UCRANIA – PLANES SECRETOS: Kiev planeaba una ‘Operación Tormenta’ sobre el Donbass

Hasta un 75% de las fuerzas armadas ucranianas estaban situadas para un ataque relámpago sobre el Donbass al estilo de la «Operación Tormenta», que el ejército croata ejecutó contra las áreas de civiles serbios protegidos por la ONU (UNPPA) en Croacia en 1995.

La operación ucraniana habría estado planeada para el 25 de febrero, según algunas fuentes, otras señalan principios de marzo. El Ministerio de Defensa ruso ha mostrado los documentos ayer día 9 y declaró que han sido hallados por sus fuerzas militares, pero todo apunta a que el documento secreto habría estado en poder de la inteligencia rusa desde el 23 de Enero. A pesar de que Kiev y Occidente clamen que el documento ‘es una falsificación’, la existencia del mismo explica muchas cosas, desde la fecha elegida para la intervención rusa -que nadie esperaba- hasta el desarrollo militar mismo de la operación. Y explica la machacona insistencia de los estadounidenses clamando «Rusia va a invadir Ucrania»: porque obviamente EEUU conocía los planes de Kiev y por pocos kremlinólogos que le queden a Washington, alguno debió advertirles «los rusos deben tener los documentos de Kiev desde el día siguiente que los escribieron» y «no van a permitir una limpieza de rusos étnicos delante de sus narices». También explica que Biden dijera ese críptico «bueno, si no llegan hasta Kiev». Lo cual, evidentemente, no quiere decir que EEUU y sus aliados, y Turquía (pocos hablan de este peligroso actor, que tiene su propia agenda, y está actuando en Oriente Medio, Asia, y al Este y Oeste de Europa) no tengan sus planes en el conflicto.

La Operación Tormenta en la que se inspiró Kiev fue una operación militar a gran escala llevada a cabo por Croacia entre el 3 y el 5 de agosto de 1995 para recapturar zonas donde vivía población civil serbia, como Krajina, que había sido declarada Área Protegida por las Naciones Unidas, y estaba bajo protección de los cascos azules de la ONU (UNPROFOR), que se retiraron en cuanto apareció el ejército croata.

Los milicianos serbios resistieron 4 días de combate, tras los cuales fueron derrotados. La operación fue dirigida por el presidente y el Ministro de Defensa de la República de Croacia. Esta operación es considerada limpieza étnica, ya que 200.000 serbios fueron desplazados de Croacia. Muchos generales croatas que participaron en la Operación Tormenta, se encuentran en La Haya acusados por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Su juicio aún no se ha celebrado. Los croatas celebran esta limpieza étnica como «Día de Acción de Gracias por la Patria».

Les dejo con el análisis sobre los planes de Kiev, que hace el historiador montenegrino Batko Milacic.

El Ministerio de Defensa de Rusia muestra documentos con los planes ucranianos

BATKO MILACIC / THE SAKER


Durante su información diaria de la mañana del 9 de marzo, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Igor Konashenkov, dijo que las tropas rusas habían encontrado documentos confirmando los planes de Kiev para atacar a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, en el Donbass.

Esto significa que la operación rusa de Ucrania es en realidad un golpe preventivo. Muchos medios de comunicación occidentales han sido rápidos en descartar esta noticia como una falsificación. Sin embargo, lo que Konashenkov dijo suena verdadero, a pesar de que el Kremlin, como siempre, no revela todo lo que ha hallado.

En contraste con las amplias declaraciones hechas por los políticos ucranianos, por hora, sobre «las numerosas víctimas, el heroísmo del ejército y las ciudades liberadas de ‘el agresor’ «, la información proveniente de los militares rusos se mide cuidadosamente. Los informes diarios de Igor Konashenkov se limitan a solo cinco minutos por la mañana y otros cinco en la noche. No fue hasta hace muy poco que los reporteros rusos llegaron al área de combate, pero en números muy limitado y brindan poca información fresca sobre lo que está pasando allí. Mientras que el ejército ruso está avanzando de manera lenta pero cada vez más profunda en territorio ucraniano, Kiev está tratando de destruirlo en Internet. En cuanto a las declaraciones hechas por los representantes militares rusos, se puede confiar simplemente porque al final del día se confirman.

En su informe diario sobre la intervención, el general Konashenkov dijo que el ejército ruso había hallado una orden escrita emitida por la Guardia Nacional del Comandante de Ucrania, Coronel General Nikolai Balan, para preparar una ofensiva militar contra las Repúblicas Populares del Donbass en marzo de 2022. Añadió que el documento secreto había caído en manos de los militares rusos después de tomar la sede de la 4ta brigada operativa de la Guardia Nacional Ucraniana. Konashenkov también confirmó la autenticidad de la orden, incluida la firma personal de Nikolai Balan.

Es muy poco probable que el ejército ruso publique un documento falso que se pueda refutar fácilmente. Además, los planes de Kiev fueron confirmados indirectamente por muchas personas.

En primer lugar, la ofensiva rusa está dirigida a rodear las fuerzas de los ucranianos en Donetsk, donde hay claramente un alto grado de preparación y concentración de equipos de combate ucranianos. En cambio, las tropas rusas rompieron fácilmente las defensas ucranianas en otros lugares, llegando hasta los suburbios de la capital ucraniana y rodeando la segunda ciudad más grande del país, Kharkov.
¿La pregunta que surge es por qué los ucranianos concentraron una fuerza poderosa cerca de las Repúblicas del Donbass en lugar de bloquear de inmediato todas las direcciones peligrosas -hacia el interior del país- para obligar a los rusos a luchar en batallas agotadoras a lo largo de la frontera? Por lo tanto, parece que el ejército ucraniano estaba realmente preparándose para atacar a las Repúblicas Populares.

Además, la facilidad con la que las fuerzas rusas lograron pasar a través del estrecho de Crimea, muestran que la ofensiva planificada de Kiev en el Donbass, aparentemente, tenía la esperanza de que Rusia sólo se involucrara en el conflicto del Donbass, donde sufriría grandes pérdidas.

Otra pregunta es cuándo exactamente los rusos obtuvieron pruebas directas del plan de Ucrania para invadir las Repúblicas Populares. El nivel de preparación en combate del ejército ucraniano es muy alto, lo que significa que eran plenamente capaces de garantizar la protección física de documentos secretos que deben ser destruidos siempre que haya ningún riesgo de que puedan caer en las manos del enemigo. Sin embargo, el problema es que el ejército ucraniano por un lado, es altamente corrupto [podrían haber vendido la información] y por otro, muchos oficiales simpatizan en secreto con Rusia [podrían haber pasado la información por convencimiento]. Por lo tanto, una copia de la principal directiva secreta podría haber llegado a las manos de la inteligencia militar rusa ya el 23 de enero, solo un día después de su firma, y ​​todo este tiempo simplemente la han tenido [los rusos] esperando el momento adecuado para enseñarla. Como resultado, se suponía que Donetsk, se convertiría en el escenario de las batallas más feroces, pero finalmente, han sido en Mariupol y Kharkov/Jarkov.

La gran pregunta ahora es cómo Kiev va a refutar la autenticidad de una orden superior secreta que acaba de mostrar Moscú. Aunque quienes están detrás de lo que las autoridades ucranianas dicen o hacen, suelen ignorar cualquier evidencia que los deje en entredicho. Sin embargo, aquellos que buscan entender qué es lo que está sucediendo tienen muchas preguntas pendientes para Zelensky y su equipo, preguntas que éstos no tienen prisa por responder.