MARIUPOL LIBRE – LA RENDICIÓN EN AZOVSTAL DE LAS FUERZAS UCRANIANAS: Había 2439

ACTUALIZACIÓN 22.05.22. Zelensky no quiere los prisioneros de Azovstal. El Ministerio de Defensa de Rusia mostró un video con la inspección de los rendidos: se observan tatuajes de variada simbología nazi y también satanista. Entre las fuerzas ucranianas rendidas en la planta metalúrgica de Azovstal hay ciudadanos extranjeros. Más información: ver nota.

ACTUALIZACIÓN 21.05.22. Se capturaron 2439 miembros de Azov y personal militar de las fuerzas armadas ucranianas. El Ministerio de Defensa ruso informó que el «territorio de la planta metalúrgica de Azovstal» en Mariupol está completamente liberado.El departamento militar señaló que las estructuras subterráneas en las que los militantes estaban ocultos pasaron bajo el control total de las fuerzas armadas rusas. El comandante del batallón nazi Azov, tuvo que ser retirado tras su rendición en un vehículo blindado especial, debido al deseo de represalias de los residentes de Mariupol contra él por las numerosas atrocidades. Las fuerzas rusas se preparan ahora para destruir a los batallones radicales restantes.

Un soldado de la Policía Popular de la República de Lugansk examina el material encontrado. Foto © Tass / Alexander Reka

ACTUALIZACIÓN 20.05.22: Ya se han rendido 1908. Entre ellos, salió de la planta de Azovstal para rendirse al ejército ruso, el comandante de la 36ª Brigada del Cuerpo de Marines de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Sergey Volynsky, alias » Volyna». Se lo considera uno de los líderes más peligrosos de los ultras ucranianos, cercano a la ideología del Azov. «Volyna» escribió cartas a personalidades mundiales pidiendo soporte «para salvar a la gente de Mariupol» [supuestamente de los soldados rusos y de los milicianos de la propia región], entre otros, se dirigió al Papa Francisco, y a Elon Musk. A este último le rogó que hiciera «lo imposible» para ayudarlos a escapar de los sótanos de Azovstal. El actual comandante del Azov (formación catalogada como terrorista en la Federación de Rusia) Denis Prokopenko, alias «Radis», también salió de la planta de Azovstal y se rindió.

ACTUALIZACIÓN 19.05.22: A día de hoy, ya se han rendido en total 1800 miembros de las fuerzas armadas ucranianas que estaban escondidos en la planta de Azovstal, anunció Alexander Khodakovsky, responsable del batallón Vostok, de la Milicia del Pueblo de la República Popular de Donetsk. «El flujo [de los que salen] se debilita, pero no se agota», dice Khodakovsky. Hasta el comandante del Azov, Svyatoslav Palamar, alias «Kalina»,salió de los sótanos. El batallón Azov está considerado en Rusia una organización terrorista fuera de la ley. «Kalina» era muy activo subiendo videos a las redes sociales desde los sótanos, donde disfrutaban de conexión de internet gracias a los satélites de Elon Musk. A «Kalina» le esperan los tribunales. El Ministerio de Asuntos Internos de Rusia puso en la lista de buscados a otros comandantes del batallón Azov.

MIENTRAS TANTO EN OCCIDENTE… Los medios hablan de «el triunfo moral de los refugiados en Azovstal» y Zelensky se atribuye la salida de los escondidos en los sótanos a un triunfo de sus gestiones. La realidad es que los militares ucranianos grabaron un video antes de rendirse, explicando que el liderazgo militar y político de Ucrania los engañó repetidas veces y los dejó abandonados. Con quienes han negociado los militares ucranianos de los sótanos es con las fuerzas rusas quienes les garantizaron que salvarían sus vidas y los heridos recibirían atención médica.

La caída de la sitiados: la guarnición escondida en Azovstal salió con la bandera blanca

La sociedad ucraniana se está preparando gradualmente para el hecho de que las unidades militares bloquedas en Mariupol serán capturadas y no regresarán a Kiev.

LIFE

El batallón Azov  y la 36ª Brigada en Mariupol

El 16 de mayo, el comandante del Batallón Vostok de las fuerzas de la República Popular de Donetsk,  Alexander Khodakovsky, informó que un grupo de militares ucranianos había dejado el complejo de Azovstal con una bandera blanca. A última hora del mismo día 16 [hora de Moscú] se supo que unos 300 militares ucranianos salieron de la planta metalúrgica. Unos 50 de ellos estaban gravemente heridos

La primera en rendirse fue la 36ª Brigada de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que anteriormente fue comandada por el coronel Vladimir Baranyuk.[N. de la E.: de cuya muerte en combate, sus compañeros responsabilizaron a los errores en la inteligencia proporcionada por los asesores estadounidenses].  En total, poco más de 2.200 personas pueden estar en el complejo industrial Azovstal, incluida la policía, la Guardia Nacional, varias divisiones del ejército ucraniano y el regimiento Azov, que es formalmente parte de la estructura de la Guardia Nacional de Ucrania.

«Tomen y viertan cemento»

Anteriormente, el 11 de mayo, milicianos de las  fuerzas de la República Popular de Donetsk descubrieron y bloquearon a continuación, un túnel, a través del cual los militares ucranianos bloqueados intentaron abandonar la planta metalúrgica de Azovstal. Incluso entonces estaba claro, que este no sería el último intento de escapada de los azovstali (así llaman en Mariupol a los parapetados en los túneles) de los sótanos. Probablemente, los nazis y los militares de las fuerzas armadas ucranianas encerrados en la planta, todavía tenían pequeñas aperturas al exterior que intentarían usar, pero los expertos militares señalaron que su situación no mejoraría radicalmente por ello.

Los medios de comunicación occidentales continúan publicando materiales en los que retratan a los azovitas en la planta de Azosvstal como si fueran los 300 espartanos resistiendo en el desfiladero de las Termópilas.

El veterano de las Fuerzas Especiales Aerotransportadas de Rusia, el teniente coronel en la  reserva Sergei Klyavin, señaló que los 300 militares ucranianos entregados ya se han dado cuenta de toda la inutilidad de la resistencia, y pronto los imitará el resto.

Anteriormente, el ex jefe de los Grupos Antiterroristas Alfa, coronel retirado Sergey Polyakov señaló, entre todas las formas posibles de tomar Azvostal, la más simple: «vertir cemento» y  cerrar  todas las entradas y salidas del complejo subterráneo de la planta.

Últimas noticias de los sótanos de Azovstal

Hasta el lunes 16 de mayo por la noche, se sabe que los 300 militares ucranianos que llegaron a la superficie no es toda la guarnición. Entre el resto de las fuerzas armadas de Ucrania [en los sótanos] y el ejército ruso, hay actualmente comunicaciones por radio. El comandante de las fuerzas de la República Popular de Donetsk, Alexander Khodakovsky,  señaló que es demasiado pronto para hablar sobre los resultados: «Ahora hay una etapa intensa de negociaciones. Fue sólo el primer grupo que salió a la superficie».

Anteriormente, citando a un ex cabo del ejército británico, el Daily Express informó que al menos tres ex militares británicos estaban encerrados en la planta, dos de los cuales son veteranos de guerra de Afganistán. Se supo que fueron a Ucrania antes del comienzo de la Operación especial con el objetivo de «unirse a las fuerzas ucranianas en el este», pero pronto fueron transferidos hacia el sur para fortalecer al regimiento Azov.

Con todo, las fuerzas ucranianas [que siguen en los sótanos] finalmente podrían decidir tratar de combatir, ya que parece que la decisión de salir a la superficie, aún no es únanime.

La principal intriga, según los expertos militares, se concentrará en la salida del último grupo, en el cual tendrán que dejar Azovstal la mayoría de los personajes públicos de este asedio, como los miembros del Azov, Palamar y Prokopenko, así como un comandante de la 36ª Brigada Sergey Volyna, ensamblado a ellos.

Además de Volyna y una docena de otros miembros de las fuerzas armadas ucranianas, el destino de varios mercenarios extranjeros sigue siendo desconocido. Según datos no confirmados, tres británicos, varios ciudadanos de Canadá, Estados Unidos, Francia, Bélgica y los Países Bajos están en Azovstal. Todavía no están entre los que salieron a la superficie.

No habrá asalto a Azovstal, pero puede haber un choque armado

Si los militares ucranianos y los Azov que decidieron no salir, deciden dar la última batalla, entonces las posibilidades de avance de las negociaciones son casi nulas. Según los interlocutores de Life, que están en la zona del cordón de bloqueo, a principios de abril fue cuando los últimos cartuchos para armas pequeñas, les llegaron a los parapetados en los sótanos. Por lo que si los azovitas se atreven a abrirse paso, será con armas pesadas. No creen que usen a los mercenarios extranjeros como escudo humano, pero podría darse esta posibilidad ya que tienen opciones limitadas. No hay civiles en los sótanos de la planta, por lo que el ejército ucraniano no puede esperar otra operación humanitaria en Azovstal.

El Ministerio de Defensa ruso informa que los soldados ucranianos heridos son llevados a un hospital en Novoazovsk, en la República Popular de Donetsk. No hay datos nuevos sobre los encerrados en los sótanos de Azovstal. Para estas unidades, las condiciones siguen siendo las mismas: o la salida del territorio con la bandera blanca, ya que sus camaradas heridos ya han sido retirados, o destrucción al tratar de abrirse paso. Aún no se conoce qué decisión tomarán, pero el comandante del regimiento de Azov Denis Prokopenko en su último mensaje de video desestimó la implementación de una «decisión aprobada por el comando militar superior» y espera el apoyo del pueblo ucraniano.

Los heridos escondidos en Azovstal eran para Kiev sólo objetos para propaganda

Detrás de las fotos de los ahora lisiados se ocultan individuos que han maltratado a los habitantes del Donbass durante muchos años.

URA RU

Las formaciones armadas ucranianas que están bloqueadas en la planta de Azovstal están siendo presentados como mártires sin nombre. Sin embargo, son personas reales, algunas de los cuales forman parte de los grupos de ultraderecha de Ucrania.

Desde 2014, algunos de ellos han estado luchando contra civiles desarmados de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, y otros han entrado en conflictos con las propias autoridades ucranianas.

En el canal de Telegram «Azovitas» por primera vez en mucho tiempo, han publicado imágenes, no de los líderes, sino de combatientes ordinarios, algunos de los cuales resultaron heridos. Los Azovitas afirman que las imágenes son genuinas y se toman en los bunkers de la planta, y luego fueron transferidas a una publicación de la Fuerza Aérea Británica. Vale la pena señalar que se observa que es el trabajo de un fotógrafo profesional, que ha trabajado con todas las condiciones necesarias para una imagen artística: el color, filtros, composición del marco.

Las autoridades ucranianas están tratando de mostrar a la opinión pública con estas fotografías,  el sufrimiento de los militares bloqueados en las instalaciones industriales. Según informes no confirmados, entre ellos no sólo hay militantes de la formación Azov, sino también funcionarios de la Guardia Nacional y otras asociaciones. La mayoría de las cuentas militares ucranianas en internet ahora están ocultas o bloqueadas. URA.RU logró descubrir que, además de los líderes del Azov, hay varias personas más en esas fotografías, que han demostrado abiertamente sus puntos de vista extremistas.

Extremistas de ultraderecha identificados en las fotos publicadas

Uno de ellos, llamado Egorov, en sus redes sociales publicó fotografías conjuntas con militantes que se han fortalecido desde finales de marzo en los talleres Azovstal. El mensaje principal de las publicaciones es «No nos rendimos». Desde febrero de 2022, ha estado involucrado en hostilidades por las cuales ya se le han abierto varios casos penales en Rusia. En sus redes sociales, incluso antes de la Operación especial de la Federación de Rusia en el Donbass, publicaba mensajes ultras. La mayoría de ellos participaron en enfrentamientos entre ultras y la policía ucraniana. En varias publicaciones, citó al Jefe de Estado Mayor del Cuerpo Nacional -un partido político ucraniano creado sobre la base de la organización pública «Civiles del Cuerpo de Azov- criticando a Vladimir Zelensky.

El propio Egorov es un veterano del batallón Azov, y jefe de la Célula del Cuerpo Nacional en la región de Donetsk. Egorov es uno de los adherentes más ardientes de las posiciones de ultraderecha. Mediante su trabajo en el partido difunde activamente la ideología ultra.

Otro, es un tal Fedosyuk. El 24 de febrero escribió en su Facebook: “ Ayer por la tarde regresé al Donbass, la intuición no falló ”. Después de eso, publicó videos e imágenes con militares [rusos, o de la RPD]capturados de cara contra una pared. El 24 de marzo, a través de una red social, llamó a sus colegas a la guerra. “¿Quieres estar a una distancia de 30 metros de la batalla? ¿Quieres ver cómo caen 100 bombas por día del cielo?¡ Ven a nuestro Mariupol! ”,escribió.

Se afirma oficialmente que Fedosyuk se encuentra entre los heridos en Azovstal. Un fragmento de bomba le cayó en la pierna. Fue imposible operarlo para extraer el fragmento, por lo que tuvo que tomar antibióticos, y la herida cerró con el objeto en su interior. Según el propio Fedosyuk se graduó en Historia, en Kiev, y tras eso, en 2014, se enroló para ir a luchar contra la población del Donbass.

Se sabe que su esposa Julia -que trabajó como asistente de un diputado del parlamento en Kiev- recurrió al Papa Francisco pidiéndole que intercediera para salvar a los «defensores de Mariupol».

«Tenemos pérdidas, todos los días puede ser el último», dijo el oficial del Regimiento de Azov el 8 de mayo en una entrevista con los medios de comunicación occidentales. Fue gracias al periodista europeo que se supo que el militante está en los talleres de Azovstal. Según él, la «seguridad nacional de Ucrania” supuestamente depende de los hombres armados que se han parapetado en Azovstal.

En el canal British Sky News, un tal Samoilenko apareció con un vendaje en el ojo, que perdió durante los combates. Durante la comunicación con los periodistas, especificó que la unidad no planea rendirse y continuará luchando. «No podemos rendirnos porque no tenemos orden de rendirnos», dijo.

Samoilenko se enroló camino al frente en 2014, dejando sus estudios en Facultad de Historia de la Universidad Shevchenko de Kiev. Además del ojo perdido, el hombre del Azov no tiene mano izquierda. En su lugar tiene una prótesis mecánica de titanio. Perdió la mano cuando una bomba que cayó cerca explotó su propia munición. A pesar de la extremidad perdida y la falta de un ojo, participa en una operación de combate y continúa defendiendo los ideales del Azov.  

Las esposas de los escondidos en Azovstal se manifestaron en Kiev exigiendo una operación de rescate y la policía de Zelensky las dispersó sin contemplaciones

Desde finales de marzo, el Jefe de Gabinete del Regimiento Azov, Bogdan Krothevich, ha sido una de las pocas personas que hacían declaraciones del estado de los militantes en el complejo Azovstal, a través de las redes sociales oficiales del regimiento Azov. Según él, el 2 de abril, hasta 200 mil ciudadanos de Ucrania “estaban en los refugios debajo de escombros y bombas”.

El propio Krothevich con otros militantes del Azov, contribuyeron a que hubiera civiles en los sótanos: fueron a algunos pueblos y se llevaron a los civiles a la fuerza a los sótanos de Azovstal, donde los retuvieron durante varias semanas.

A principios de abril, Krotevich tenía los nervios al límite, y criticó a su actual comandante en jefe. La razón fue la dispersión por la policía en Kiev, de la manifestación en la plaza Maidán, de las esposas de los escondidos en Azovstal. “Hay demasiados monstruos rodeando al presidente… que se ofenden porque todos hablan de nosotros. No perdonamos eso… «, Krotevich estaba indignado el 5 de mayo. Después de este discurso, el Jefe de Gabinete no hizo más declaraciones públicas.