UCRANIA – RUSIA – EEUU: Posibles tratos entre bastidores

¿Se está preparando un trato detrás de la escena?

EDITORIAL THE SAKER

Tengo que admitir que cuando escuché que Estados Unidos no tiene intención de dar a Rusia nada por escrito, comencé a preguntarme si incluso tenía sentido que Lavrov volara a Ginebra. Sin embargo, Lavrov pensó lo contrario y voló a la ciudad suiza.

¿Cuál ha sido el resultado? Estados Unidos quiere otra semana para preparar una respuesta por escrito. Bien, eso es un tipo de resultado y considerando lo que está en juego, esperar otra semana es bueno.

Francamente, los rusos son muy conscientes de dos cosas:

1) Los diplomáticos y expertos de los Estados Unidos son, en el mejor de los casos, aficionados sin conocimientos
2) La fiesta de la guerra está en un plena burbuja histérica

Así que decidieron darle a Biden otra semana. Como un maestro que acepta dar a un estudiante particularmente tonto unos días adicionales para hacer los deberes.

¿Hay algo más? Hay esto: ¿Recuerdan las palabras bastante extrañas de Biden sobre una «incursión menor»? (Desde entonces, tanto Biden como Blinken han declarado que Biden fue mal entendido).

El viernes 21, McFaul -el ex embajador de EEUU en Rusia entre 2012 y 2014- , un verdadero rusofóbico delirante, dijo que si los soldados rusos llegan tan lejos como hasta Kiev, esto desencadenaría una respuesta a gran escala de los Estados Unidos y sus aliados.

Es crucial tener en cuenta que:

1) Rusia no quiere ni tiene ninguna razón para invadir un país en fallida: los intelectuales ucranianos ya se han ido (la mayoría de ellos a Rusia, y los de menor cualificación están refugiados limpiando baños en la UE); con sus vastas tierras desindustrializadas; sus muchos neo-nazis y cero recursos naturales (ya lo vendieron todo). De hecho, la mayoría de los rusos se opone categóricamente a cualquier intervención de este tipo.

2) Lo único que podría obligar a Rusia a usar sus fuerzas terrestres sería una invasión ucraniana exitosa (y bastante improbable) a las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. Rusia actualmente tiene las fuerzas necesarias para un contraataque, pero sus fuerzas no tienen el tamaño necesario para ocupar Ucrania.

3) Rusia tiene los medios para neutralizar a los militares ucranianos utilizando sólo armas de enfrentamiento (misiles o bombas lanzados desde la distancia suficiente para evadir el fuego defensivo del objetivo). Los expertos militares rusos creen que tal operación tomaría una semana o incluso menos.

En otras palabras, la idea de una operación de tierra rusa para tomar Kiev es absolutamente un disparate sin sentido. Lo mismo se puede decir de la idea idiota, de que «Rusia debe invadir en febrero antes de que el suelo congelado se convierta en un lodazal» (las fuerzas terrestres rusas no tienen problemas para operar o luchar en un lodazal, o cualquier otro escenario natural entre -50C y + 50C). Ese es exactamente el tipo de tonterías que dicen personajes como el ex embajador McFaul, pero el hecho de que las diga no significa que no tenga acceso a lo que está pasando detrás de la escena (Blinken no es más inteligente, y está a cargo de toda la diplomacia de EEUU).

Entonces, ¿quién les da estas ideas extrañas? Primero Biden habla de una «incursión menor». Luego el ex embajador McFaul habla de «soldados rusos en Kiev».

Puede haber tres posibles explicaciones para eso:

1) La Administración de Biden está haciendo una operación a lo «April Glaspie» en Rusia (N. de la E.: Glaspie fue embajadora en Irak hacia el fin del período en que EEUU apoyaba a Sadam): Dígales a los rusos que Estados Unidos hará poco o nada, siempre y cuando Rusia sólo libere algunas áreas (presumiblemente en el este y/o sur de Ucrania) sólo para luego tomar eso como un pretexto y declarar algún tipo de guerra (probablemente no militar, pero sí política y económica con seguridad).

2) La Administración de Biden realmente está tratando de deshacerse de la maleta ucraniana y quiere romperla en Estados sucesores más pequeños, mucho más manejables.

3) La Administración Biden está lista para dejar que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk se separen y se amparen bajo la protección de Rusia. Oficialmente, por supuesto, EEUU nunca estará de acuerdo con eso, pero podrían presentarlo como un problema que ellos no han creado,y tampoco podían resolver solos (o posiciones diplomáticas en líneas similares).

Ahora, como siempre, hay una gran diferencia entre «posible» y «probable». Las explicaciones anteriores son sólo «posibles» explicaciones para las cosas extrañas que dicen Biden y McFaul.

También me apresuro a agregar que no creo que Rusia acepte ningún término de este tipo porque sólo se refiere a Ucrania y no a un nuevo orden mundial basado en un marco de seguridad internacional, que es realmente en pos de lo que van los rusos. Y estamos hablando de garantías verificables, vinculantes, de seguridad, no de escritos, y menos aún de promesas verbales.

Sin embargo, si estas propuestas se realizan como una parte de un paquete de ideas mucho más amplio, entonces valdría la pena al menos considerando.

Tengo que decirles que creo que Estados Unidos -y posiblemente la UE- ya han perdido, al menos parcialmente, el control de Ucrania.

Una agenda de la CIA, otra del Pentágono, otra del Departamento de Estado…

Cuando el presidente de EEUU es débil -y todos ellos desde Bush padre lo han sido), las diversas ramas del gobierno y de la Administración comienzan a hacer lo suyo, teniendo una política exterior semi-oficial propia: una de la CIA, otra del Pentágono, otra del Departamento de Estado.
Lo mismo se aplica a las colonias de los Estados Unidos: cuando el amo colonial es débil y está en crisis profunda, las colonias comienzan a sentir que pueden actuar más independientemente. Por ejemplo, la pandilla de los tres Estados Bálticos más Polonia, ahora están configurando claramente la agenda en la UE, y los viejos Estados europeos como Alemania y Francia se han convertido en casi irrelevantes.

En resumen, no parece probable que una gran respuesta se esté trabajando detrás de la escena. Pero encuentro posible que así sea. En todo caso, lo descubriremos pronto, en una semana o menos, de acuerdo al tiempo que han pedido los estadounidenses.

Mientras tanto, los ucranianos están concentrando una fuerza muy grande en toda la línea de contacto. Si usan esa fuerza para atacar realmente, los rusos la destruirán en 24 horas o menos. Por cierto, desde un punto de vista puramente estadounidense, que los rusos eliminaran a los nazis ucranianos, no sería un mal resultado, ya que se desharían de la carga de unos personajes verdaderamente dementes y desagradables.

¿Recuerdan los rumores sobre Rusia evacuando su personal diplomático de Kiev? Resulta que no es Rusia, sino las representaciones de EEUU y la UE las que están siendo evacuadas (al menos parcialmente).

Mientras tanto, Stoltenberg quiere que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN, y muchos países de la UE están enviando (pequeñas) fuerzas a diversas ubicaciones en Europa del Este. Lo peor de todos, es que los Estados bálticos ahora están enviando Stinger Manpads (Sistema de defensa aérea portátil) a los ucranianos. Sabiendo cuántos yihadistas y neonazis hay en el país, esto es absolutamente, totalmente, irresponsable. Sin embargo, lo están haciendo.