CORONAVIRUS: La nueva variante que infecta a Europa surgió en España

De «virus chino» a «virus español»

Algunos medios españoles aún se refieren al SARS-CoV-2 como «virus chino», siguiendo la línea marcada por EEUU, y en contra de lo que pidió la OMS desde el primer momento. Por su parte, la mayoría de los medios occidentales cuando informan de la pandemia de coronavirus agregan la nada inocente coletilla de «originada en la ciudad china de Wuhan».

Ahora veremos si serán consecuentes y llamarán «virus español» a la mutación que se originó en los meses de verano en España y que es la protagonista de la segunda ola de coronavirus en Europa.

La mutación surgida en España, turistas mediante, se extendió por casi toda Europa, y llegó hasta las antípodas, en Nueva Zelanda. Así lo han determinado los análisis realizados por la Universidad de Basilea, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y el consorcio español SeqCovid-Spain. El estudio, realizado por científicos suizos y españoles, se publicó el pasado jueves en la revista MedRxiv.

La variante se observó por primera vez en España en junio y ha estado presente en frecuencias superiores al 40% desde julio, según el estudio

La mutación ha sido denominada por los científicos «20A.EU1», y está presente en el 80 % de las muestras de España, en un 90 % de las del Reino Unido; y entre el 30-40% de las muestras analizadas en Suiza y Países Bajos. También se ha encontrado en muestras de Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Letonia, Noruega y Suecia, e incluso en Hong Kong o Nueva Zelanda. Además, es una mutación exitosa. Dicen los autores del estudio que casi ninguna de las numerosas mutaciones del coronavirus SARS-CoV-2 que circulan en Europa, «se han extendido de forma tan exitosa y se han vuelto tan prevalentes» como la que se originó en España durante los meses estivales y desde allí se expandió por Europa y otras regiones.

«Mostramos que esta variante se exportó desde España a otros países europeos en múltiples ocasiones y que gran parte de la diversidad de este clúster presente en España se observa en toda Europa«, dicen los autores de la investigación

¿Tratarán ahora los medios corporativos a España, por el surgimiento de esta mutación del SARS-CoV-2 en su territorio, como trataron a China por la emergencia del nuevo coronavirus? Durante la primera ola, los medios españoles informaron ampliamente sobre las demandas contra China por el surgimiento del nuevo coronavirus, una idea surgida en EEUU. Los catedráticos de derecho pontificaron sobre las posibilidades de llevar a China incluso ante el Tribunal Penal Internacional por la pandemia, por la gestión de la misma o -en el colmo del ridículo- por la falta de equipos de protección personal para los sanitarios, porque China «los acaparó» (!). Este último supuesto, precisamente, fue el motivo que alegó una organización de sanitarios estadounidenses en su demanda contra China.

En el mes de abril, Missouri (un Estado del Medio Oeste de EEUU) demandó al Gobierno de Pekín, al Partido Comunista Chino y a funcionarios e instituciones de ese país por su actuación ante el coronavirus. El fiscal general de Missouri sostiene -en un escrito al que sólo faltaba acusar a China de la creación de los murciélagos algo sorprendente: que las autoridades de ese país «hicieron poco para contener la propagación» del virus. El fiscal se basó en lo que informaba The New York Times. Por su parte, una firma de abogados de Las Vegas demandó a China por «negligencia y responsabilidad severa por realizar actividades ultrapeligrosas» (no aclaran a qué se refieren). En mayo ya eran 9 las demandas presentadas en EEUU contra China, alegando que «no hicieron nada» (!) para detener la propagación del virus.

Si China «no hizo nada» para detener la propagación del virus, ¿qué habría que decir entonces de España, o de Italia? La estrategia de Europa para desviar la atención sobre su pésima gestión de la pandemia es mirar la paja en el ojo ajeno, cuando hay una viga en el suyo. Los medios siembran la idea en el público de que «no puede ser que China haya controlado la pandemia» y «seguramente están ocultando información».

La realidad es que Europa, otra vez , es el epicentro mundial de la pandemia: el 46% de los nuevos casos ocurren en el continente, y el protagonista, es una mutación exitosa surgida en España y «exportada a otros países europeos en múltiples ocasiones».