UCRANIA: La mitad del armamento se revende a África y Oriente Medio, y las ganancias no van a las vacías arcas del Estado

¿Quién y cómo pagará el suministro de armas después del colapso de Ucrania?

ALEXANDER ROGERS / LIFE

Ahora es bastante difícil escribir sobre las deudas de Ucrania, porque el último informe confiable data de diciembre. Y desde entonces, el régimen de Zelensky ha aumentado la intensidad de su mendicidad a niveles épicos (incluso para los estándares ucranianos), por lo que no es realista saber a cuánto ascienden las cifras hoy.

Al 31 de diciembre de 2021, la deuda pública de Ucrania (la del Estado y la garantizada por el Estado) ascendía a casi 98 mil millones de dólares (97,95 mil millones). En 2021, creció en 7,7 mil millones de dólares (un 8,5%).

El pronóstico del FMI para este año no da una cifra específica, pero indica vagamente un aumento de la deuda pública hasta el 86.2% del PIB. Sin embargo, esta cifra parece irrazonablemente optimista. En primer lugar, debido a que la economía de Ucrania desde el comienzo de la Operación especial rusa ya se ha hundido en un tercio, el PIB en los primeros tres meses de este año cayó un 35% en comparación con los indicadores del año pasado. El FMI considera esta caída como si fuera la de todo el año (y es la del primer trimestre). Pero, por ejemplo, el Banco Mundial es mucho más pesimista y predice la caída del PIB de Ucrania en un 45% en términos anuales.

Pero, de ninguna manera está claro qué territorios permanecerán en Ucrania a fines de este año (si es que permanece como tal, lo que cada día es cada vez más dudoso gracias a las acciones tanto del régimen de Zelensky como del comportamiento de sus llamados aliados occidentales). En consecuencia, es imposible calcular realmente el PIB que le quedará.

Pero estos cálculos ya no son de una naturaleza económica. Volveremos a indicadores puramente económicos. Por ejemplo, el déficit presupuestario estatal, según los pronósticos de las mismas instituciones occidentales, crecerá del 4% del año pasado al 17.8% en el año actual. Y en general, con una caída del 7% del PIB, ya se considera que «el paciente está grave». Y ya estamos en casi el 18%.

Además, muchos gastos no planificados en forma de adquisición apresurada de armamentos (la mitad de los cuales se revenden apresuradamente a África y Medio Oriente, pero la ganancia de esto ya no está en el presupuesto estatal, sino en los bolsillos de funcionarios específicos y de militares) y compras de combustible y lubricantes para la destruida infraestructura de transporte, etc. Por ejemplo, las fuerzas armadas de Ucrania destruyeron un montón de puentes, a menudo generalmente sin sentido (o en los lugares donde ya se habían marchado las tropas rusas). ¿Y ahora piden dinero para restaurar todo eso?

Nuevamente, no está claro si el FMI y el Banco Mundial cuentan en su pronóstico para el crecimiento de la deuda estatal de Ucrania, el llamado Lend-lease [N.de la E.: es la transferencia de bienes y servicios que se pagan devolviendo los artículos originales, o con bienes y servicios similares].

Todo lo que se suministra a Ucrania no es de forma gratuita. Además el propio Zelensky y «su joven equipo» deben cargar sus porcentajes sobre todos los entrantes. En sus cuentas hay «sólo» 850 millones de dólares, y querrá convertirse en multimillonario.

La imagen de la economía es aterradora, y nadie se hace responsable. Cientos de miles de personas están fuera de la producción, porque corren por las calles con ametralladoras [N. de la E.: que el mismo gobierno repartió masivamente entre la población «para defenderse de los rusos», una enorme irresponsabilidad, porque como bien comentaba un observador «a ver quién va a lograr que las devuelvan después de que termine el conflicto»]. La cosecha se perdió. La reserva estatal está vacía (estaba agotada en 2019 cuando Zelensky llegó al poder).

El único rubro de ingresos estables son los pagos por el tránsito de gas ruso a Europa. Pero el equipo suicida de Zelensky hace todo lo posible para deshacerse de este tránsito y quedarse completamente sin dinero.

Cualquier ejecutivo de negocios que se precie de tal, sabe que es necesario sembrar el pan y continuar el comercio incluso durante la guerra más difícil (para comparar: el PIB de la URSS en los momentos más difíciles de la Gran Guerra Patria, que fue total, nunca cayó más del 10% ). De lo contrario, no hay nada con qué apoyar al ejército. Si Zelensky y su equipo hubieran estudiado Historia, sabrían que debido a los errores en la economía no se perdieron menos guerras que por derrotas militares. Pero obviamente se saltaron lecciones en la escuela, y todavía cree que la guerra se puede ganar publicando una entrevista en los medios de comunicación occidentales.

Al mismo tiempo, Zelensky afirma que necesita 7 mil millones de dólares mensuales. Los países europeos, aunque odian mucho a los rusos, tienen problemas serios en su economía, y dar miles de millones a delincuentes mal disfrazados para que los saqueen, ya es otro cantar. Incluso Estados Unidos declaró que solo quedaban 250 millones de la ayuda asignada para Ucrania.

La deuda está creciendo, la economía está muriendo, el PIB cae … Todos estos son signos clásicos de una bancarrota avanzada. No hay pan, pero las élites de Ucrania comen pasteles (en forma de autos de lujo). Incluso si la guerra por algún milagro se detuviera hoy mismo, Ucrania, el país más pobre de Europa, ya está en niveles africanos. Y Zelensky y sus propietarios continúan este camino destructivo.

No está claro a quién se cobrarán estas deudas. Si Ucrania desaparece como una entidad administrativa-territorial, entonces tendrán que ser descartadas. Si permanece en el formato «Lviv y sus alrededores», esas deudas tendrán poca esperanza de ser cobradas, porque casi no hay industria en el oeste de Ucrania, y sobrevive casi exclusivamente debido al dinero enviado por los trabajadores migrantes.

Y pretender colocarle las deudas a las Repúblicas Populares de Donetsk o Lugansk, o Novorossia si se constituye ese formato, no funcionará, porque la República de Donbass en 2014 no reconoció al régimen de Kiev por ser ilegal. En realidad, la confrontación se desarrolló en torno a esto.

Entre otras cosas, con el dinero prestado, Kiev luchó contra el Donbass. En cualquier caso, el pago de las deudas de Ucrania se está convirtiendo en una perspectiva cada vez más fantasmal.

La gran pregunta es ¿por qué Zelensky no abre una línea de crédito a Ucrania con los 850 millones de dólares que tiene en su propia cuenta?…. [N.de la E.: los lectores respondieron a la pregunta: el 41.8% opinó «porque esa es su tarifa por la guerra» y el 57% consideró que «su objetivo es hacer mil millones con la guerra»].