RUSIA – NUEVO PLAN DE CRECIMIENTO ECONÓMICO: La iniciativa privada recibirá apoyo del Estado si contribuye a la soberanía del país

El presidente Putin describió en seis puntos el nuevo plan de crecimiento económico de la Federación de Rusia. Cambio de reglas entre el Estado y los capitalistas

URA RU

El presidente ruso Vladimir Putin, anunció un cambio en las condiciones en que interaccionará el Estado con el mundo empresarial, y con los capitalistas, en su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (PMEF-2022) el 17 de junio. El Jefe del Estado dijo que las autoridades estaban listas para dar más libertad empresarial a cambio de seguir los intereses nacionales. Según los politólogos estas medidas son una garantía de desarrollo para el país, y para el mundo empresarial es una garantía de trabajo estable y mantenimiento de activos.

El presidente Putin hizo un análisis detallado de la situación actual no sólo en Rusia, sino también en la economía mundial. Hizo hincapié varias veces que la crisis comenzó a crecer con el comienzo de la pandemia del coronavirus, y ahora, debido a las sanciones occidentales, no hace más que agravarse. Pero la culpa de ésto no es la Operación especial militar en Ucrania que empezó el 24 de febrero, sino los líderes occidentales, que previamente habían llevado a cabo una política mal concebida, y ahora someten a sus países a riesgos graves, incluida la inflación provocada. Y Estados Unidos sigue siendo el líder de este proceso negativo.

Sin embargo, el mundo está cambiando, señaló el presidente. Y Rusia en los últimos cuatro meses ha demostrado que está lista para estos cambios. “Los empresarios rusos y las autoridades trabajaron como ciudadanos unidos, profesionalmente, mostraron cohesión y responsabilidad … El diseño mismo de las sanciones occidentales se basó en una tesis falsa de que Rusia no es soberana, y que es críticamente vulnerable desde el punto de vista de la economía. Planeando su bombardeo económico, no se dieron cuenta, simplemente ignoraron los hechos reales, de cómo nuestro país ha cambiado en los últimos años», señaló el presidente.

Putin dio la respuesta a la fallida guerra relámpago de Occidente: dijo que «para defender su soberanía política y su identidad nacional» Rusia debe «fortalecer la economía y la independencia tecnológica».
Para que esto se logre el presidente estableció seis principios clave: «apertura», «apoyo a las libertades empresariales», «política macroeconómica responsable y equilibrada», «justicia social», «infraestructura exterior» y «lograr soberanía tecnológica».

No es coincidencia que el presidente haya hablado de la libertad empresarial, comentaron los politólogos a Ura.ru. La decisión del presidente le dará a esas personas un ímpetu para el desarrollo. Pero la empresa también debe ser patriótica, en este sentido, no es casual que Putin se haya dirigido directamente a los capitalistas, señalan los politólogos. El presidente enfatizó que «el éxito real y fuerte, el sentido de dignidad y autoestima viene sólo cuando conectas tu futuro y el futuro de tus hijos con tu tierra natal». “Los eventos recientes sólo han confirmado lo que constantemente se ha dicho: en casa estás más seguro. Aquellos que no querían escuchar este mensaje perdieron cientos de millones en Occidente, si no miles de millones de dólares … no vuelvan a tropezar con la misma piedra”, dijo instando a los capitalistas a invertir en el desarrollo de su país como lo hicieron los comerciantes e industriales en tiempos anteriores, y sólo en este caso sus nombres y buenas obras pasarán a la Historia.

El presidente ve que la tarea principal de las autoridades es trabajar con el capital y apoyar a la población pobre, dijo Dmitry Solonnikov, director del Instituto de Desarrollo Estatal Moderno. «La tarea del gran capital no es tanto acumular dinero como mantener un buen nombre y crear algo para el país», dijo Solonnikov.

Putin se dirigió al mundo de los negocios, en primer lugar, con una gran calidez, señaló la directora del Departamento de Programas Regionales del Instituto Experto para la Investigación Social (EISI), Daria Kislitsyna. “Por un lado, hay una orientación clara que trabajaremos con aquellos que son patrióticos, y por otro lado, una señal de que el poder se está acercando al mundo de los negocios. Esta es una carretera emergente de dos vías. Junto con el logro de justicia social, con una dinámica positiva de los ingresos de los ciudadanos, y el desarrollo de las ciudades, será un crecimiento de muy alta calidad», dijo Kislitsyna.

De hecho, Putin comenzó la reestructuración de todo el modelo socioeconómico, dice Igor Kuznetsov, director ejecutivo de la Sociedad Rusa de Ciencias Políticas. «El presidente garantiza que a nadie se le disculpará nada, a nadie se le «cancelará» nada, nadie defraudará, nadie robará. Esto es mutuamente beneficiosos para el poder y la empresa. Putin una vez más señaló que el nacionalismo no surgió de nuestra parte, sino que lo provocó Occidente. Por lo tanto, la elección es esta: jurar lealtad a Occidente o ser un empresario ruso que construye un país soberano utilizando nuestras mejores tradiciones. No es un ponerle un cerco al resto del mundo, sino tener un enfoque propio e intereses nacionales ”, resumió Kuznetsov.

Préstamos preferenciales para la industria

El presidente planteó el tema de la inflación en Rusia. “Después de un pico de 17.8%, la inflación ahora es del 16.7% y continúa disminuyendo. Mucho no, por supuesto, un 16.7% es una gran inflación. Debemos trabajar con esto y, estoy seguro, que lograremos un resultado positivo. Nuestro objetivo es un desarrollo seguro de la economía en los próximos años, reduciendo la carga inflacionaria para los ciudadanos y las empresas, logrando una perspectiva promedio a largo plazo, de un objetivo de inflación del 4%.», dijo el jefe de Estado.

Además, Putin apoyó las medidas del gobierno para estimular la economía otorgando préstamos preferenciales. En particular, el presidente anunció la decisión de reducir la tasa de interés bajo el programa de hipotecas preferenciales para nuevos edificios del 9% al 7%, y propuso lanzar una hipoteca industrial en la Federación Rusa para las empresas al 5% anual para la compra de espacios para la producción.

El Estado pagará la diferencia entre las tasas de los préstamos de los programas preferenciales y las tasas de mercado, con el objetivo de mantener la demanda, en este caso, de materiales de construcción, metal y servicios para las empresas constructoras. Además, el presidente instruyó que se emitan préstamos preferenciales por hasta 10 años a una tasa no mayor del 7% de los fabricantes de los grupos industriales rusos.

El discurso de Putin en el PMEF fue sorprendentemente diferente de los discursos de los años pasados ​​por un énfasis en medidas específicas de apoyo estatal para la economía rusa y estuvo más dirigido a la audiencia rusa que a la internacional, dijo una fuente cercana al gobierno. «Hubo muchos detalles en el discurso del presidente que muestran que la participación estatal en la economía para resolver nuevos problemas, es el enfoque que claramente gana», dijo la fuente.

El presidente dedica mucho tiempo a la agenda económica, dijo Petr Kiryan, director del Laboratorio de Investigación Social de Problemas Regionales. “Creo que aunque Putin apoya el principio de estabilidad del presupuesto, comparte el punto de vista sobre la necesidad de confiar en la iniciativa privada», agregó Kiryan.

El director general de la Agencia de Comunicaciones Políticas y Económicas Dmitry Orlov,dijo que «la política de gastos adecuados a los ingresos siempre ha caracterizado a Vladimir Putin, y no hay nada sorprendente en su tesis de «vivir con los propios medios», es decir, el principio de estabilidad presupuestaria y financiera. Al mismo tiempo, el presidente comprende la situación de manera integral y ve riesgos, incluido el riesgo de deflación. Este es el riesgo de que se detenga la demanda y el crecimiento económico, en otras palabras”, dijo Orlov.

El estratega político principal del partido Rusia Unida, dijo que Putin está satisfecho con el trabajo del Banco Central, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio del Desarrollo Económico, y no considera que sea un problema que haya diferentes enfoques entre ellos. “A juzgar por lo que el presidente dijo en su discurso y en respuestas a las preguntas en el PMEF, está satisfecho con el trabajo del bloque económico, incluido el banco central. Hoy, los tres departamentos recibieron una evaluación positiva, por lo que escuchamos las tesis de sus líderes”, concluyó el experto.