RUSIA: La relación con la UE, EEUU, y Japón fue de dependencia colonial, dice el experto de Política Económica del parlamento ruso

Gracias a las contra-sanciones ahora los productores agrícolas rusos tienen su propia cuota en el mercado de alimentos,

Las sanciones de Occidente no causaron un shock en Rusia, pero el país tendrá que aprender a vivir con ellas constantemente, explica Stanislav Naumov, vicepresidente del Comité de Política Económica de la Duma del Estado. Naumov dice que la economía rusa tiene sus propias reservas que evitarán el pánico en el mercado y se llenarán los nichos vacantes.

JULIA KOCHKINA / URA RU

Han pasado dos meses desde la exacerbación de las sanciones, ¿cómo evalúa las medidas del gobierno para minimizar las sanciones de Occidente?

Estábamos listos para las sanciones y no causaron un shock. Recuerde, en 2020, cuando todavía no teníamos una vacuna contra el coronavirus, había que hacer una elección entre la vida de las personas y las consecuencias para la economía. Entonces las autoridades rusas introdujeron el cierre, y luego se comprometieron a compensar las pérdidas del comercio. Las medidas de apoyo que el gobierno introdujo ahora desde febrero y marzo [de 2022] son las mismas que se probaron durante el período pandémico.

¿Cómo está experimentando la economía rusa las restricciones?

-Dos meses no es un período largo. Las sanciones [a Rusia] son ​​para siempre. Occidente creyó que habría un efecto de choque por la partida de McDonald’s, pero Rusia no colapsó. Y este es el error de nuestros oponentes.

El hecho de que una persona sentada en la Casa Blanca mande sobre las empresas transnacionales mundiales privadas, confirma que Occidente hace mucho tiempo que no es una economía de mercado. Y además, las empresas obedecen la orden sin discusión.

Muchas compañías extranjeras dijeron esta semana que quieren regresar …

Eso sería autoengañarnos. Tengo la sensación de que hemos vivido en el parque de atracciones durante 30 años, nos dieron un paseo en el carrusel y lo hicimos con alegría. Nos dieron un premio en los años 90 por rechazar continuar la confrontación con Estados Unidos; por el hecho de que no defendimos con sangre las fronteras en Europa del Este, sin mencionar nuestra propia dignidad.

Pagan [las multinacionales extranjeras] el salario mínimo a sus empleados, y no pagan aquellos impuestos que esperan recibir los presupuestos locales. ¿Qué beneficio nos deja eso?

Las empresas extranjeras se fueron, pero el gobierno ruso confirma que está esperando el regreso de los inversores. ¿El mercado ruso sigue siendo atractivo para las empresas extranjeras?

-No estoy seguro de que todas las empresas extranjeras vayan a recuperar las mismas condiciones que antes. Su política hacia los consumidores se basa en campañas publicitarias financiadas por enormes sumas. Nos incluyeron entre su mercado extranjero, pero no fue porque nos quisieran. Y todo lo que sucede ahora, sugiere que necesitamos repensar nuestra idea rusa.

Si analizamos lo que está sucediendo ahora, cuando una masa de gente agota todo en el supermercado y llena las plazas de los centros comerciales, entendemos que es porque hay un espacio en la conciencia del consumidor ruso, que apareció hace 30 años, cuando el primer McDonald’s abrió en Moscú. Nos pusimos en marcha: para consumir eso.

Hemos tomado contramedidas, ahora, ¿qué sigue?

-Es necesario apreciar correctamente la situación económica internacional. Nos interesa trabajar con los países de la Organización de Cooperación de Shanghai, con los BRICS, así como con muchas economías pequeñas pero serias, y reconfigurar todo el comercio exterior. En el mediano plazo, el país requerirá la máxima apertura en el campo del comercio exterior, la economía, las importaciones. Todo lo que se pueda importar, de cualquier forma, a través de los polos norte o sur, es necesario importarlo. Así, entre 2022-2023 se podrá equilibrar la oferta y la demanda. Tenemos suficientes reservas durante mucho tiempo. A finales de año, el consumidor común no notará la falta de ningún producto.

¿Cómo han contribuido las medidas del gobierno para apoyar a la población?

«Debe dirigirse ayuda social específica a la población», señaló el diputado

-Las medidas estabilizaron el estado financiero actual. Han aumentado algo los precios, sí, pero el Estado, combatiendo el riesgo de pobreza y proporcionado en algunos sectores apoyo social específico, aumenta el poder adquisitivo [de la población].

¿No hay razones, entonces, para el pánico?

-A finales de año, repito, no habrá ninguna razón para el pánico del consumidor. No hay preocupaciones de que haya una bancarrota masiva de los ciudadanos. El gobierno ha tomado medidas sin precedentes, en particular, presentó el aplazamiento del pago de los créditos, lo que permite encontrar soluciones para préstamos tomados previamente.

-El gobierno afirma que las restricciones de Occidente son oportunidades para el desarrollo de la economía. ¿Está de acuerdo?

Hemos desarrollado la agricultura, no gracias a las sanciones que se han introducido contra nosotros, sino gracias a las contra-sanciones que introdujimos en relación con los proveedores de ciertos productos, y ahora nuestros productores agrícolas tienen su propia cuota en el mercado de alimentos, que se ha vuelto más nacional, no europeo.

Es necesario mantener las capacidades de nuestras exportaciones, diversificarlas, y no vivir sólo de vender hidrocarburos. Y vender también en mercados extranjeros donde estamos dispuestos a comprar.

Los europeos también han declarado su intención de reducir las importaciones de petróleo. Amenazan incluir este punto en el sexto paquete de sanciones contra la Federación de Rusia. Y nuestra marca [de petróleo] Urales se negocia a precio reducido. ¿Rusia está lista para la negativa a comprar nuestros recursos?

-En los años 90, durante una década completa, el mundo vivió con el petróleo barato. Nuestros Objetivos Nacionales de Desarrollo Interno se aprobaron hasta 2030 [es decir, teniendo en cuenta los ingresos del pétroleo a unos precios bajos]. No deberíamos preocuparnos si el petróleo Urales se vende con descuento. No tenemos como objetivo nacional, maximizar los ingresos energéticos. Eso depende de la economía mundial, y no de la interna. El precio del petróleo dependerá de si las sanciones de Occidente contra Venezuela e Irán son eliminadas y si Arabia Saudita aumenta la produccción de petróleo como le piden nuestros oponentes.
Tenemos muchas opciones. Podemos llegar a un acuerdo con Bielorrusia como Estados aliados en la refinación de petróleo, podemos comenzar un diálogo sobre el tránsito de recursos con Kazajistán.

Lo peor que se puede hacer es pasar todo el tiempo luchando contra el hecho de algo que es irrevocable: la relación de 30 años entre Rusia y Occidente ha terminado. ¡El matrimonio se ha disuelto!

¿Y de ahora en adelante cómo vamos a vivir?

-Por nuestra propia cuenta.

¿Qué productos y tecnologías pueden ser una alternativa al petróleo y el gas?

-Es necesario buscar nuevos mercados de ventas no sólo para petróleo y gas, sino también para metales ferrosos y no ferrosos. Es necesario continuar la exportación de grano. Una tarea aparte, es ampliar nuestro mercado de productos industriales a escala de la Unión Económica de Eurasia que son 5 países. Somos socios de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán. Necesitamos desarrollarnos no nosotros solos y rápidamente, sino con los socios y gradualmente.

¿Resulta que no podemos dejar la cooperación internacional?

-Los problemas en las pequeñas y medianas empresas han aparecido en nuestro país desde los años 90, porque no hay cultura de cooperación. Pero hay ejemplos exitosos en nuestra historia, por ejemplo durante el período NEP, hace 100 años. [NEP, son las siglas de Nueva Política Económica, adoptada en 1921 por la URSS]. Pero en los años 90 no teníamos suficiente gen de cooperación. Y ahora tenemos pocas grandes empresas, donde hay varios accionistas al timón. No sabemos cómo negociar. Nuestra economía de mercado sobrevivirá si todos los que participan en proyectos dentro del país aprenden a cooperar.

Durante las últimas décadas, Rusia ha estado en la cooperación global. ¿No hemos aprendido?

Las relaciones que tuvimos con la UE, Estados Unidos y Japón no fueron de cooperación, fue una dependencia colonial. Nos alquilaron y ahora no pueden dejarnos. La interdependencia se formó en el sector energético aunque digan ahora lo que digan. Fíjese que en el territorio de Ucrania durante la Operación especial, no vuelan ni una sola tubería de tránsito de Gazprom. Es intocable, porque esa infraestructura no se va a restaurar [si la vuelan]. Y lo saben.