GUERRA EN UCRANIA: El bloque histórico de los no alineados no apoya a EEUU y aliados

Estados Unidos y sus aliados quieren hacer creer que el mundo entero está unido contra Rusia, en la guerra de Ucrania, pero analizando los datos objetivamente, la verdad es que la mayoría de los países no están involucrados. No han enviado ayuda militar a Kiev ni han impuesto sanciones a Rusia.

Un elefante en la habitación: la mayor parte del mundo no está con Estados Unidos sobre Ucrania

MARCK BLACKLOCK / GLOBAL TIMES

Viendo la guerra en Ucrania sólo a través de la lente de gran parte de los medios de comunicación occidentales, se puede pensar que Rusia está luchando contra el resto del mundo. Se podría pensar que cada nación en la Tierra está enviando ayuda humanitaria, armas o dinero a Ucrania en respuesta al pedido de ayuda de su presidente Volodymyr Zelensky.

Esa es ciertamente, la impresión que Estados Unidos y sus aliados desean dar: que el mundo está unido contra Rusia. Pero, si bien es cierto que una formidable variedad de países está de pie hombro con hombro junto a EEUU [un diputado de la Duma dijo que son 30 países], ya sea suministrando armamento letal o simplemente dando respaldo diplomático tácito, la verdad es que la mayoría de los países no están involucrados. No han enviado ayuda ni han impuesto sanciones. Parece que la mayor parte del mundo, o al menos una proporción significativa, no está realmente junto a los Estados Unidos o los países de Europa.

India ha sido objeto de una ola de actividad diplomática y visitas en las últimas semanas. Hubo una reunión entre el Asesor de Asuntos Extranjeros de Alemania y el Asesor del Secretario de Relaciones Exteriores y el Ministro de Exteriores de India, después de la cual los alemanes se comprometieron a no «predicar en la India» sobre su postura de Ucrania. Un mes antes del viaje del primer ministro británico Boris Johnson, hubo una cumbre virtual entre la UE e India, que los europeos describieron como un «diálogo de los sordos».

Seguidamente, el mes pasado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, viajó a India donde se reunió con Modi. A los pocos días de eso, el primer ministro indio se realizó una gira de tres capitales en Alemania, Dinamarca y Francia. Los gobernantes occidentales han seguido un enfoque suave, evitando exigir a Modi que India se mueva de su política neutral hacia Rusia, pero la demanda es contínua e implacable. Es una cuerda floja por la que Modi debe caminar, pero hasta ahora India ha resistido.

En esta etapa se considera impensable una intervención militar directa de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea, y la guerra económica es una de las formas limitadas en que Occidente puede responder, y hay muchos preparados para ponerse de pie y ser contados como aliados, como es bastante previsible. Japón, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Suiza son los más significativos entre la comunidad internacional en unirse a la guerra financiera.

Pero otros como Pakistán, Brasil, México, Argentina, Israel, Vietnam, Cuba, Bolivia y Sudáfrica se han negado firmemente a unirse al régimen de sanciones o apoyar la misma resolución de la ONU, en la que India se abstuvo. México votó a favor de la resolución, pero poco después, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció: «Queremos tener buenas relaciones con todos los gobiernos del mundo».

Los países que tradicionalmente han adoptado un enfoque no alineado de la política exterior se han mantenido alejados de la campaña estadounidense para aislar económicamente a Rusia. La mayoría de los países de América del Sur, África y Asia se mantienen al margen: esa es una parte bastante considerable del planeta.

Se ha informado de esa falta de apoyo a las sanciones, aunque no ampliamente. Pero es importante que la disidencia esté lo más ampliamente informada, porque de esa manera se pueden comenzar a hacer preguntas en voz alta que no se están haciendo en este momento, como «estar vertiendo armamento letal en Ucrania e inundando a Rusia con sanciones -que siempre es una herramienta contundente- ¿es la mejor manera de llevar a ambos lados del conflicto a la mesa de negociaciones en un estado que pueda conducir a alguna forma de paz? «

En la votación de la ONU sobre una resolución patrocinada por los Estados Unidos para prohibir a Rusia del Consejo de Derechos Humanos, se aprobó con el respaldo de 93 naciones. Eso significa que otras 82 naciones votaron en contra o se abstuvieron. Puede sugerir que algunas naciones no ven que el conflicto Rusia-Ucrania tenga relevancia para ellos. Algunos insinuaron que la expansión hacia el este de la OTAN hacia Rusia fue la causa principal de los problemas.

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) se abstuvieron del voto de la ONU y se negaron a condenar la operación militar rusa. El Estado del Golfo declaró que si otras naciones fuera de los contendientes, toman parte de una guerra como esa, eso sólo conduciría a una escalada de la lucha. Los EAU y otros países de Medio Oriente se niegan a imponer sanciones a Rusia.

Israel es otro país que se niega a tomar partido abiertamente, y ha rechazado los pedidos de armas e intercambio de inteligencia por parte de Ucrania.

Si estas naciones continúan disentiendo de la actitud occidental prevaleciente, será aún más difícil fingir que esto se parece a una respuesta global unida. Cuando Boris Johnson dejó la India, hizo declaraciones vagas alabando a Modi por haber «intervenido» ante Vladimir Putin varias veces sobre Ucrania.

Pero el apoyo a una causa requiere más de unas pocas llamadas telefónicas de un primer ministro a un presidente, y tal vez incluso Johnson mismo se dio cuenta de eso. El secretario de Relaciones Exteriores de la India, Harsh Vardhan Shringla, dijo que aunque se discutió el conflicto de Rusia-Ucrania, el Reino Unido no aplicó presión: «El primer ministro Johnson compartió su perspectiva al respecto, el primer ministro Modi compartió la nuestra, que es que la guerra de Rusia-Ucrania debería terminar de inmediato».

Eso puede ser diferente de la impresión que les gustaria dar a Johnson, Estados Unidos y sus aliados, pero probablemente esté más cerca de la verdad. ¿Cuánto tiempo pasará antes de reconocer que hay un elefante en la sala y negociar con eso?