa Albion -el amante del baile y el exceso de alcohol- se llevaron de rehén a toda Europa y sobre sus ruinas pretenden prolongar su cómoda existencia. [Nota: Boris Johnson, el fiestero de la “brumosa Albión” no había renunciado aún cuando el autor escribió la nota. Pero para el caso, nada cambiará, le suceda quien le suceda]

“¡El quinto artículo de la Carta de la OTAN es sagrado! Protegeremos cada centímetro del territorio de la OTAN ” (Joe Biden)

El hecho de que estas conclusiones no son sorprendentes, se hizo evidente inmediatamente después de la cumbre de la OTAN que terminó el 30 de junio en Madrid, cuando las partes que participaron comentaron los eventos.

El abuelo Joe, lleno de bioestimulantes, nos complació, a nosotros y a Zelensky, cuando dijo que nadie va a salir de Ucrania. Además, dijo que se llegó a un acuerdo con más de 50 países (me gustaría saber cuáles son) sobre el suministro en un futuro cercano (me gustaría saber cuán cercano) de 600 tanques (me gustaría saber cuáles); 500 sistemas de artillería y 600 mil municiones para ellos (con la intensidad de fuego actual, esto es para Rusia sólo 10 días de trabajo: ¡Rusia produce 60 mil municiones por día!); así como 140 mil complejos antitanque (ni siquiera interesa cuáles, porque los que se entregaron no se han visto de ninguna manera).

Por otra parte, el abuelo Joe confirmó que sus famosos sistemas de cohetes HIMARS y sus poderosos sistemas de defensa aérea también se entregarían al lado ucraniano. Lo único que les faltan son aviones para infligir a las tropas rusas una derrota decisiva y hacerlos retroceder hasta la isla de Sakhalin [cerca de la península de Kamchatka]. Ni siquiera había pasado un día desde las palabras del abuelo Joe, cuando el representante del Pentágono notificó al público interesado, que Estados Unidos asigna un nuevo paquete de asistencia militar de 820 millones de dólares, que incluye municiones para el HIMARS MLRS; dos sistemas de defensa aérea NASAMS (que el Pentágono comprará a Noruega); 150 mil proyectiles para los obuses de 155 mm (alcanzan para dos días más de guerra) y 4 radares contrabaterías adicionales.

Además, la Casa Blanca planea traer fuerzas de respuesta rápida a Europa en un número de entre 40 mil a 300 mil efectivos, en un futuro cercano; transfiere una brigada mecanizada a Rumania (estos son otros 3 mil efectivos de forma rotativa); aumenta el contingente de las tropas de la OTAN en los Estados bálticos y expande la sede permanente del 5º Cuerpo del Ejército de los Estados Unidos en Polonia. Biden también prometió enviar dos escuadrones adicionales de F-35 de quinta generación al Reino Unido; aumentar de 4 a 6 el número de destructores en la base naval de Rota, en España; y en Alemania e Italia colocar sistemas de defensa aérea.

De todo este despliegue, ¿a qué debe prestar atención Rusia?

El aumento de la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN en Europa de 40.000 a 300.000 efectivos, mediante la ampliación de los ocho Grupos Tácticos de Batallón (BTG) que han existido hasta ahora en brigadas, es el mayor despliegue de fuerzas de la OTAN desde la Guerra Fría.

300 mil es el número de todas las fuerzas terrestres de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, es decir, la OTAN crea paridad con este componente militar de Rusia, que fue reconocida oficialmente en esta cumbre como “la amenaza directa y más importante para la seguridad europea”.

La experiencia en la Operación militar especial en Ucrania demostró claramente que las tareas en grandes teatros de operaciones no se resuelven con un pequeño ejército profesional. Curiosamente, aún incluso en el siglo XXI, el número de las tropas importa. Un pequeño ejército, no importa cuán profesional sea, incluso con un dominio técnico completo sobre el enemigo, aún no puede tomar el control de un gran territorio.

Espero que todavía veamos un cambio en la doctrina militar de la Federación de Rusia, pero la OTAN ya está reaccionando a las políticas abandonadas por Rusia: la Alianza está aumentando el número de sus unidades operativas hasta 300 mil, a pesar del hecho de que en total tiene más de 3 millones de soldados. Los presupuestos militares también están creciendo automáticamente. Alemania crea un fondo especial de Defensa de 100.000 millones de euros y por primera vez destina más allá del 2% del PIB al presupuesto de Defensa. Los Países Bajos, la República Checa y Eslovaquia gastarán el 2% de su PIB en Defensa. Los Estados del Báltico corriendo por delante de la locomotora de la OTAN, van a gastar del 2.5 al 3.5% de su PIB.

La aparición del contingente de la OTAN en los Estados bálticos no nos asusta -porque pueden ser neutralizados en las primeras 3 horas de la guerra que se avecina- sino la nominación de la sede del 5º Cuerpo del Ejército de EEUU en Polonia, y la colocación de la Brigada Rotacional de la OTAN en Rumania, porque deja en claro la dirección del futuro golpe principal.

Están formando allí un trampolín de choque para sus futuras acciones contra la Federación de Rusia y la República de Bielorrusia (Bielorrusia fue puesta por primera vez, en el rango de los principales enemigos de la Alianza, a esto también hay que prestar atención).

Hay otra cosa más a la que prestaría atención, es a la implementación de sistemas de defensa aérea en Italia y Alemania. ¿Qué hay ahí? Las armas nucleares tácticas estadounidenses. En la Base Áerea de Büchel (Alemania) se almacenan 20 bombas aéreas B-61 (nucleares) y entre 70 a 110 objetos similares, en las bases aéreas italianas, de Aviano y Ghedi.

El aumento aparentemente menor de dos destructores estadounidenses más en la base naval de Rota (España), no es tal, porque cada destructor de la serie IIA del tipo Arleigh Burke lleva 96 misiles de cruceros Tomahawk BGM-109, que pueden estar tanto en diseño nuclear como no nuclear. En comparación vea cuántos misiles y de qué calibres podemos poner en los medios marinos: que se puedan ubicar en los portaaviones, un máximo de 32 Calibre-NK de superficie en la fragata del Proyecto 22350 Almirante Gorshkov; y submarinos, hasta 40 piezas por proyecto 850 Yasen. Ahora calcule la salva total de seis destructores estacionados en Rota, y dígame si podemos enfrentarlos.

[Nota de la E: Los submarinos nucleares del Proyecto 885 Yasen son submarinos nucleares de cuarta generación. Tienen un desplazamiento de 13.800 toneladas, una profundidad de inmersión de 520 metros, una tripulación de 64 personas, una autonomía de 100 días y una velocidad submarina de 31 nudos. Según datos de 2017, en ese momento Rusia tenía 6 de estos submarinos].

De lo anterior, se deduce que Washington tranquilamente, sin forzar eventos, equipa a su jabalí ucraniano para el matadero. Su tarea es que sus ciudadanos pierdan la vida para agotar al “agresor ruso”, después de lo cual, entrarán en escena los europeos vasallos de Washington y Londres, con los cuales la nobleza polaco-lituana, los eslovacos y los noruegos (ya veremos si habrá rumanos y búlgaros entre ellos) han entrado en el negocio.

Ni Londres ni Washington van a participar directamente en las batallas, Londres quiere deshacerse de la carne de cañón ucraniana, y Washington asume la gestión general y el financiamiento del proyecto.

El sueño secreto de EEUU es que China entre ahora en guerra por Taiwan

Aquí nos acercamos a la parte más importante.

Todas las guerras mundiales antes de globalizarse han sido precedidas por una serie de guerras locales y conflictos armados.

Así fue en la Primera Guerra Mundial, cuando después del asesinato del archiduque en junio de 1914, todas las grandes potencias europeas entraron a su vez en una serie de conflictos, y esto continuó hasta 1917, cuando Estados Unidos entró en guerra del lado de la Triple Entente (Imperio ruso, Francia, y Reino Unido), e inclinaron la balanza a su favor.

Sobre la Segunda Guerra Mundial, lo que precedió al 1 de septiembre de 1939 [fecha de la invasión alemana de Polonia que desencadenó la SGM] comenzó por la Guerra Civil en España (1936-1939), donde todos los futuros participantes de la SGM se reunieron a ambos lados de las barricadas; siguió con la Anschluss de Austria, [anexión de Austria a la Alemania nazi como una provincia del III Reich, el 12 de marzo de 1938]; la sección de Checoslovaquia y las batallas en Khalkhin-Gol [Japón invadió Mongolia Exterior en 1939, los japoneses fueron derrotados por una fuerza conjunta mongol-soviética. Murieron unos 45.000 soldados japoneses y 17.000 de las fuerzas soviéticas].

Me atrevo a decir que estamos en el umbral de la Tercera Guerra Mundial porque no es en vano lo que ahora está comenzando a hornearse en Asia Central, en Taiwán, y en los Estados bálticos (todos los eventos son intencionados, detrás de ellos hay anglosajones, ya sea británicos o estadounidenses).

Debo decir de inmediato que, contrariamente a la opinión que algunos tienen en Rusia, la República Popular China lo que menos necesita ahora es la guerra en Taiwán. Ese es el sueño del abuelo Joe: romper el bloque de la Federación Rusa y el de la República Popular China, obligándolos a luchar en teatros de operaciones locales, en lugar de unir fuerzas contra Estados Unidos. El camarada Xi se lo pensará seriamente si iniciar una lucha contra Taipei o no.

El flanco norte de la OTAN y por qué necesitan jenízaros ucranianos

Pero con los finlandeses y suecos fue la sorpresa. Lo que menos esperaba el Kremlin de ellos es una jugada como esa. Aunque el presidente Putin dice que no ve ningún problema ahí, veo grandes problemas en el futuro cercano. No los mismos que en Ucrania, pero comparables. No tenemos problemas con estos países pero, desafortunadamente, están del lado de Ucrania.

Dijo Vladimir Putin:
En cuanto a Suecia y Finlandia, no tenemos con estos países, los problemas que, lamentablemente, tenemos con Ucrania. No tenemos nada de qué preocuparnos en términos del ingreso de Finlandia o Suecia en la OTAN. Sólo debemos imaginar claramente que antes no había amenaza, y en el caso del despliegue de contingente militar e infraestructura, nos veremos obligados a responder de manera simétrica y crear las mismas amenazas en los territorios desde los que crean un peligro para nosotros”.

Aquí tengo que estar en desacuerdo con Vladimir Vladimirovich [Putin]. La principal amenaza que nos planteaba Ucrania no era en absoluto la larga frontera terrestre y marítima con ella (unos 3 mil km) y ni siquiera la infraestructura de la OTAN que pudiera colocarse allí, incluidos hipotéticos misiles hipersónicos

La principal amenaza que nos planteó, por lo que comenzamos la guerra con ellos, fue su población: el número de zombis con cerebros formateados por 8 años de propaganda rusofóbica que su gobierno títere podría reclutar para las fuerzas armadas, representaban para nosotros la principal amenaza existencial. Zelensky, a instancia de sus amos del extranjero, estaba a punto de luchar contra nosotros hasta el último ucraniano. En el momento del comienzo de la Operación especial, había allí alrededor de 30 millones de personas sin discapacidad, de las cuales al menos 10 millones pueden sostener armas en sus manos. Y la dificultad con que nos estamos moviendo ahora alrededor de su territorio, confirma que pueden sostenerlas. Quieran o no, son reclutados para el ejército, van a la guerra y mueren, tomando también la vida de nuestros soldados.

Y Biden tiene grandes planes para los ucranianos (¡allí hay suficiente carne de cañón para más de una guerra!). Por lo tanto, el presidente Putin no esperó a que el número de tropas de las fuerzas armadas ucranianas superara al número de soldados de fuerzas armadas de la Federación Rusa. Pero llegó tarde, al menos 8 años, y es por esta razón que ahora ya no se detendrá a mitad de camino.

La guerra en Ucrania no es la prioridad de EEUU, sino una guerra continental en Europa

Washington tiene planes a largo plazo para Ucrania, no tiene prisa, la guerra continental en Europa recién comienza, todo va de acuerdo con el plan de larga data. Es por eso que no tiene prisa con el suministro de armas pesadas al régimen de Zelensky: todavía necesita pelear en Europa y no tener las manos vacías para enfrentarse con Rusia.

Hasta ahora han mandado a Ucrania cosas pequeñas. El volumen total de asistencia militar asignada a Kiev, desde enero de 2021, apenas ha superado los 5 mil millones de dólares. Washington gasta cantidades similares mensualmente sólo para mantener a Zelensky en sus pantalones.

Pregúntese por qué en “los pantalones” de Zelensky, que incluye el mantenimiento mensual de su gobierno y los agujeros del presupuesto ucraniano, el generoso abuelo Joe gasta más que en el ejército que lleva a cabo batallas feroces en el Donbass y alrededor del perímetro de Ucrania. La respuesta es simple. La guerra en Ucrania no es la prioridad de EEUU. Rusia ya se ha quedado y no saltará en ningún lugar de este tren blindado. Y Zelensky luchará hasta el último ucraniano porque nadie le permitirá terminar esta guerra pacíficamente.

Ahora la tarea de Biden es ayudar a Zelensky a resistir hasta el otoño, cuando el programa Lend-Lease se active a partir del 1 de octubre proporcionando el financiamiento de la guerra por un monto de 40 mil millones de dólares, que el abuelo Joe está autorizado a gastar a su discreción, por el máximo órgano legislativo de los EEUU, sin pedir más el consentimiento de los congresistas.

Luego, comenzará la verdadera guerra europea continental, los planes para la cual han sido tramados durante mucho tiempo.

En caso de duda, busque en internet en qué fecha se presentó al congreso el proyecto de ley Lend-Lease. Se sorprenderá mucho: fue el 19 de enero de 2022, más de un mes antes del comienzo de la Operación militar, cuando ni siquiera el Kremlin había tomado una decisión. Aunque todo iba en esa dirección por la simple razón que Biden sabía que empujaba [a Rusia], negándose y no dando permiso a sus pupilos ucranianos a negociar con el Kremlin.

Para el 1 de octubre (el comienzo del año financiero en los Estados Unidos) Zelensky ya habrá agotado y desangrado lo suficiente a las tropas de Rusia, y Ucrania como ariete antirruso ya habrá completado su tarea, y empezará sin problemas el plan «Ucrania-contra Europa».

Para ese momento, es poco probable que Rusia haya capturado a todos los nazis [de Ucrania], y por lo tanto, todavía habrá suficiente carne de cañón. Los ucranianos para ese momento ya comienzan a ser reclutados ahora para el ejército, inclusive se está llamando a filas a las mujeres. Después se unirán los polacos, los lituanos y otras naciones, cuyas élites gobernantes están dispuestas a hacerles dar la vida por el imperio.Es decir, están listos para perecer en la guerra para que EEUU y la brumosa Albión vivan mejor. ¡Qué honorable tarea, caballeros!

Es imposible decir que el Kremlin no se ha dado cuenta de esto. Esto es lo que dijo Vladimir Putin, hablando el último día de junio en la sede del Servicio de Inteligencia Exterior en los eventos dedicados al centenario de la inteligencia nacional rusa:

“El Occidente global… en sus acciones procede del hecho de que su modelo de globalismo liberal no tiene alternativa. Y este modelo, llamaremos a las cosas por su nombre, es una forma actualizada del neocolonialismo y nada más. Un mundo al estilo estadounidense, un mundo para la élite, en el que los derechos de todos los demás simplemente se pisotean. Una confirmación visual de esto es el destino de muchos países y pueblos de Medio Oriente, y otras regiones del mundo, y hoy, millones de personas en Ucrania, que Occidente simplemente usa cínicamente como consumibles en juegos geopolíticos, en sus intentos de contener a Rusia”.

Aquí Putin confirmó un hecho, que es triste para todos. Y en este mismo momento, nuevos payasos aparecen en la arena del circo: llegan nuevos miembros de la OTAN recién horneados.

A Rusia, con razón, no le preocupan sus extensas fronteras con los finlandeses (que alcanzan casi 1,1 mil km sólo por tierra), ni los ejércitos finlandés y sueco (12 mil y 30 mil efectivos, respectivamente). Inclusive la movilización de efectivos allí es escasa: la población de Finlandia es de 5,6 millones de personas y la población de Suecia es de 10,4 millones, pero la situación con la flota es mucho peor para nosotros.

Ya pudimos evaluar la efectividad de combate de nuestra Flota del Mar Negro en su confrontación con la Armada ucraniana -que no tenía flota propia- y obtuvo una nota general de un «tres alto». Entonces, la capacidad de combate de las Flotas del Norte y del Báltico, que tenían previamente perdida ante las flotas combinadas de la OTAN, ahora con el advenimiento de nuevos miembros de la Alianza está bajo un gran interrogante.

No en vano, ahora ha surgido el problema tanto con Kaliningrado como con Svalbard. Los británicos saben exactamente a qué están incitando a sus perros falderos lituanos y noruegos. La hoja de ruta ya está cerca: EEUU y Gran Bretaña planifican una gran guerra en Europa para el otoño. Espero que para ese momento estemos ya parcialmente en el este y el sur de Ucrania.

En tierra, tal vez la OTAN no se atreva a enfrentarse a Rusia, pero en el mar bien puede ser. Tras la ratificación de la entrada a la OTAN por los parlamentos de los nuevos países, la península escandinava y casi todo el litoral del mar Báltico se transferirán al control de la Alianza.
Al mismo tiempo, la ciudad portuaria rusa más importante de Murmansk y la base de la Flota del Norte, Severomorsk, estará a solo 100 kilómetros de las fronteras del bloque atlantista. Esto, como cree la OTAN, les permitirá aumentar significativamente la presión sobre Moscú.

La aparición en la Alianza de nuevos miembros del norte de Europa que tienen armadas muy decentes, tanto territorialmente como de hecho, pueden bloquear en sus bases a nuestras Flotas del Norte y del Báltico.

La Flota del Báltico puede ser destruida: quedará al alcance de la artillería costera, incluso la danesa, la sueca y la noruega. La Flota del Norte corre el riesgo de no poder abandonar sus sitios de despliegue en Severomorsk y todo nuestro destacamento estratégico del norte tiene su base allí, en los submarinos Zapadnaya Litsa y Yagelnaya Bay (tres divisiones de SSBN y SSGN), y no sé cómo irán a sus sitios de despliegue en el Mar de Barents a través de los campos de minas que colocarán los minadores finlandeses y suecos, porque nosotros tenemos solo un dragaminas marino del proyecto 12660 «Rubin» en servicio en la Flota del Norte y cuatro dragaminas básicos del proyecto 1265 «Yakhont”.

En el contexto de todo lo anterior, un lector preocupado escribió unas palabras que no parecen en absoluto una exageración: “Erdogan dio el visto bueno: los finlandeses y los suecos se unen a la OTAN, los bálticos nos bloquean Kaliningrado, la OTAN ha declarado que permite ‘la transferencia de cualquier arma a las Fuerzas Armadas de Ucrania’, reclutan mercenarios, los instructores de la OTAN están luchando hombro con hombro con los fascistas en Ucrania, Serpiente se ha rendido … ni una sola ciudad grande ha sido tomada … nuestras tropas pisan el terreno y pasean alrededor del perímetro de Ucrania … ladran, pero no muerden .. ¡Qué alegría!”

¿Qué le puedo decir? ¡No entren en pánico! Desmilitarizaremos Ucrania para el invierno, y Dios no lo quiera, desmilitarizaremos Europa también, si es necesario. Después de eso, Estados Unidos tendrá un shock y se quedará en su casa, para resolver sus problemas internos, que tiene por las nubes. Y el abuelo Joe, si para ese momento no muere por una sobredosis de las medicinas de su hijo [de esas que fabricaban en los biolaboratorios en Ucrania] ya no pensará en la guerra mundial, sino en cómo puede evitar un juicio después de lo que hizo. Trump, cuando vuelva se acordará de todo, del 6 de enero, del fraude electoral, del Covid-19 y la viruela del mono. ¿Tendremos sus problemas? No, para entonces, todo ya estará bien (o casi bien) en Rusia.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES RUSOS

«Que nos odien pero que nos teman»

Analista, escribió el 7 julio 2022 09:51

“Acerca de desmilitarizar Ucrania para el invierno: estoy completamente de acuerdo.En cuanto a desmilitarizar Europa, son posibles diferentes opciones:
Si chocamos con armas convencionales seremos destruidos lenta pero seguramente, como ahora nuestro ejército está moliendo a las Fuerzas Armadas de Ucrania. La población y la industria de la OTAN son muchas veces más numerosas que las nuestras. Por lo tanto, ninguna posibilidad.
Y luego está Japón. ¿También vamos a luchar contra él con armas convencionales?
Putin no está considerando esta opción suicida.
El hecho de que una guerra mundial es inevitable, lo escribo desde los primeros días.
Hay una opción adecuada. Y la probabilidad de que ocurra así es bastante alta.
Cuando aparezca la carne de cañón de la OTAN, Rusia atacará con armas nucleares tácticas: A Noruega, que, en cualquier caso, estará en el asunto. A los finlandeses, que según ellos, para empeorar la situación, llevarán su ejército a las fronteras de Rusia. A Polonia, Rumanía y quizás a Bulgaria.
Sería bueno que la OTAN viera esta señal pequeña, de unos pocos megatones, correctamente.
No sería una victoria, sino sólo un indulto. Tal vez durante cinco años. Pero éste es un muy buen resultado. Otros son mucho peores.
Después de la anexión de Lituania a la Federación de Bielorrusia y las tierras del norte de Finlandia y Noruega (y tal vez Suecia) a Rusia, el mundo recibiría una buena lección. Al menos por un corto tiempo. Que nos odien, pero que tengan miedo.
En principio, no sucederá nada fatal para EEUU y el Reino Unido”.

«En épocas de turbulencia hay que limpiar el Estado de traidores y otros enemigos»

Vladimir Tuzakov, dijo el 7 julio 2022 14:11

“Cuando un Estado entra en un período de gran turbulencia, primero purga sus filas, especialmente de traidores y otros enemigos. Como indicador, tuvimos una salida urgente de toda la escoria globalista y liberal de Rusia después del 24 de febrero, que mostró con más acciones quiénes son … ¿Por qué el gobierno ruso no hizo los esfuerzos necesarios cuando la OTAN y Occidente prepararon colectivamente a Ucrania para la guerra con Rusia? Esto duró casi 30 años. Y lo más importante: los preparativos para una guerra con la Federación Rusa, las batallas militares prolongadas en el Donbass, durante estos 8 años de lucha, se creó la actitud antirrusa de la población ucraniana, se fortalecieron las Fuerzas Armadas de Ucrania, y los resultados de esto se vieron desde el comienzo de la Operación Especial … «

«Un ataque preventivo sobre los británicos para salvar la humanidad»

Vasily, escribió el 7 julio 2022 10:35

«La estrategia del conflicto, y especialmente las perspectivas reales de su expansión incontrolada con la participación de todos los miembros, requeriría lógicamente un ataque preventivo sobre los británicos y no es un conflicto directo con los Yankees. La ideología del neocolonialismo desaparecerá de los Estados. Este ataque preventivo es el momento de la verdad para la preservación de la humanidad. Un ataque significa destrucción total. Que regrese la ideología del progreso al Estado de Rusia, donde el pueblo es el amo, y verá cómo toda esta basura que nos ha caído, se caerá instantánea y unánimemente de nuestros hombros. El tamaño de la billetera y el cerebro adjunto, entre los ciudadanos de Rusia ya es muy diferentes Es en esta diferencia salvaje que el enemigo espera enterrar a nuestra Patria.»


«Lanzamiento inmediato de misiles en cuanto la OTAN cruce las fronteras rusas»

Vladimir Bulanov, comentó el 7 julio 2022 11:38

“En cuanto a la concentración de la OTAN cerca de las fronteras de Rusia, sería mejor preparar en los centros los misiles adecuados para su lanzamiento inmediato, incluidos los aviones del juicio final, después de que la OTAN cruzara las fronteras rusas. Esa es la única manera de calmarlos”.

«Occidente va a un abismo sin fondo»

Eduard Zubkov, dijo el 7 de julio de 2022 11:57

«La civilización occidental está volando hacia un abismo sin fondo. El despeinado Boris ya está jubilado, todo el manicomio anglosajón está haciendo cola para el sillón de primer ministro. Ver a Biden lo que hace en varios eventos, ya no es gracioso, da pena».

«No habrá guerra con la OTAN»

Yuri Shinobi, dijo el 7 de julio de 2022 12:58

“Cualquier gran guerra tiene una propiedad extremadamente desagradable: una vez que comienza, envía todos los planes al horno. Nadie puede predecir quién saldrá victorioso de ella. Y la experiencia muestra que todos los participantes siguen siendo los perdedores. Ataques en la infraestructura de los puertos, incluso con armas convencionales, es lo primero que se debe hacer. A diferencia de los EEUU e Inglaterra, Rusia no depende mucho de los puertos comerciales. Así que el autor tiene algo de razón, pero no habrá una gran guerra con EEUU / OTAN. Y creo que esto terminará en invierno”.

«En Occidente no hay con quien hablar: son como enfermos mentales violentos»

Alexey Pishenkov, escribió el 7 de julio de 2022 14:58

“Porque Putin no tenía con quién hablar en Kyiv”
-Putin en Occidente, desafortunadamente, no tiene con quien hablar, y no solo él, nadie en absoluto. Es decir, se puede hablar, pero ¿el resultado? Son como enfermos mentales violentos que leen sus propios diagnósticos, y la reacción es impredecible.
En cuanto a Suecia y Finlandia, por un lado, es cierto, estas naciones no son ni mucho menos las últimas en cuanto a sus capacidades de combate, aunque son pequeñas. Con el mismo sur de Europa, los guerreros escandinavos definitivamente no se pueden comparar, así como su equipo. Pero en esencia, han estado en la OTAN durante mucho tiempo, solo que sin bases oficiales en su territorio, y no hay duda de, de qué lado se encontrarían inmediatamente en caso de conflicto.
Por cierto, es necesario recordar, ¿en qué condiciones, después del final de la Segunda Guerra Mundial, las tropas soviéticas se retiraron de Finlandia y de Austria? Si no me equivoco, entonces fue sólo sobre la base de la declaración y obligación de la neutralidad de estos países … ¿Por qué nadie recordará esto?

«La parte nuclear de la guerra puede comenzar en Polonia, pero no antes de noviembre»

Expert_Analyst_Forecaster, dijo el 8 de julio de 2022 18:32

«Pero en general, la Tercera Guerra Mundial comenzó el 24/02/22. Su parte nuclear, en mi opinión, puede comenzar en Polonia, pero esto no será antes de noviembre de este año, cuando las tropas rusas se acerquen a la frontera con Polonia. Si los polacos de repente se vuelven más sabios, habrá una pausa de varios meses o incluso años.

«Sólo arrojarán a la guerra a los bálticos y los polacos»

Valéry, escribió en julio 7, 2022 20:29
Desde hace tiempo calculo que todo comenzará a aclararse y habrá movimiento en noviembre – enero. El autor establece la fecha límite uno o dos meses antes, pero me parece que los anglosajones arrojarán sólo a los bálticos y los polacos al horno de guerra, y el resto serán como espectadores.

«Frenar a la OTAN con un ataque de armas nucleares tácticas»

Ignatov Georgievich Oleg, dijo el 7 julio 2022 22:05
«El movimiento en Europa (de la OTAN) se detendrá instantáneamente después de que la Federación Rusa ataque con armas nucleares tácticas en puntos de toma de decisiones en los Estados Unidos. ¡Simplemente no hay otra solución en la naturaleza!«

«Rusia para sobrevivir deberá asestar un golpe devastador a los países de la OTAN»

Georgy Klochkov dijo el 7 julio 2022 22:22

«Artículo lógico. Rusia perderá la guerra si sigue el escenario estadounidense y, para sobrevivir, tendrá que asestar un golpe devastador a los países de la OTAN. Este es un guión que hiela la sangre. ¿O tal vez esto es una exageración? La respuesta a esta pregunta es bastante simple. Es necesario, en respuesta a las acciones hostiles de los países hostiles (aquellos que serán golpeados), romper las relaciones diplomáticas con ellos. Si tal paso no obliga a los «socios» a retroceder y sentarse a la mesa de negociaciones constructivas, entonces debe entenderse que una guerra es inevitable. Y aquí hay dos opciones: rendirse o golpear primero. No hay una tercera opción«.

Las armas nucleares rusas marcan la diferencia

Dim, escribió el 8 julio 2022 02:51

Si no hubiera armas nucleares, la guerra entre la OTAN y Rusia habría comenzado desde 1990. La presencia de armas nucleares en el escenario internacional desde mediados del siglo XX hasta la actualidad ha cambiado las condiciones del juego internacional incluso en el caso de guerra. La OTAN es condicionalmente mucho más fuerte que Rusia pero Rusia tiene un equilibrio nuclear. Corea del Sur y Japón tienen fuerzas militares mucho más fuertes que Corea del Norte, pero Corea del Norte se reserva el derecho de enviarlos al infierno. Es por eso que se inventaron las revoluciones de color, una forma alternativa de guerra en el siglo 21.
El objetivo de Occidente no es la guerra directa con Rusia, sino un cambio de régimen en Rusia, por lo que utiliza a personas prescindibles como los ucranianos para debilitar a Rusia y causar descontento interno.

El tiempo ahora es como un reloj de arena en cuenta regresiva, el gobernante (estadounidense) enfrenta enormes problemas financieros. La deuda estadounidense ha alcanzado proporciones astronómicas. El dólar se está debilitando. China se está convirtiendo lentamente en el centro de la economía mundial.
El poder hegemónico no podrá causar sufrimiento a la gente por mucho más tiempo y un día será juzgado por todos los crímenes. Lo que necesita hacer Rusia en este momento es repeler el ataque y salir lo más ilesa posible, con el menor daño«.

Seguir las enseñanzas de Sun Tzu: La mejor defensa es un buen ataque

InohodeTs, dijo el 8 de julio de 2022 11:32

Si procedemos con el principio de «¡Sé el primero!», las puertas de las instalaciones de almacenamiento nuclear de bombas en Italia y Alemania ni siquiera tendrán tiempo de abrirse para comenzar: «volarán» antes de «volar».

«No habrá tercera guerra mundial: los estadounidenses no son suicidas»

Letyat utki, escribió el 8 de julio de 2022 23:25

«¡El artículo 5 de la Carta de la OTAN es sagrado! Defenderemos cada centímetro del territorio de la OTAN» (Joe Biden), esto no debe entenderse literalmente, con este artículo 5, los estadounidenses solo quieren encubrir su cobardía y su trasero desnudo para que los vasallos no huyan sintiendo que el líder de su manada se ha vuelto decrépito y no es capaz de nada.
Estados Unidos sin una multitud de vasallos se convertirá en una subpotencia regional ordinaria con hiperdeuda y guerra civil, al nivel de México, porque sin el dólar como moneda mundial, Estados Unidos puede desmoronarse por completo. Tienen 26 Estados que durante mucho tiempo dijeron que quieren irse de los Estados Unidos y pueden irse, la población de estos Estados está armada hasta los dientes.
No habrá Tercera Guerra Mundial, los estadounidenses no son suicidas, seguirán socavando a la Federación Rusa usando la quinta columna, los traidores, malversadores, oligarcas y hasta bufones y otros payasos que hasta tienen apoyo en el Kremlin.

«Si se ataca a EEUU se puede salvar parcialmente a Rusia y a Europa»

Alexander, escribió el 11 de julio de 2022 12:16

«Creo, que deberían atacar Washington y otras ciudades de EEUU borrándolos de la faz de la Tierra, y existe la posibilidad de salvar al menos parcialmente a Rusia y Europa. Y si no, bueno, como dijo Vladimir Vladimirovich (Putin): ¿Para qué necesitamos un mundo en el que no haya Rusia?»