ALEMANIA- POBREZA: Datos oficiales muestran una grieta social profunda y cronificada

Armutsquoten 2018 (in %) - Ranking nach Bundesländern
Ranking de pobreza en cada Estado Federado

Se acaban de conocer las cifras sobre pobreza en Alemania según datos de 2018 de la Oficina Federal de Estadística del Microcenso. El microcenso es una encuesta anual de carácter obligatorio, que se realiza desde 1957, al 1% de todos los hogares en Alemania, y alcanza a unos 380.000 domicilios y unas 820.000 personas. El microcenso contiene datos estructurales sobre la población: información detallada sobre antecedentes migratorios, relaciones familiares, empleo, ingresos, nivel de escolarización y formación profesional. Cada cuatro años se recopila información adicional sobre estado de salud, seguro médico, estado de la vivienda y seguros de jubilación.

Con estos datos, la Deutscher Paritätischer Wohlfahrtsverband, (Asociación Alemana para el Bienestar general), una organización humanitaria que existe desde 1924, ha presentado el Informe sobre la pobreza 2019. Del Informe se desprende que la pobreza en toda Alemania disminuyó poco, 0.3 puntos porcentuales, entre 2017 y 2018 (del 15,8 al 15,5), aumentó en algunas regiones y se cronificó en otras.

Los datos revelan que se ha roto el marco referencial de que la pobreza en Alemania es principalmente un problema que afecta a los residentes de origen extranjero. Si bien, los inmigrantes siguen estando en el grupo de riesgo, también lo están los alemanes desempleados, los trabajadores precarios, las familias monoparentales, los menores y las personas con una baja cualificación profesional. En estos grupos se encuentran tasas de pobreza del 30 al 57%.

Los niños siguen estando en alto riesgo de pobreza en Alemania. Uno de cada cinco menores vivió en 2018 en un hogar materialmente desfavorecido. En la ciudad-Estado de Bremen, el 28% de los niños están afectados por carencias sociales.

La edad también conlleva un riesgo creciente de empobrecimiento. En 2018, el 29% de los adultos pobres eran jubilados o personas con pensiones por discapacidad. «La pobreza entre los pensionistas ha aumentado en un 33% en la última década, un crecimiento mayor que en cualquier otro grupo», advirtió la Asociación. Incluso, un trabajo no protege contra condiciones precarias, porque el 32% de los afectados por la pobreza, había estado empleado recientemente.

La grieta que divide Alemania en cuatro

Titelbild Armutsbericht 2019
Las cuatro «Alemanias» según la tasa de pobreza


Treinta años después de la caída del Muro de Berlín, la grieta de la pobreza ya no divide simplemente el este y el oeste. Alemania es un país socialmente muy irregular entre Estados federados y entre regiones.

Hoy Alemania se divide en cuatro según la distribución de la pobreza: 1) el sur rico con una tasa de pobreza del 11.8%, por debajo de la media general ; 2) el este de Alemania con un 17,5%; 3) Renania del Norte-Westfalia, al oeste del país, con sus 18 millones de habitantes y una tasa de pobreza del 18,1% por ciento, y 4) otras regiones de Alemania Occidental con una tasa de pobreza común del 15,9%.

Resultado de imagen de cuenca del ruhr
Cuenca minera del Ruhr, dentro del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia

Renania del Norte-Westfalia no sólo tiene la tasa de pobreza más alta entre las regiones grandes, sino que también muestra el peor desarrollo comparativo en diez años. Esto se debe en gran parte al extraordinario desarrollo de la pobreza en el área del Ruhr, la conurbación más grande de Alemania con 5.8 millones de habitantes, y con una tasa de pobreza del 21.1 %. La región del Ruhr -conocida como cuenca minera del Ruhr- comprende once ciudades situadas sobre el tramo final del río del mismo nombre. Sus minas de carbón, y la producción de hierro y acero, la convirtieron en una región codiciada por sus vecinos franceses, desde la revolución industrial. Tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, franceses y belgas la ocuparon militarmente en los años 20, ya que Alemania no podía hacer frente a los 33.000 millones de dólares que le impusieron los vencedores como indemnizaciones de guerra. Tras la Segunda Guerra Mundial, los aliados pusieron bajo vigilancia internacional la producción de hierro y acero de la región. La comisión internacional cesó cuando se creó la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, precursora de la actual UE. La región del Ruhr es considerada la mayor región industrial de Europa, y también exhibe un índice crónico de pobreza.

Sin voluntad política, el crecimiento económico por si mismo no frena la pobreza

El informe alemán señala que la pobreza no desaparece simplemente con un desarrollo económico bueno o incluso muy bueno, y explican que se observa que el desarrollo económico y la pobreza siguen tendencias divergentes: la riqueza ha aumentado durante el período de tiempo más largo y el número de pobres ha crecido de manera constante.

Incluso sin contar a los refugiados que llegan a Alemania desde 2015, la tasa de pobreza habría disminuido sólo ligeramente en los últimos años de muy buen desarrollo económico.

Los autores del informe consideran que las políticas gubernamentales han fracasado en términos de combatir la pobreza, ya que señalan que el Estado de bienestar debe garantizar que, a medida que aumenta la prosperidad, ésta debe llegar a todos. Según las recomendaciones de la UE, disponer del 60% del ingreso promedio del país, es el requisito financiero mínimo para asegurar un nivel mínimo de igualdad de ingresos, recursos y oportunidades. La pobreza ha sido la tendencia ascendente desde 2006, aunque no faltan declaraciones políticas sobre la intención de combatirla, y de hecho -señala el informe- se han iniciado una gran cantidad de reformas pequeñas, pero obviamente no son suficientes, ya no digamos para abolirla, sino para reducirla.

Un plan maestro -dice el informe- para erradicar la pobreza también debería tener en cuenta las políticas de empleo, de vivienda, de jubilaciones, de seguridad social, salud, familia, educación y participación. Sería muy complejo y multifacético y habría mucha resistencia política, advierten.

Los autores del informe elaboraron una serie de puntos de actuación para frenar el crecimiento de la pobreza, como la subida inmediata de la ayuda media a los desempleados; la creación de una comisión independiente para redefinir el nivel mínimo de subsistencia, especialmente cuando hay menores en la familia; introducción de subsidios a los jubilados y la introducción de pensiones mínimas suficientes para los futuros jubilados; creación de un sistema básico de seguridad social de acuerdo a las necesidades y en función de los ingresos; y creación de un derecho legal a la participación ciudadana en la Ley de bienestar infantil y juvenil; aumento del salario mínimo legal a 13 euros/hora; atención médica gratuita no sólo para los desempleados sino también para las personas con bajos ingresos; reestructuración del seguro médico mediante la supresión o reducción significativa de la contribución del paciente.

Anuncio publicitario