BOLSONARO Y EL CORONAVIRUS: El presidente de Brasil sabe que habrá miles de muertos en 15 días

Jair Bolsonaro recibe informes de Abin, la agencia de inteligencia del gobierno federal. El más reciente de ellos dice que se espera que 5.571 brasileños mueran por COVID- 19, para el 6 de abril, es decir, en dos semanas.

Los servicios de inteligencia informan a Bolsonaro que pueden morir mas de 5 mil brasileños en 15 días


RAFAEL MORO MARTINS – LEANDRO DEMORI / THE INTERCEPT

A pesar de las declaraciones en las que trata de minimizar la gravedad de la nueva epidemia de coronavirus, Jair Bolsonaro recibe informes de Abin, la agencia de inteligencia del gobierno federal, que aclaran el impacto de la enfermedad en Brasil. El más reciente de estos informes dice que se espera que 5.571 brasileños mueran por COVID- 19, para el 6 de abril, es decir, en dos semanas.

Intercept tuvo acceso a los informes de Abin, clasificados como confidenciales y también enviados a agentes del gobierno estatal. Los informes hacen aún más evidente el desprecio del Presidente de la República por la población: a pesar de que se le informa sobre cuántas personas pueden morir, Bolsonaro continúa ignorando la emergencia. Este martes por la noche, despreciaba la ciencia y la prensa antes de pedir el fin de las medidas de confinamiento.

Los informes de la agencia son claros al enfatizar la necesidad de medidas de contención como la cuarentena, medidas que Bolsonaro, empresarios aliados y asesores del presidente ignoran o incluso critican. «Corea del Sur, Irán y China lograron cambiar la dirección de la curva, probablemente después de la adopción de medidas de contención», evalúa Abin en el documento más reciente, concluido a las 10:10 pm del lunes 23. La agencia está dirigida por el ministro Augusto Heleno, de la Oficina de Seguridad Institucional, una de las víctimas del coronavirus después del viaje del presidente a los Estados Unidos hace unos días.

En Brasil, alcaldes y gobernadores se hicieron cargo de la crisis. Muchos han instituido la cuarentena a pesar de lo que piensa el gobierno federal.

«China logró una disminución en la tasa de crecimiento de los contagios aproximadamente 10-15 días después de la adopción de medidas de contención, incluido el bloqueo -cierre de la entrada y salida de personas- en municipios y ciudades. Después de ese período, el número de casos nuevos dejó de crecer a la misma velocidad y el número de casos activos comenzó a disminuir debido a la mejora de los pacientes mayores», informa la agencia federal.

El documento también deja en claro que «la tasa de mortalidad en Brasil sigue siendo baja en comparación con otros países y con los datos de la Organización Mundial de la Salud», pero «es importante tener en cuenta que el país está al comienzo de la epidemia».

Colapso de las UCI en 15 días


Abin preparó una proyección de la demanda de camas en las UCI en dos semanas si la curva de la epidemia en Brasil es similar a la de Irán, Italia y China. En este caso, Abin estima que 10.385 camas, o el 17.4% de las casi 60 mil disponibles en el país, serán ocupadas por pacientes con casos graves de covid-19.

El análisis, dice la agencia, no puede ser más exacto, porque «el Ministerio de Salud publica datos sobre casos confirmados y muertes por COVID-19, lo que no permite proyecciones más precisas sobre el crecimiento de casos en el país».

Si el porcentaje parece pequeño cuando se observa el promedio nacional, la impresión cambia al analizar la situación de los Estados más afectados por la enfermedad. En Ceará, Distrito Federal, Santa Catarina y Acre, los casos graves de infección por coronavirus requerirían el 46.3%, el 44.5%, el 30.6% y el 30.4% de las camas de la UCI, respectivamente. En sólo dos semanas.

A pesar de concentrar la mayoría de los casos hasta ahora, y la tendencia de permanecer en esa posición, São Paulo llegaría al 6 de abril con el 25% de las plazas en la UCI ocupadas por pacientes covid-19. Esto se debe al hecho de que ese Estado tiene la mejor red de hospitales del país.

Hay otros datos de la encuesta en sí que agravan el carácter sombrío del análisis: la tasa de ocupación actual de las UCI, según informó el Ministerio de Salud a Abin, es de entre un 80% y 90%. Quiere decir que el gobierno federal sabe que en dos semanas, habrá escasez de lugares de cuidados intensivos en el país.

Más de 5.000 muertos y 200.000 casos

La misma curva de progresión, la de China, Italia e Irán, se utiliza para proyectar la mortalidad por la enfermedad en dos semanas. Si el coronavirus se propaga en Brasil con la misma velocidad con la que se propagó por China, Italia e Irán, Brasil llegará al 6 de abril con 5.571 muertos y 207.435 casos de la enfermedad.

Abin también describe un segundo escenario, menos sombrío, pero también menos probable. En este caso, la epidemia en Brasil crecería a las mismas tasas observadas en Francia y Alemania, países cuyos líderes tomaron medidas duras contra el coronavirus, en lugar de menospreciarlo y actuar para interrumpir las iniciativas de los gobernadores y alcaldes.

Aún así, llegaríamos al 6 de abril con el covid-19 matando a 2.062 personas.

Una advertencia importante: las proyecciones de Abin se hacen a diario y se basan en cifras publicadas por el Ministerio de Salud y en comparaciones con las curvas de progreso de la epidemia en otros países. Por lo tanto, pueden variar ampliamente de un día a otro. En el análisis del 22 de marzo, por ejemplo, la agencia proyectó 8.621 muertes para el 5 de abril si el covid-19 avanzara aquí a un ritmo similar al de Italia, casi un 60% más de lo que pronosticó el día siguiente.

Quiere decir que los números están lejos de ser definitivos. Pero todos enfatizan la gravedad de la situación, que el presidente y su núcleo duro insisten en relativizar.
Y aún hay otro punto a considerar

Un curva más baja que Italia y Estados Unidos. Pero …

En un tercer documento, también enviado ayer, Abin compara las trayectorias de la epidemia en Italia, Estados Unidos y Brasil desde el día en que los tres países llegaron a 150 casos. En Brasil, el lunes 23, ya habían pasado 10 días desde que se alcanzó esta marca, con 1.891 casos notificados al Ministerio de Salud. A modo de comparación, diez días después de alcanzar la marca de 150 pacientes confirmados, Italia y EEUU , respectivamente, alcanzaron los 2.502 y 2.247 casos.

Pero hay que hacer algunas advertencias. Fue exactamente diez días después de llegar a los 150 casos confirmados, que EEUU masificó la realización de pruebas, como muestra este informe, en inglés. Así, 19 días después de la marca de 150 casos, el país ya tenía 33.546 pacientes diagnosticados, más del doble que Italia en el momento de la epidemia (15.113).

Las pruebas masivas fueron esenciales para que Corea del Sur pudiera detener el progreso del coronavirus y reducir el número de muertes. En Brasil, el Ministerio de Salud anunció el sábado 21 la compra de 5 millones de pruebas. Pero llegarán a los hospitales y centros de salud el día 30, es decir, un mes después de que Brasil haya registrado sus primeros 150 casos.

Hasta entonces, la situación ya puede estar fuera de control. Como en Italia